Revista de prensa

'El País' contra Esperanza Aguirre, "la gata Flora"

Jabois firma el texto del mote: "Si se la metes, chilla y si se la sacas, llora". Tambien en el diario de Prisa que la Fiscalía Anticorrupción investiga un contrato de la asesoría que fundara Montoro. Amenaza "yihadista".

11 min
Pablo Planas
Lunes, 16.03.2015 11:43

Según todos los periódicos, el próximo fin de semana se juega el Barça-Madrid, conocido como "el clásico" ya que antes del partido los altavoces del estadio amenizan a los espectadores con una selección de piezas de Mozart, Schubert, Berlioz, Chopin y Las Cuatro Estaciones de Vivaldi en versión resumida.

También se le llama el clásico por los comentarios tipo "otra vez el clásico partido del siglo" seguido de un profundo bostezo. Tomás Cuesta recuerda que Di Stefano certificó la muerte del fútbol cuando entró el primer secador de pelo en un vestuario de balompedistas. Si don Alfredo viera ahora las cejas depiladas de Cristiano, el corte de pelo de Bale o las hechuras danzarinas de Neymar diría que no sólo ha muerto el fútbol, sino que estamos a un paso del fin de los tiempos, en el último capítulo del libro de las Revelaciones o el Apocalipsis de San Juan.

Barça-Madrid (buf) y elecciones andaluzas el próximo domingo. Así pues, los diarios están con la previa del partido y el calentamiento de la campaña, todo ello aliñado con las salpicaduras de los ventiladores y el dinero negro que huye de la Banca Privada de Andorra (BPA). La noticia más "frizzante" está en la portada de El País y va de que Montoro, Cristobal, tenía un despacho de asesoría fiscal antes de ser ministro de Hacienda. Ahora y según el diario de Prisa, asistimos al dicho del alguacil alguacil alguacilado. Firman J. M. Irujo, J. A. Hernández: "La Fiscalía Anticorrupción investiga por presunta prevaricación un contrato otorgado por la Cámara de Comercio de España a la firma de abogados Equipo Económico, la consultora que en 2006 fundó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que abandonó al retornar a la política. La investigación intenta determinar si la adjudicación vulneró la Ley de Contratos del Estado y cómo y por qué se eligió ese bufete".

Continúa la nota: "Las pesquisas se centran en un contrato firmado en 2012 entre el entonces Consejo Superior de Cámaras de Comercio y este despacho, un conocido lobby madrileño que dirige Ricardo Martínez Rico, secretario de Estado de Hacienda con Montoro durante el Gobierno de José María Aznar. El contrato encargaba redactar un documento orientativo que sirviera como borrador para la nueva ley de cámaras. En el despacho también trabajan como asociados otros colaboradores de Montoro de su época con Aznar".

El diario de Prisa aliña la movida política, el ambiente premunicipal y el contexto electoral con un perfil del osado y aguerrido Manuel Jabois, que entre gracieta y pulpito encebollado se cisca en Esperanza Aguirre: "En la dirección del PP sospechan que Aguirre está desatada. Ha sobrevivido a un accidente de helicóptero, a un cáncer de mama y salió de un hotel de Bombay descalza pisando charcos de sangre tras varios atentados que dejaron 90 muertos; al llegar a Madrid suspiró en calcetines: "Voy a poner una alfombra antideslizante en la bañera". Ha sobrevivido a que su antigua mano derecha, Francisco Granados, esté en la cárcel por liderar una trama corrupta; a uno de sus viceconsejeros, Alberto López Viejo, le piden 22 años de prisión por la Gürtel. Son dos de los varios imputados en los que ha puesto su confianza en una Comunidad que gobernó 10 años y que es pasto de escándalos de espionaje, de organizaciones mafiosas y chantajes que no han impedido que se presente con la única mancha de una trifulca de tráfico. La mejor descripción de Aguirre la hizo en Eldiario.es Manel Fontdevila dibujándola de blanco impoluto sobre un lecho de barro y rodeada de consejeros calados hasta los pies; a la pregunta de cómo lo hace, ella responde: "¿Lo qué?""

