'La Caixa' plantea vender su participación en Repsol

El rotativo también destaca que ante una hipotética secesión de Cataluña, la entidad "tendría que desplazarse para permanecer en la eurozona y mantener el acceso al Banco Central Europeo".

2 min
El presidente de La Caixa, Isidro Fainé
Viernes, 10.04.2015 09:45

La Caixa está valorando vender su participación a Repsol al considerar que "no es estratégica" para su grupo. La entidad bancaria ostenta el 11,7% de acciones en la petrolera y después de veinte años en la compañía -desde su privatización en 1997-, ahora estaría dispuesta a abandonarla y replantear su cartera de participaciones industriales.

En una entrevista al rotativo británico Financial Times, el presidente de la entidad, Isidre Fainé, ha explicado que la participación a Repsol es "un activo sólido y líquido, que suministra ingresos y diversificación", pero que la decisión, si finalmente se lleva a cabo, respondería a otros criterios como el de separar el negocio financiero y las participaciones industriales.

Cabe recordar que la entidad era anteriormente una caja de ahorros y con la reconversión en banco, Caixabank se quedó con la participación de la entidad en Repsol y con el paquete de acciones en Telefónica (5%). Ahora Fainé se plantea la posibilidad de sacar a Bolsa su holding industrial: "Es un proyecto que tengo en la cabeza, pero dependerá de la decisión final del consejo".

La Caixa: el "blanco" de la críticas de los independentistas

El Financial Times afirma que la entidad bancaria como su presidente tienen "una influencia inigualable". Respecto a la situación política que se vive en Cataluña, lo consideran "un asunto problemático para La Caixa" y destacan que "la oposción del señor Fainé a la independencia es bien conocida".

El rotativo considera a la entidad "un blanco de las críticas de los independentistas" y ahonda en la labor de Fainé de ser un puente entre Cataluña y el resto de España. Además, ponen de relieve que en una hipotética secesión de Cataluña, La Caixa "tendría que desplazarse para permanecer en la eurozona y mantener el acceso al Banco Central Europeo".

Finalmente, el mismo Fainé asegura que su única "obligación" con Cataluña es que los clientes no pierdan su dinero: "No tengo obligaciones políticas en Cataluña salvo que los clientes catalanes no pierdan su dinero. Esta es mi única preocupación. Si me dan euros, yo no puedo darles otra cosa. Esto es lo que yo tengo que defender".

Comentar