Revista de prensa

Pablo y Tania rompen e irrumpen Podemos y Ciudadanos

Gana el Barça y gana el PSOE en Andalucía. Ciudadanos, de la nada al nueve en dos meses. Podemos destroza a Izquierda Unida. Trias hostiga al "okupa" Alberto Fernández para que se vaya de la Diagonal.

9 min
Pablo Planas
Lunes, 23.03.2015 11:09

El principio de cualquier principio es que el principio es el comienzo del final. Es inexorable y no hay excepción que confirme la regla. La idea del Adiós está contenida en la formulación del Hola, según alumbró Wittgenstein en una trinchera de la Gran Guerra mientras escribía el "Tractatus Logico-Philosophicus". Y dijo el filósofo: "Sobre lo que no podemos hablar debemos guardar silencio".

De lo que sí podemos hablar es de la ruptura de la pareja formada por Tania Sánchez y Pablo Iglesias. Podemos porque lo han anunciado ellos por twitter y por facebook en nota conjunta. Mal hecho. Esa exclusiva vale por lo menos medio millón de euros en "Sálvame o mátame de aburrimiento", "Marcianos, Marcianas y viceversa" o en el programa del Follonero, el señor Jordi Évole, que va destacado en la votación para catalán del año en El Periódico. El principio y el final. Tania y Pablo son cool (de Bruselas él, de Rivas-Vaciamadrid ella). Afirman ambos: "Nos queremos mucho, nos admiramos, nos respetamos; simplemente ya no somos pareja". ¿Simplemente? Eso es imposible.

Debe sonar Amy Winehouse de fondo y ella escribe: "Pablo, el hombre que lo cambió todo y al que más admiro". Él replica, "Tania, la mujer más valiente que conozco". Mientras tanto, cuatrocientos millones de espectadores siguen en todo el mundo el Barça-Madrid y 400.000 politólogos observan atentamente las evoluciones del contaje en las elecciones andaluzas. Lo que es un domingo normal en España: rupturas sentimentales, el partido de fútbol y elecciones en algún lado del vasto imperio autonómico.

¿Cabrá la reconciliación? ¿La política vencerá al amor? ¿Se quieren o ya no? ¿Fue él? ¿Lo ha dejado ella? ¿En qué momento y quién dijo 'tenemos que hablar'? Da pereza sólo de pensarlo. Tenía razón Wittgenstein, mejor hablar de otra cosa.

El fútbol. El día de la marmota, Barça-Madrid. 2-1. Aquí también hay desamor, mucho desamor. Cristiano Ronaldo no es el mismo desde la ruptura con Irina Shayk. Ella, por contra, luce radiante en las fotografías. No debe descartarse en absoluto que Pablo Iglesias y Tania Sánchez caigan en el efecto Irina, una melancolia estéril, una tristeza dominical de pollo rostido frío. Del partido, que jugó mejor el Madrid pero metió más goles el Barça que lidera la tabla clasificatoria de la liga del bostezo y los futbolistas de ceja depilada. Dicen, dicen, dicen que los toros están afeitados, pero lo del fútbol sí que es una milonga. Hay más intensidad en un partido del Martinenc que en la mitad de los de primera división. ¡Y qué vistas las del Guinardó!, donde juega el equipo fundado nada menos que en 1909. El periodista de La Vanguardia Joaquín Luna ha recuperado el género del balompié regional con su reivindicación del Europa, el club escapulado que nació en la calle Sicilia.

En último lugar, lo más importante: las elecciones en Andalucía. Lecturas coincidentes con matices divergentes. Ha ganado Susana Díaz con 47 escaños. Inapelable. Quince escaños, Podemos. Nueve, Ciudadanos. Cinco, Iniciativa y el PP ha perdido 17 y se queda en 33. Esto es lo que hay y a partir de aquí quienes sustentan que el bipartidismo resiste y quienes arguyen que está a las puertas del cementerio. En el batacazo del PP está todo el mundo de acuerdo.

Luis Barbero, en El País, lo cuenta así: "El PSOE ganó las elecciones de ayer en Andalucía, y a su líder y actual presidenta de la Junta, Susana Díaz, los resultados la dejaron a solo ocho escaños de la mayoría absoluta, con casi el 100% escrutado. Díaz, en la primera ocasión en que se presentaba a unas elecciones como cabeza de cartel, calificó su victoria de 'histórica e indiscutible'. El PSOE superó a un PP hundido en sus peores resultados en 20 años tras haber logrado ganar en 2012".

