Societat Civil Catalana denuncia ser víctima de una campaña de descrédito promovida desde el independentismo

La entidad critica una iniciativa "insultante" e "injuriosa" impulsada por los sectores más secesionistas de ICV-EUiA en la que les tildan de franquistas y fascistas. Recuerdan el apoyo a su proyecto mostrado por medio centenar de personalidades política y sociales nacionales e internacionales.

4 min
El portavoz del PSC en el Parlamento autonómico de Cataluña, Maurici Lucena, recibe a los vicepresidentes segundo y tercera de Sociedad Civil Catalana, José Rosiñol y Susana Beltrán, respectivamente
Redacción
Martes, 17.03.2015 14:14

Sociedad Civil Catalana (SCC) ha denunciado una campaña de descrédito contra la entidad y contra todos los que no se manifiestan a favor de la secesión, después de que el Parlamento autonómico de Cataluña haya admitido a trámite una propuesta de ICV-EUiA en la que les tildan de franquistas y fascistas.

En concreto, la Mesa de la Cámara autonómica ha aprobado tramitar una petición de ICV-EUiA para que esta proteste ante el Parlamento Europeo por haber concedido a SCC el Premio Ciudadano Europeo 2014, al considerar que esta entidad tiene vínculos con "grupos extremistas".

Aval de personalidades políticas y sociales nacionales e internacionales

Desde SCC han denunciado que esta iniciativa es "insultante" e "injuriosa", y han advertido de que la Mesa está infringiendo el artículo 180 del reglamento parlamentario.

En declaraciones a los medios desde los pasillos del Parlamento autonómico, Joaquim Coll, vicepresidente primero de la entidad, ha recordado que SCC ha recibido el apoyo, tras la entrega del premio, de más de 50 personalidades del ámbito político y social a nivel nacional e internacional, como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; los líderes de UPyD y Ciudadanos, Rosa Díez y Albert Rivera, respectivamente, y escritores como Mario Vargas Llosa o Laura Freixes.

Campaña contra las esteladas en los espacios públicos e instituciones

Coll también ha denunciado "la falta de cultura democrática y la falta de imparcialidad de las instituciones" y, en este sentido, ha exigido a los partidos políticos que tengan "respeto por la neutralidad de las instituciones".

El vicepresidente primero de SCC ha recordado que desde la asociación se llevará a cabo una campaña "para que se retiren las banderas independentistas de los espacios públicos, que deben ser neutrales; no es una guerra de banderas, es la exigencia de la neutralidad de las instituciones".

"Cuando unos partidos imponen un símbolo, esto no puede ser sinónimo de la cultura democrática. No estoy comparando nada con nada de otros tiempos, la primera obligación de los poderes públicos es der imparciales", ha añadido.

"Hasta ahora hemos estado callados"

Por su parte, Susana Beltrán, vicepresidenta tercera de SCC, ha exigido a los diputados autonómicos de ICV-EUiA que "den explicaciones por las gravísimas acusaciones" contra la entidad, una petición que también ha enviado a los eurodiputados de ERC, CDC, UDC e ICV.

Beltrán ha indicado que "hasta ahora hemos estado callados" pero ha advertido de que desde SCC no admitirán más injurias ni insultos y ha apelado a la "responsabilidad" de los diputados autonómicos y comunitarios.

Fracaso de la campaña nacionalista contra SCC en Europa

La vicepresidenta tercera de la entidad ha recordado que la campaña iniciada por los eurodiputados de ERC, CDC, UDC e ICV en el Parlamento Europeo contra la concesión del Premio Ciudadano Europeo 2014 a SCC ha fracasado contundentemente, puesto que la Eurocámara ha ratificado en diversas ocasiones el galardón. "Las acusaciones falsas, por no pensar como uno quiere, tienen un nombre y eso es de ser mezquinos y de actuar de forma barriobajera", ha añadido.

José Rosiñol, vicepresidente segundo de SCC, ha considerado que los ataques que está recibiendo la entidad -entre los que se incluye el del secretario general de Diplocat, Albert Royo, que les tildó de "fascistoides"- se deben a que la asociación "ha roto la espiral del silencio y, ahora, quieren imponernos la espiral de la sospecha".

Reuniones con grupos parlamentarios

Finalmente, SCC ha pedido una reunión con todos los grupos del Parlamento autonómico y con los eurodiputados de los grupos que han realizado las "gravísimas acusaciones". CiU, PSC, PP, ICV-EUiA y Ciudadanos han accedido a reunirse con la entidad; mientras que la CUP ha rechazado la petición y ERC no ha dado respuesta.

Desde la entidad han recordado que los eurodiputados de ERC, Josep Maria Terricabras y Ernest Maragall, han rechazado "dialogar, escuchar y reunirse" con una delegación de SCC para aclarar sus posiciones respecto a este tema.

Comentar