Mas: "Recular sería perder la dignidad como pueblo"

El presidente autonómico afirma que aún queda "una gran batalla" por librar: "Tenemos una gran batalla y, o continuamos adelante para defender el proyecto propio de país, o quedamos diluidos en un proyecto que es el del Estado español donde no nos tendrán demasiado en cuenta".

2 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, en la conmemoración del Día Internacional del Holocausto
Redacción
Martes, 31.03.2015 12:05

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ha afirmado este lunes en relación al denominado proceso soberanista que hay que "continuar haciendo camino, luchar para seguir adelante, porque recular implicaría perder la dignidad como pueblo".

Durante un acto de su partido en Puigcedà (Gerona) para dar apoyo al actual alcalde y dirigente de CiU en los próximos comicios electorales, Albert Puñeira, el presidente autonómico ha sostenido que su plan secesionista debe avanzar "pese a los obstáculos que vienen de dentro y de fuera".

"Una gran batalla"

Mas ha hablado de que queda aún "una gran batalla" por librar: "Tenemos una gran batalla y, o continuamos adelante para defender el proyecto propio de país, o quedamos diluidos en un proyecto que es el del Estado español donde no nos tendrán demasiado en cuenta".

El líder nacionalista ha hablado de España como "un adversario muy peligroso dispuesto a utilitzar toda su fuerza" y ha reiterado que la alternativa de "recular" implicaría "perder la capacidad de decisión, la dignidad como pueblo, y esto no es aceptable".

Fracaso de la estrategia inicial

El presidente de la Generalidad ha reconocido que su plan inicial no tuvo éxito, pero ha insistido en seguir luchando: "Aunque no nos haya salido bien con la estrategia inicial, tenemos que continuar haciendo camino, no podemos permitirnos no hacer nada ante un proceso de recentralización contundente como el actual, y hay que luchar para seguir adelante, porque si no luchas no tiras adelante, seguro".

Finalmente, Mas ha considerado que Cataluña se encuentra "en la encrucijada más importante de los últimos 300 años de historia" y ha reprochado que "haya quien no lo tenga tan claro y que parece que mire más de puertas adentro que de puertas afuera" y que "duele la vista verlo".

Comentar