Los cuatro condenados del PSC piden ser suspendidos de militancia

La portavoz socialista Esther Niubó explica que lo hacen para "no perjudicar al partido". Dice que el PSC les apoyará si recurren al Supremo.

2 min
La portavoz del PSC, Esther Niubó, en rueda de prensa en la sede del partido
Redacción
Lunes, 30.03.2015 18:57

El ex alcalde socialista de Sabadell Manuel Bustos; su hermano y concejal en la ciudad, Francisco Bustos; el ex diputado autonómico y ex secretario de Organización del partido Daniel Fernández, y la alcadesa de Montcada i Reixac, Maria Elena Pérez, condenados los cuatro este lunes en una pieza separada del caso Mercurio, han pedido inmediatamente al PSC ser suspendidos de militancia y han abandonado los cargos que aún ocupaban, según ha explicado la propia formación.

En rueda de prensa, la portavoz del PSC, Esther Niubó, ha explicado que Pérez abandonará su cargo de primera secretaria del PSC en Montcada, y que no repetirá como alcaldable en la población. También ha avanzado que Francisco Bustos dejará de ser concejal en Sabadell.

Manuel Bustos y Daniel Fernández ya no ocupaban ningún cargo orgánico ni de representación. Bustos dimitió como alcalde, y luego como concejal y de los cargos internos en el partido, a raíz de la investigación de la pieza principal del caso Mercurio, en la que es el principal imputado. Fernández dejó su escaño en el Parlamento autonómico cuando se abrió juicio oral contra él, y después de que la Cámara rechazara su petición de suspenderlo de empleo y sueldo.

"Buena voluntad"

Niubó ha asegurado que los cuatro condenados han dado este paso con "buena voluntad", para "no perjudicar al partido" por su sentencia. Una sentencia que el PSC respeta y acata, según ha recalcado la portavoz.

También ha dicho que el partido les apoyará si deciden presentar un recurso ante el Tribunal Supremo. Y que, si lo presentan y el Supremo les da la razón, podrían volver a restablecer su militancia en el partido, aunque este proceso no sería automático, según ha precisado.

Los dos hermanos Bustos y Fernández han sido condenados a un año y cuatro meses de prisión, por un delito de tráfico de influencias, mientras que Pérez ha sido condenada a siete años de inhabilitación para ocupar cargos públicos, por un delito de prevaricación.