Revista de prensa

Francesc Homs, el hombre que se creía Eddy Merckx

El portavoz de Mas ha sido visto en mallas ajustadas a bordo de una bicicleta entre Barcelona y Taradell, según revela La Vanguardia. Duran y el paquebote británico torpedeado por los submarinos alemanes.

11 min
Pablo Planas
Viernes, 13.03.2015 11:24

¿Recuerdan a Juan José Ibarretxe? El domingo es su cumpleaños. Cosecha del 57. De Llodio, donde los aceros. Ibarretxe, el del plan, fue lehendakari entre 1999 y 2009 y puso al Estado del revés con la propuesta de que el País Vasco se convirtiera en "Estado Libre Asociado", como Puerto Rico, para que Juan Carlos I fuera el rey de todos los españoles más los vascos. La cosa no prosperó, pero momentos hubo en los que Ibarretxe salió hasta en el New York Times.

Llegar a lehendakari resultó lo de menos. El gran mérito de Ibarretxe fue aprender vasco en un mes para instalarse en Ajuria Enea. De su perseverancia decía Rodrigo Rato que era titánica, que Ibarretxe disponía de una vejiga de hierro y que era capaz de seguir negociando el concierto mientras el Real Madrid se jugaba el pase a cuartos por la tele contra el Paris Saint Germain o el Manchester United. A Ibarretxe le iba más el ciclismo. De joven presentaba sobrepeso natural, pero a base de tesón, fuerza de voluntad y pedales se le quedó la figura de Bahamontes, la encarnadura afilada de los grandes escaladores. Ya con cuarenta años, Ibarretxe se subía el Angliru, que es un puerto de categoría especial, a la manera de Indurain en el Mortirolo o el Mont Ventoux, sin levantarse del sillín. Una auténtica proeza. Si Ibarretxe se hubiera dedicado al ciclismo habría sido un campeonísimo, como Perico Delgado por lo menos.

El ciclismo, como todos los deportes, tiene lesiones que le son propias, tendinitis, elongaciones y, ya disculparán, complicaciones recurrentes en la zona perianal en forma de fístulas y abcesos. Gajes del oficio, dicen los esforzados de la ruta, a los que no les gusta hablar demasiado del tema.

Valga la introducción para recomendar prudencia al consejero portavoz Francesc Homs, a quien según La Vanguardia (La mirilla de la página 2), le gusta el pedaleo en su versión ortodoxa. Dice así el diario: "La semana pasada, Francesc Homs participó en el consejo nacional de Convergència en el World Trade Center de Barcelona. Acabada la reunión, Homs se atavió para la ocasión, echó mano de la bicicleta que había transportado en coche y volvió a casa dando pedaladas. Más de 78 kilómetros desde Barcelona hasta su residencia en Taradell, con tramos más o menos urbanos hasta superar Mollet del Vallès y con etapas de montaña como el monasterio de Sant Miquel del Fai".

No hay testimonios gráficos de Homs embutido en traje de ciclista, que es de una "lycra" que se ajusta al cuerpo para favorecer la aerodinámica del esfuerzo. La Volta a Catalunya se merece una contrarreloj Barcelona-Taradell, o una clásica. La distancia es perfecta y con la dificultad añadida de las rampas de Sant Miquel. Homs de ciclista... Suena a Evo Morales de delantero centro. Increíble pero real. Morales juega cuando le da la gana en el Sport Boys y por lo que gana una ficha equivalente a 250 dólares al mes. Homs de ciclista...Y por qué no de luchador de "pressing catch" a la mexicana, vuelve El Rayo Estelado de Jalisco.

Si se pueden quitar de la cabeza la imagen del portavoz de gobierno con el maillot de rey de la montaña (¿se habrá depilado las piernas Homs?), la política depara la reposición de "Divorcio en CiU (Esta vez va en serio) IV".

Josep Gisbert ejecuta la crónica del particular sin salir de La Vanguardia: "Ni un mes ha durado la paz en la casa de CiU. El 16 de febrero la dirección de la federación cerraba la crisis por la votación diferenciada entre CDC y UDC en el Congreso sobre el pacto antiyihadista suscrito por PP y PSOE y el 12 de marzo ha vuelto a estallar el conflicto. Esta vez la gota que ha colmado el vaso han sido declaraciones, ayer, de los alcaldes de Mataró y Figueres, ambos de CDC, cuestionando, como entonces, el papel de Josep Antoni Duran Lleida, que han concitado la reacción en tromba de la cúpula de UDC".

Y conrinúa: "Una UDC profundamente molesta por las críticas a su líder, pero también por lo que considera “injerencias inadmisibles” a su “soberanía” para decidir la hoja de ruta con vistas a la cita electoral del 27 de septiembre. Y una nueva crisis que daba pie incluso a un comunicado conjunto de los diputados y senadores del partido en el Congreso de los Diputados y el Senado en apoyo de Josep Antoni Duran Lleida, en el que “lamentan profundamente y consideramos gravísimas las reiteradas declaraciones de cuadros de CDC que cuestionen el papel del portavoz de CiU en Madrid”".

Duran está al mando de un paquebote británico torpedeado sin piedad por los submarinos alemanes, cuyos proyectiles han abierto un boquete del tamaño de una consulta interna en Unió después de las municipales para saber si la militancia es independentista o sólo cuando pierde el Barça. La deslealtad de Convergència es tal que no se cortan ni un pelo a la hora de pedir la testa romana del inquilino del Palace. Por si acaso, Duran ya ha inscrito un nuevo partido, "Construïm", una "mena" de Podemos de centro.