Sigue Jabois con el cuchillo entre los dientes: "Y sin embargo, después de todo eso, incluido el rechazo que provoca en Génova su nombre (varios cargos la llaman la gata Flora porque "si se la metes, chilla y si se la sacas, llora" ha sido nombrada candidata por la misma dirección del partido que no la quiere. Elegida por sus enemigos, que se encomiendan a su casticismo, su popularidad en la derecha, el liberalismo caribeño que le ha permitido meter mano en espacios públicos como Telemadrid y Bankia y esa especie de baraka que le llevó a ganar, en el colmo de la supervivencia y de la sospecha, unas elecciones que había perdido".

¿La gata Flora? ¿Liberalismo caribeño? Eso existe. Son los jerarcas venezolanos que tenían la pasta en Andorra, según la portada de El Mundo. En el mismo papel, mucho más ponderado que Jabois se muestra Federico Jiménez Losantos con un análisis centrado en los pactos postelectorales: "A Podemos y a Ciudadanos les convendría madurar en la oposición, pero el hundimiento del bipartidismo, cuyo primer acto será andaluz, no se lo permite. Ambos deberán decidir si pactan con el PSOE, escenificando, de paso, la soledad suicida por la que apuestan Rajoy, Arriola y la Pandi Crush. Pero si Podemos pacta con el PSOE, quedará claro que Iglesias quiere llegar al Poder mediante un Frente Popular de la Corrupción, puro chavismo que deja al PSOE en mera pieza de un proyecto totalitario. Si pacta Ciudadanos, que es un partido reformista, no sería tan escandaloso, pero anularía a Rivera como candidato a la Moncloa con un programa de regeneración democrática. Eso, con el PSOE de Andalucía, es imposible. En realidad, lo que les conviene a todos es que Izquierda Unida sobreviva y reedite el pacto con el PSOE. Díaz se quedaría allí y todos mantendrían sus expectativas, y las nuestras, hasta noviembre. Pero lo dudo".

Periodismo de guerra: En El Mundo, Javier Espinosa continúa con la descripción detallada de su cautiverio a manos del "Estado Islámico", igual que Marc Marginedas en El Periódico. Sadismo sin límites. Marginedas lo cuenta así: "Aquellos guerreros que me retenían desde la media tarde anterior en un puesto avanzado del Estado Islámico para Irak y el Levante en las proximidades de la fortaleza bizantina de Qasr ibn Wardan, cerca de Hama, en el centro de Siria, no guardaban similitud alguna con las 'katibas' (brigadas) que normalmente acogían y guiaban a los periodistas foráneos que se internaban en las zonas de Siria bajo control rebelde. Muchos de ellos eran extranjeros, de otros países árabes o venidos incluso del Cáucaso, parecían mucho mayores que los pipiolos soldados de reemplazo integrados en el Ejército Sirio Libre, estaban mejor alimentados, su destreza con el manejo de armas era a todas luces superior y alternaban hostilidad con amabilidad, intercalando las buenas palabras con admoniciones nada veladas. Imposible establecer con ellos algún vínculo de complicidad".

