Joan Ferran denuncia la "dejación de funciones de la izquierda" en Cataluña y la asunción de las tesis nacionalistas

El ex dirigente socialista advierte de que "en el momento en que sustituyes los temas sociales por los identitarios, estás cogiendo el lenguaje y los conceptos del adversario y estás negando tu discurso, y cuando eso se impone colectivamente, estás muerto políticamente".

4 min
Joaquim Coll, Joan Ferran y Francesc Moreno
Alejandro Tercero
Jueves, 26.03.2015 17:24

El ex dirigente del PSC Joan Ferran ha denunciado este miércoles la "dejación de funciones de la izquierda" en Cataluña y la asunción de las tesis nacionalistas durante los últimos años.

"En el momento en que sustituyes los temas sociales por los identitarios, estás cogiendo el lenguaje y los conceptos del adversario y estás negando tu discurso, y cuando eso se impone colectivamente, estás muerto políticamente", ha señalado durante la presentación de su último libro, 'Esperando a Noé. Entre el diluvio y la independencia' (Ediciones La Lluvia), en la sede de Sociedad Civil Catalana (SCC).

A Companyon: "¡Si Trotsky levantara la cabeza inventaba un gulag para ti solo!"

"Cuando veo a un ex trotskista como David Companyon [de ICV-EUiA] que ahora es más nacionalista que CiU aunque viene del pensamiento internacionalista más radical, pienso: ¡si Trotsky levantara la cabeza inventaba un gulag para ti solo!", ha ironizado para ilustrar su tesis.

Y ha recordado que Avancem, una de las escisiones del PSC que criticaban al partido por ser poco de izquierdas, ha acabado pactando con CiU en Gerona y con ERC -a los que tildaban de "pequeños burgueses radicalizados"- en otros municipios.

Con la independencia "no habrá gripe, no habrá almorranas"

Para Ferran, estas "conversiones mentales rápidas" para "justificar el soberanismo de forma burda" -que también han protagonizado "los escribas a sueldo"- es como adoptar "la fe, el dogma y la religión".

El ex dirigente socialista ha explicado que esta deriva de la izquierda catalana ha supuesto el abandono del debate sobre los temas sociales y la desaparición de las protestas sociales, y se ha impuesto el discurso de que "todo se solucionará el día que seamos independientes porque será el paraíso, tendremos muchos ingresos, lo solventaremos todo, no habrá gripe, no habrá almorranas, no habrá nada porque todo estará solucionado".

Se está rompiendo la cohesión social

Ferran ha criticado duramente la campaña de descrédito lanzada por ICV contra SCC, tildándola de "canallada". "Hay quien necesita bañarse cada día con agua bendita, hay gente que para resolver problemas internos han de hacer un examen público de su supuesto nacionalismo, su supuesta entrega a la causa de la patria", ha indicado.

El ex diputado autonómico del PSC también ha cargado contra la estrategia de intensificación del nacionalismo que en los últimos años se ha venido implementando desde la Generalidad, y que es capaz de utilizar la Guerra de Sucesión como "una justificación del presente". Esta estrategia le parece una "irresponsabilidad": "No están ponderando las consecuencias: se está rompiendo la cohesión social".

Alerta de la "violencia verbal, gestual, visual y de coacción"

En ese sentido, Ferran ha denunciado que "en la sociedad" catalana ya se está registrando "violencia, no física, pero sí verbal, gestual, visual y de coacción".

"Afortunadamente, ni lo que están haciendo lo hacen bien. Imaginaos que un día tuviesen las riendas del poder: harían un ejército catalán, como quiere el señor Sellarès, y seguramente le declararíamos la guerra a Andorra para anexionarla", ha ironizado, antes de tildar de "kafkiano" el hecho de encontrarse un día en la televisión autonómica "un debate sobre si Cataluña ha de tener ejército propio o no".

"El fracaso de unas estrategias oportunistas"

Ferran ha estado acompañado por Joaquim Coll, vicepresidente primero de SCC, y Francesc Moreno, vocal de la entidad y presidente del Consejo Editorial de CRÓNICA GLOBAL. Coll ha destacado el paralelismo entre la Guerra de Sucesión y el momento actual: "El fracaso de unas estrategias oportunistas se convierte en un absurdo instante de obcecación, y luego se intenta justficar el oportunismo fallido exagerando agravios".

Por su parte, Moreno ha criticado la tendencia del nacionalismo a "abrazar nuevas fes", tal y como describió George Orwell. Y ha puesto como ejemplo el caso del dirigente de ICV Jaume Bosch, quien recientemente ha acusado a SCC de ser de extrema derecha. "Pasar de un totalitarismo de un tipo ideológico [como el comunista] a un totalitarismo nacionalista es una transición fácil. Si miramos de quiénes se nutre el Frente Nacional en Francia podremos comprobar que las líneas de conexión son muy estrechas", ha explicado.

Comentar