La Generalidad pide a Europa que presione al Gobierno para hacer un referéndum "antes de que sea demasiado tarde"

La Secretaría de Asuntos Exteriores autonómica envía un memorándum a las principales embajadas apelando al victimismo para tratar de buscar aliados para el plan de Mas. Acusa al Estado español de llevar a cabo "maniobras legales" para "bloquear las aspiraciones de independencia" de Cataluña. Y vende las autonómicas del 27S como "un plebiscito" secesionista porque es "la única forma que queda" para celebrar un referéndum.

4 min
Memorándum enviado por la Secretaría de Asuntos Exteriores de la Generalidad a las principales embajadas
Redacción
Miércoles, 4.03.2015 13:31

La Generalidad sigue tratando de internacionalizar su proyecto secesionista con el objetivo de encontrar aliados externos, aunque, de momento, no parece tener demasiado éxito.

El último de los pasos dados en este sentido es un memorándum enviado por la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la UE a las principales embajadas en el que la Generalidad pide a los países europeos que presionen al Gobierno español para que permita la celebración de un referéndum para la independencia de Cataluña.

"Maniobras legales" para "bloquear las aspiraciones de independencia"

El texto, redactado en inglés y utilizando un tono victimista, denuncia que el Estado español ha puesto todo tipo de impedimentos para facilitar una consulta independentista, como demuestra la última sentencia del Tribunal Constitucional que declara ilegal la parte fundamental de la Ley de Consultas y la convocatoria del 9N.

"La decisión del Tribunal es el último de una serie de intentos del Estado español para bloquear las aspiraciones de independencia de Cataluña mediante maniobras legales", señala el referéndum del negociado que dirige el polémico Roger Albinyana.

"La única forma que queda" es hacer del 27S "un plebiscito" independentista

El texto continúa indicando que "Cataluña" pretende que el Estado permita celebrar un referéndum independentista vinculante "como el Reino Unido hizo con Escocia". Y recoge las palabras del presidente de la Generalidad, Artur Mas, señalando que "la única forma que queda para consultar al pueblo catalán son las elecciones", para justificar que el 27S se presente como "un plebiscito sobre la independencia".

En ese sentido, presenta al Ejecutivo autonómico como un actor que "todavía espera llegar a un acuerdo con Madrid" para celebrar un referéndum.

Apela a "la democracia y la libertad política"

Finalmente, el memorándum pide ayuda a los países europeos apelando a la "democracia":

"El rechazo del Gobierno español a negociar [un referéndum secesionista] sigue siendo absoluto, y las perspectivas de una reconciliación parecen escasas. Es el momento de que los países europeos que valoran la democracia y la libertad política insten a España a negociar con Cataluña antes de que sea demasiado tarde".

SCC critica el memorándum

Desde Sociedad Civil Catalana (SCC) han rechazado este referéndum, advirtiendo de que "la capacidad de decidir cualquier cambio que afecte a la integridad territorial de España corresponde a todos los ciudadanos españoles y no sólo a una parte", y subrayando que "las regiones españolas sólo tienen autonomía, nada más".

En declaraciones a CRÓNICA GLOBAL, la responsable de Internacional de SCC, Susana Beltrán, ha señalado que "la vía de pedir ayuda a la comunidad internacional con el argumento de que España se cierra en banda al proceso secesionista ofende a muchos ciudadanos de Cataluña y del resto de España". "La democracia no se puede entender sin el respeto al estado de derecho y a los derechos y libertades de todos los ciudadanos. Estos valores también son reconocidos por igual en la Unión Europea aunque la Generalidad intencionadamente lo obvie", ha añadido.

Beltrán también ha recordado que SCC ya comunicó a los consulados la tergiversación que la Generalidad estaba haciendo del 27S: "Son unas elecciones regionales como cualquier otra. El carácter plebiscitario de dichas elecciones sólo es asumido por los partidos políticos claramente partidarios de la secesión. Que el Gobierno de la Generalidad se refiera a dichas elecciones en clave secesionista sólo demuestra: que es un gobierno que ya no representa al conjunto de los ciudadanos de Cataluña y que ha olvidado el principio de neutralidad. Además, denota una grave irresponsabilidad política y pone en peligro los derechos y libertades de los ciudadanos que no están de acuerdo con el proceso secesionista".

El director de Diplocat tilda a SCC de "fascistoide"

La posición y el activismo de SCC -recientemente galardonada con el Premio Ciudadano Europeo 2014- parece que no está sentando nada bien en el Ejecutivo autonómico de Mas.

Como muestra, basta apuntar la última salida de tono del secretario general de Diplocat, Albert Royo. Este lunes, después de que SCC recogiera una cita del escritor Stefan Zweig en la que califica al nacionalismo como "la peor de todas las pestes" que "envenena la flor de nuestra cultura europea", Royo respondió con un tuit en el que cargaba contra "el nacionalismo español, expansivo y de raíz fascistoide que representa SCC".

Comentar