Espinosa, en El Mundo, escribe: "Para acrecentar nuestra sorpresa, el jefe del recinto nos ofreció chocolatinas, fruta y una opípara comida. Un trato privilegiado que continuó durante las seis jornadas que pasamos recluidos en el subterráneo de un chalet cercano. Allí, un marroquí que se expresaba también en un español muy aceptable, nos deleitó con los mejores platos con los que nos alimentaron nunca en los más de seis meses de cautiverio. "Os voy a hacer una paella. Bueno, una paella con lo que tenemos aquí", nos prometió el segundo día. A las 24 horas apareció con una enorme cacerola de arroz con pollo y verduras. El paramilitar era otro sujeto singular. Decía haber trabajado como cocinero en Cataluña y en el norte de España. "Un día el rey vino a comer a la zona de esquí donde trabajaba", nos explicó. Mantenía una amabilidad exquisita. Casi parecía excusarse por tenernos secuestrados. Sus propios compañeros nos preguntaron por qué estábamos allí. "Yo soy americano", respondió Peter. "Americano ¿Y?", le replicó uno de los pistoleros que hablaba inglés. "Pues ya sabes, siempre se piensa que los americanos son espías", aseveró el estadounidense. "¡Pero esas son ideas de la vieja escuela!¡Aquí tenemos americanos combatiendo con nosotros!", protestó el militante".

Eso fue al principio: "Después nos desnudaron -se quedaron hasta con los calzoncillos-, nos vistieron con su "uniforme" naranja y nos asignaron números. "¡A partir de ahora todo el mundo se identificará tan sólo con su número!". La aparición del trío acrecentó el giro dramático que había sufrido nuestro secuestro. Desde el primer instante se significaron por su estilo despiadado.

-"Tu, español, ¿como te llamas?".

-"Soy el número 43", respondí.

-"¡Soy el número 43, señor!¡Quiero escuchar señor, siempre hablareis así!¿De acuerdo?".

-"¡Sí señor!".

-"¡Más alto, más alto!"

-"¡¡¡Sí señor!!!".

Nos dijeron que cuando ellos entraran en la habitación debíamos arrodillarnos, ponernos cara a la pared y colocar las manos en alto, pegadas al muro."¿Tú de dónde eres?", le preguntó uno a Peter. Nada más escuchar la palabra "americano" comenzó a darle patadas. Le golpeó tan fuerte que lo lanzó contra mi. "¿Americano? ¡Te odio!", chillaba mientras seguía pateándole.Yo tampoco me salvé. Se me ocurrió volver la cabeza para preguntarle algo y me respondió con un rodillazo en las costillas. El dolor me hizo encorvarme. "¡No se te ocurra agacharte! ¡Erguido! ¡vuelve a poner las manos en la pared!", bramó el radical embozado. Al tercer día en la nueva penitenciaría, los radicales nos mezclaron por primera vez con otros reos occidentales".

Eso pasaba en el desierto. Aquí y según la portada de La Razón, los últimos "yihadistas" muestran una gran ambición asesina: "El líder de la céluya yihadista: 'Felipe (VI) sabrá lo que es sufrir cuando sus hijas estén bajo los escombros'" es el titular principal. Firma Ricardo Coarasa: "Siete de los ocho supuestos yihadistas detenidos el pasado viernes en distintos municipios de Barcelona, Gerona, Ávila y Ciudad Real están desde ayer en la cárcel. Tras tomarles declaración, el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez acordó su ingreso en prisión por integrar una célula islamista dedicada a difundir las proclamas terroristas del Estado Islámico (EI) y a captar nuevos acólitos para la organización criminal. El magistrado les imputa los delitos de integración en organización terrorista, enaltecimiento del terrorismo, difusión pública de consignas terroristas y, en su caso, el de captación, adoctrinamiento, adiestramiento y formación terrorista".

Sigue la información: "Al supuesto líder de la célula, la Policía le intervino un documento manuscrito que incluye amenazas a Felipe VI y su familia. Según confirmaron fuentes jurídicas, el texto hace referencia, entre otras cosas, a que «Felipe de España sabrá lo que es el sufrimiento cuando sus dos hijas estén bajo los escombros». El supuesto yihadista admitió al magistrado que el documento era suyo, pero explicó que lo encontró en Google y se limitó a traducirlo, una versión a la que no dan crédito fuentes de la investigación. «El texto es muy desagradable y trasluce la radicalización de estas personas», añaden".

16 de marzo, santoral: Santos Heriberto, Patriarca Abraham, Juan Sordi, Julián de Anazarbo y santa Eusebia.