Continúa la pieza: "Se abre ahora un periodo de negociaciones para buscar un Gobierno estable en la Junta, en el que serán decisivas las nuevas fuerzas políticas que han roto el bipartidismo. Podemos, con sus 15 escaños, se apoderó del espacio de IU, que en esta última legislatura gobernó en coalición con el PSOE y que ahora queda como quinta fuerza con solo cinco escaños. Otra sorpresa fue Ciudadanos, una formación de centro sin apenas estructura que logró nueve escaños y puede tener la llave del Gobierno, pues su resultado bien puede ayudar a Díaz a seguir gobernando con comodidad en la comunidad autónoma. Susana Díaz adelantó casi un año las elecciones andaluzas por la 'inestabilidad' del Gobierno de coalición de PSOE e Izquierda Unida. A lo largo de la campaña electoral, la dirigente socialista ha pedido una mayoría amplia para tener un Gobierno fuerte y estable. Las urnas han otorgado a Díaz una victoria clara, pero lejos de la mayoría absoluta, por lo que afronta una legislatura en la que estará obligada a hacer un juego de equilibrios para gobernar. (...) Como auguraban las encuestas, el PP cae de forma estrepitosa y logra 33 diputados, 17 menos que en 2012".

En el Abc, su director, Bieto Rubido, sostiene: "El laberinto andaluz cambia para que todo siga igual. Ciertamente, Andalucía es diferente. Posee una acusada personalidad, que nos sirve como laboratorio de próximas elecciones. Nos permite concluir que Podemos amplifica el eco de Izquierda Unida y que Ciudadanos se convierte en la marca blanca del PP. Pero el bipartidismo se mantiene como una muestra de sociedad avanzada. Cuando las crisis hacen mella de verdad en el cuerpo electoral es cuando se fracciona hasta el paroxismo. Aquí sí tiene hueco la queja. Se encarna en Podemos y Ciudadanos, pero socialistas y populares siguen centrando el debate de España".

Federico Jiménez Losantos tiene otra perspectiva y escribe en El Mundo: "Al final, digan lo que digan, el bipartidismo sale herido de muerte en Andalucía. Me refiero al que considera al PSOE algo más que un partido regionalista andaluz, que es en lo que realmente lo ha dejado Susana Díaz. De lo único que puede presumir es de haber derrotado al PP de Rajoy, que además se ha empeñado en protagonizar él mismo la campaña junto al candidato que Arenas puso en su lugar para que su lugar lo ocupara Nadie. Gracias a la brillante estrategia de Mariano, Arenas, Arriola y la Pandi Crush el PP ha logrado superar ligeramente los resultados de 1990, cuando un 1 de abril Aznar fundó el partido cuya tumba excava febrilmente Rajoy. Pasar en sólo tres años de 50 escaños a 33 es hazaña regional al alcance de muy pocos. Pasar del 46% de votos andaluces en las elecciones generales al 26% en las autonómicas es hazaña al alcance de un hombre providencial llamado Mariano. Providencial para la izquierda, claro, que gracias a él conservó Andalucía tras subir los impuestos el PP y perder medio millón de votos en las últimas elecciones autonómicas y, lo más importante, que puede acariciar con fundamento la victoria en toda España este mismo año".

Y remata: "Pedro Sánchez puede respirar aliviado, pero difícilmente satisfecho, porque Susana, tras vencer a Rajoy, le hará la vida imposible. Y ese será otro de los desastres del PP marianil, porque su debilidad hace aún más débil al canijo PSOE de Sánchez. En las generales, Rivera e Iglesias pueden dejar al bipartidismo, ese cadáver sin enterrar, para el crematorio".

Actualidad local. El todavía alcalde Xavier Trias inauguró ayer la Diagonal. Como lo leen. Hasta ahora se pensaba que la citada avenida se debía a Ildefonso Cerdá, pero se conoce que no, que la inventó Trias. La cuestión es que en un suelto sin firma de La Vanguardia se lee esta sorprendente situación ocurrida ayer domingo, en un día que salió pardo en Barcelona, muy pardo: "El PP montó en un punto estratégico de gran afluencia de barceloneses -Diagonal/Rambla Catalunya- un tenderete en el que Alberto Fernández y sus ediles repartieron propaganda. Sólo a ellos se les ocurrió hacerlo. Esta instalación sorprendió al séquito del alcalde Trias y llevó a la Guardia Urbana a pedir al PP los correspondientes permisos. 'Mientras en una hora la Guardia Urbana ha venido dos veces a pedirnos la autorización, que teníamos, Trias no tiene el coraje de enviarla a derribar Can Vies, como es su obligación', se quejó el líder del PP".

Un tenderete del PP. ¡Qué escándalo! Y ninguno de la ANC, ERC, las CUP o las JERC. No se había visto cosa igual desde hace por lo menos veinte años.

23 de marzo, Santoral del Abc: "Santos José Oriol, Gualterio de Pontoise, Otón de Ariano, Fingar o Guignero, Rebeca de Himalaia y Toribio de Mogrovejo". San José Oriol fue un barcelonés doctorado en filosofía y teología que dedicó su vida a la penitencia y el cuidado de los enfermos.