Socialistas y populares llevan la bandera anti independentista en las comarcas del interior

Los municipios de Castell d’Areny, Gigols, Gisclareny, Quart, Sant Jaume de Frontanyà y Sant Julià de Cerdanyola, pertenecientes al bloque de pueblos de menos de 100 habitantes en los que los partidos deben presentar una lista de tres personas, CiU y ERC no lo han hecho, y el PP sí.

3 min
Toni Bolaños
Martes, 28.04.2015 08:54

Las elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y los partidos engrasan a toda velocidad sus maquinarias electorales. Sin embargo, algunos empecinados en su segura victoria cometen errores de bulto en la presentación de candidaturas. Así, en la comarca del Berguedà, el PP conseguirá multiplicar su representación por seis –ahora sólo tiene un regidor en Berga- porque CiU y ERC han cometido errores en la presentación de sus candidaturas. Los populares sólo necesitarán un voto para que su representante consiga el acta.

Este es el caso de seis municipios del Berguedà: Castell d’Areny, Gigols, Gisclareny, Quart, Sant Jaume de Frontanyà y Sant Julià de Cerdanyola. Estos municipios pertenecen al bloque de pueblos de menos de 100 habitantes en los que los partidos deben presentar una lista de tres personas. CiU y ERC no lo han hecho, y el PP sí. En Gisclareny, CiU ha presentado una candidatura formada por el actual alcalde pero deja dos plazas libres. Una será para la otra candidatura, el PP, si recibe aunque sea solamente un voto. La otra plaza quedará vacante. En Sant Julià de Cerdanyola, municipio de más de 250 habitantes, ERC presenta una lista con cuatro componentes cuando se eligen 5 representantes. La otra lista ha sido presentada por el PP que conseguirá un regidor con un solo voto.

En la comarca, se critica que algunos partidos presenten listas con personas foráneas y ajenas a la realidad municipal. Los candidatos populares no residen en la zona pero presentan listas porque en estos pequeños municipios reciben votos en otras elecciones como las generales y aspiran a recuperarlos en las municipales.

Este es el caso del PSC que presenta a Joan Canongia, diputado en el Congreso, en el municipio de Omellons, en la comarca de Les Garrigues. Los socialistas tuvieron 23 en las generales pero no han conseguido cerrar una lista con ningún vecino del pueblo. El PSC "no está dispuesto a renunciar a este apoyo porque en la política catalana estamos ante una situación política delicada en la que algunos nos quieren llevar por un camino sin salida", afirma Joan Canongia que lidera la lista del PSC y añade "todos los votos cuentan porque incluso en los pequeños pueblos hay catalanes que se oponen a la independencia”. La candidatura de Canongia ha desatado las iras de las fuerzas soberanistas pero el diputado considera “que tiene que dar la voz a los ciudadanos y éstos deben tener la posibilidad de expresar su parecer en las urnas. No se les puede sustraer su libertad de elección".

CiU y ERC tienen la mayoría en las comarcas centrales de Cataluña pero a la vista de estos datos socialistas y populares les han robado la cartera. Los nacionalistas, convencidos de la victoria, han pecado de suficiencia y de confianza y la tortuga ha ganado a la liebre.