Los periódicos abundan también en las guerras cartaginesas de Madrid. En El País, por ejemplo, es portada el uso discrecional de las tarjetas negras por parte de parte del sindicalismo. Escribe Fernando J. Pérez: "El sindicato UGT financió parte de sus gastos de acción laboral en Caja Madrid con la tarjeta opaca al fisco que recibió un representante de los trabajadores que se sentaba en la comisión de control de la entidad. Así lo reconoció ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu el propio sindicalista, Rafael Eduardo Torres, imputado en el caso de las tarjetas black de Caja Madrid. Con este medio de pago, ajeno al control de la Agencia Tributaria, Torres realizó abonos por valor de 79.076 euros entre enero de 2003 y marzo de 2007".

Prosigue: "De esta cantidad, un total de 29.212 euros corresponden a gastos en una imprenta del centro de Madrid donde se confeccionan pancartas y octavillas. Tanto Torres como el propio sindicato defendieron ayer, a través de un comunicado, la legalidad de esta actuación. No obstante, UGT anunció que “devolverá el dinero que el juez Andreu estime necesario” si se demuestra que el sindicato cometió “alguna ilegalidad” con estos pagos. El sindicato UGT defendió ayer la legalidad de financiar parte de sus gastos de acción social en Caja Madrid con las tarjetas opacas de la propia entidad. Rafael Eduardo Torres, miembro de la comisión de control de la firma entre enero de 2003 y diciembre de 2006 a propuesta de la central sindical, reconoció ayer ante el juez Fernando Andreu que los 79.076 euros que figuran cargados en su tarjeta black se utilizaron para cubrir gastos como cartelería, pancartas o viajes para delegados del sindicato.

Los principales cargos —un total de 29.212 euros— se realizaron en la empresa Inversiones y Servicios Insersa, razón social de la imprenta Serviprint, ubicada en el centro de Madrid y especializada en cartelería de gran formato. Otro gasto principal —un total de 11.489 euros en 11 ocasiones— se produjo en el Hotel Sancho, un establecimiento de tres estrellas sito en el paseo de las Delicias de la capital. La central sindical defendió en un comunicado la actuación de su antiguo dirigente y aseguró que los gastos obedecían "a la Destaca" en el diario Abc el artículo de Carlos Herrera sobre la fuga de Plazaola: "Ay estos jueces. El Trío Prodigioso que forman Ramón Sáez Valcárcel, Manuela Fernández Prado y Javier Martínez Lázaro, con abultado historial de decisiones a lo Bolinaga –entiéndase poner en libertad, ante cualquier duda, a asesinos convictos– es el causante de este nuevo pasaje bochornoso de la Justicia española. Alberto Plazaola fue puesto en libertad junto a Santi Potros mediante una decisión deliberadamente exprés de la Sección Primera de la Audiencia Nacional formada por estos tres fenómenos- A sabiendas de que la maquinaria legal se estaba desarrollando para impedir la aplicación de un acuerdo europeo según el cual se podía descontar de la condena a efectos de acumulación el tiempo pasado en prisión en otro país, aunque fuera por causas penales distintas, el trío de oro desdijo la habitual lentitud de la justicia para sacar como fuera de la cárcel a estos dos históricos asesinos. Y salieron".

Continúa Herrera: "Como parecía de cajón, prosperaron recursos y el Supremo ordenó de nuevo su ingreso en su sitio natural, entre barrotes. Pero cuando el Alto Tribunal tomó la decisión, un infernal y accidentado procedimiento administrativo impidió ejecutar la orden de forma inmediata, con lo que el tal Plazaola dispuso de cinco horas para organizar su desaparición de la escena. Cinco horas de retraso entre decisión y ejecución son suficientes, siempre que medie un soplo, para que cualquiera se volatilice. No es la primera vez que eso ocurre. Decisiones vergonzosas unidas a errores de procedimiento generan consecuencias tan sumamente lamentables e injustas".

En La Razón, la fotografía es para Pablo Iglesias, "que le echa una mano a Maduro" con su eurovoto en contra de sancionar y condenar la brutal represión de Maduro. También explican que Podemos y Bildu organizaron un encuentro en Las Landas que se frustró porque Errejón temió que les vigilaran. Lo cuenta J. M. Zuloaga: "Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, durante una reciente visita de Íñigo Errejón al País Vasco y Navarra se le habría propuesto la celebración de la citada reunión semiclandestina, que tendría lugar en algún punto de la región de Las Landas, una región al suroeste de Francia.Por los datos que las citadas fuentes han aportado a este periódico, se trataba de evitar por todos los medios que esa «cumbre», en la que iban a participar destacados dirigentes de ambas formaciones, fuera detectada por alguien y llegara a conocimiento de los medios de comunicación".

Sigue: "De momento, tal y como adelantó LA RAZÓN, la posición oficial es de enfrentamiento político entre ambas formaciones, que se disputan un mismo electorado que se decanta cada día más por el partido de Pablo Iglesias. Después de muchos años de mensajes monocordes de la izquierda abertzale sobre autodeterminación, amnistía y poco menos que toma del poder, Podemos ofrece mensajes más atractivos y creíbles para la ciudadanía vasca. La propuesta que se le habría hecho llegar a Errejón, a través de Oskar Matute, líder de Alternatiba, uno de los partidos que conforman Sortu, es la de trasladarle a algún punto de Las Landas en el que ya estarían los dirigentes de la izquierda abertzale Rufino Echevarría y Hasier Arraiz. A la sesión se sumaría el propio Pablo Iglesias, que se trasladaría desde Bruselas, donde ejerce de eurodiputado". Plazabea y Pikaola serían los convidados de piedra.

13 de marzo, Santoral del Abc: "Santos Cristina de Persia, Ansovino, Eldrado, Pientio, Ramiro y compañeros mártires y Sabino de Egipto".