La Comisión de Cultura del Ayuntamiento reprueba a Trias por la falta de guarderías

Con los votos a favor del PSC, PP e ICV-EUiA, la Comisión ha censurado al equipo que lidera Xavier Trias por no haber planificado, construido ni puesto en marcha ningún nuevo centro durante este mandato.

2 min
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en el Saló de Cent del Ayuntamiento
Redacción
Miércoles, 18.03.2015 10:07

La Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona ha reprobado este martes al Gobierno municipal por su política sobre guarderías, a petición de ICV-EUiA.

Con los votos a favor del PSC, PP e ICV-EUiA, la Comisión ha censurado al equipo que lidera Xavier Trias por no haber planificado, construido ni puesto en marcha ningún nuevo centro durante este mandato.

El portavoz de ICV-EUiA, Ricard Gomà, ha asegurado que "las decisiones de este mandato chocan con las que realmente se deberían haber tomado", y ha afeado al concejal de Educación, Gerard Ardanuy, que hayan aumentado las plazas pero no los centros, lo que supone más alumnos por guardería.

El PSC ha criticado que el Ejecutivo de Trias no haya planificado un nuevo mapa de guarderías, aunque su portavoz, Carmen Andrés, ha celebrado que se haya incrementado las plazas de titularidad pública, a pesar de que “haya sido a última hora".

La concejal del PP Belén Pajares ha criticado que la falta de oferta de principio de mandato no justifica la actuación del Ejecutivo, y ha reprochado al PSC e ICV-EUiA que critiquen la externalización de la gestión de algunos centros: "A los padres no les importa quién es el propietario del edificio sino tener un servicio de calidad”.

UpB se abstiene

El partido liderado por Jordi Portabella, UpB, se ha abstenido, mientras que CiU lo ha rechazado. Portabella ha justificado su abstención alegando que las reprobaciones deberían limitarse a casos sobre delitos: "Reprobación es una palabra gorda y para reprobar hace falta que pase algo gordo".

CiU, como era previsible, ha rechazado la petición. No obstante, su rechazo y la abstención de UpB no han sido suficientes para aprobar la petición ecosocialista sobre la falta de guarderías.