Ya desestimó otro de la Cámara autonómica

El TC rechaza el recurso de la Generalidad al impuesto del Gobierno a los depósitos bancarios

El Alto Tribunal ya se ha pronunciado cuatro veces sobre esta cuestión, siempre a favor del Ejecutivo.

3 min
Redacción
Jueves, 26.03.2015 18:20

Nuevo aval del Tribunal Constitucional (TC) al impuesto a nivel nacional a los depósitos bancarios, que aprobó el Gobierno en 2013. Y no es el primero. Ni la primera batalla que pierde el Gobierno autonómico y los partidos nacionalistas en el Alto Tribunal. De hecho, es la cuarta.

El TC ha desestimado este jueves el recurso que interpuso la Generalidad al tributo nacional a los depósitos bancarios. El Ejecutivo autonómico que preside Artur Mas había alegado que el impuesto vulneraba competencias autonómicas, pero los magistrados del Alto Tribunal han considerado lo contrario.

Además, y también contra lo que argumentaba la Generalidad, el TC precisa que el Gobierno actuó correctamente al crear el tributo no con una ley específica, sino a través de una enmienda a una ley ya en tramitación.

Cuatro batallas perdidas

Esta es la cuarta batalla que pierden la Generalidad y los partidos nacionalistas catalanes en el TC en relación a este impuesto. La contienda se inició a finales de 2012 -justo tras las elecciones autonómicas, y como parte del inminente acuerdo entre CiU y ERC- cuando el Ejecutivo autonómico aprobó por sorpresa un impuesto a los depósitos bancarios análogo al que estaba preparando el Gobierno.

La respuesta del Ejecutivo fue sacar adelante su impuesto -inicialmente, a tipo 0, aunque lo subió al 0,03% a partir de 2014- y recurrir el autonómico ante el TC, argumentado doble imposición -gravar con dos impuestos diferentes el mismo concepto-, y que una ley nacional debe prevalecer ante una autonómica. El TC aceptó a trámite el recurso en enero de 2013, lo que supuso la suspensión cautelar automática del tributo autonómico. Pero levantó la suspensión poco después.

Al levantarse la suspensión, el tributo de la Generalidad volvía a estar en vigor. Y el Gobierno autonómico aprovechó para aprobar la ley que lo desarrolla, con unos tipos superiores al del impuesto estatal, de entre el 0,3% y el 0,5%. La respuesta del Gobierno fue recurrir esta ley ante el TC, que volvió a suspenderla cautelarmente, ya en enero de este año.

Por parte de los partidos nacionalistas también hubo movimientos ante el TC. El Parlamento autonómico presentó un recurso ante el Alto Tribunal contra el impuesto estatal. Un recurso que fue igualmente desestimado en febrero, al apreciar los magistrados que no se vulneraron competencias, y que el tributo del Gobierno, aun a tipo 0, no era una "simulación de impuesto", ya que los impuestos "pueden perseguir otros fines, distintos al de allegar fondos a la Hacienda Pública".

 Se da el caso de que la resolución del TC de hoy llega justo el día en que el Gobierno ha hecho públicas las cifras del reparto a las Comunidades Autónomas del primer año de recaudación del impuesto. A la Generalidad le han correspondido 32 millones, siendo la segunda administración autonómica más beneficiada, tras la Comunidad de Madrid, con 66 millones