Fracasa la campaña de descrédito de CDC, UDC, ERC e ICV contra SCC en Europa

El Parlamento Europeo rechaza contundentemente las acusaciones lanzadas por los eurodiputados nacionalistas e independentistas contra SCC, que trataban de vincular a la entidad contraria a la secesión de Cataluña con organizaciones extremistas.

4 min
Representantes de SCC recogen en Bruselas el Premio Ciudadano Europeo 2014 concedido por el Parlamento Europeo
Redacción
Domingo, 15.03.2015 15:50

La vicepresidenta del Parlamento Europeo Sylvie Guillaume (Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas) ha ratificado la ideoneidad de otorgar el Premio Ciudadano Europeo 2014 a Sociedad Civil Catalana (SCC).

Así se ha posicionado en una respuesta enviada a los eurodiputados de CDC, UDC, ERC e ICV, quienes habían protestado por la concesión del galardón a SCC acusándola de tener "vínculos con la extrema derecha española" y de promover "ideas extremistas y xenófobas".

La réplica de Guillaume -a la que ha tenido acceso CRÓNICA GLOBAL- ha sido contundente: "Yo misma he pedido aclaraciones respecto de las graves acusaciones que han hecho ustedes contra esta organización. Hasta la fecha, sin embargo, todas han sido rebatidas".

La campaña contra SCC se activa nada más concederles el premio

La campaña descrédito de las formaciones independentistas y nacionalistas contra SCC se puso en marcha en noviembre pasado, nada más conocerse que esta organización -contraria a la secesión de Cataluña- había sido elegida junto a otras 46 de 19 países de toda Europa para ser galardonada con el Premio Ciudadano Europeo 2014.

El premio -otorgado por el Parlamento Europeo- destaca la labor de entidades o ciudadanos "que demuestren un compromiso excepcional con el fomento de una mejor comprensión y una más sólida integración entre los pueblos", destacando "los valores de la hospitalidad, la solidaridad y la tolerancia en la promoción de la paz y de la prosperidad".

SCC se impuso a la ANC

Cabe destacar que la candidatura de SCC se impuso a la de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que fue descartada durante el proceso de selección del premio. Y que la entidad no nacionalista no ha dejado de recibir felicitaciones de numerosos políticos de todo el espectro ideológico y de destacadas personalidades.

Los eurodiputados de ERC (Ernest Margall y Josep Maria Terricabras) se apresuraron a enviar un carta a Guillaume -que presidió el jurado que falló el premio- protestando por otogar ese reconocimiento a SCC, y acusando a la entidad de estar cercana a "partidos explícitamente neo nazis". La vicepresidenta rechazó tales acusaciones.

El Parlamento Europeo rechaza las acusaciones de CDC, UDC, ERC e ICV

Casi tres meses después, a finales de febrero, coincidiendo con el acto de entrega del premio en Bruselas, los eurodiputados de CDC (Ramon Tremosa), ERC (Ernest Maragall y Josep Maria Terricabras), UDC (Francesc Gambús) e ICV (Ernest Urtasun) enviaron una segunda carta a la Cancillería del Premio Ciudadano Europeo.

En esta ocasión la protesta por conceder el galardón a SCC fue más enérgica, y acusaban a la entidad presidida por Josep Ramon Bosch de tener "vínculos con la extrema derecha española" y con organizaciones que promueven "ideas extremistas y xenófobas". Todas las acusaciones fueron rechazadas por SCC.

Ahora se ha conocido la respuesta de Guillaume, quien recuerda que la candidatura de SCC ha sido aprobada tras pasar dos filtros: un jurado español y uno comunitario. Y destaca que "todas" las "graves acusaciones" de los eurodiputados nacionalistas e independentistas contra SCC han sido "rebatidas".

Enésimo fracaso de los eurodiputados nacionalistas

A pesar de la negativa, ICV ha continudado con su campaña contra SCC, aunque esta vez a través del Parlamento autonómico de Cataluña. Además, ha trascendido que la semana pasada los eurodiputados de ERC rechazaron reunirse con SCC para aclarar lo ocurrido. En un mail enviado a SCC, Maragall y Terricabas se reafirman en sus acusaciones a la entidad y concluyen su respuesta de la siguiente forma:

"Como nosotros damos por aclarado su malentendido, también creemos que es suficiente con este mensaje y que no hace falta que usted tenga la molestia de tenerse que desplazar a Bruselas para reunirse con nosotros".

Este episodio se suma a otros en los que los eurodiputados nacionalistas e independentistas han quedado en evidencia en el Parlamento Europeo, como el fracaso de las maniobras de Tremosa (CDC) para evitar que UPyD y C's se integrasen en el Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), o el reciente desmarque de ERC e ICV evitando condenar la persecución de la oposición en Venezuela.

Comentar