Bildu copia la estrategia independentista de CDC y ERC

La izquierda radical vasca elabora una hoja de ruta identica a la de Artur Mas. Entre sus iniciativas se encuentra el impulso de una plataforma a imagen y semejanza de la ANC, para que cumpla con el mismo papel dinamizador que ha desarrollado en Cataluña desde 2011. También preparan un acto simbólico con urnas de cartón en el que se suman todas las fuerzas soberanistas, incluido Podemos.

4 min
EH Bildu
Redacción
Lunes, 13.04.2015 10:58

Bildu, la izquierda radical vasca, ha aprobado una hoja de ruta para obtener la independencia del País Vasco que es "absolutamente identica" a la que ha utilizado el Gobierno autonómico de Artur Mas desde que el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, se opuso a la negociación de un nuevo acuerdo fiscal para Cataluña.

Así ha informado de ello el digital El Confidencial, que añade que la izquierda abertzale no está dispuesta a esperar ver cómo termina el plan de Mas antes de embarcarse en el proyecto secesionista.

Crear una ANC vasca

El rotativo señala que "los parecidos son casi obscenos", como el impulso de una plataforma a imagen y semejanza a la Asamblea Nacional Catalana (ANC), para que cumpla con el mismo papel dinamizador que ha desarrollado en Cataluña desde 2011.

Ese papel recalaría en el colectivo Gure Esku Dago (en castellano, Está en Nuestras Manos). La plataforma nació en junio de 2013 como una supuesta iniciativa de la sociedad civil vasca de expresar su voluntad independentista. En un primer momento, su única finalidad era preparar una iniciativa que, de nuevo, remitía directamente a Cataluña.

El 8 de junio de 2014, Gure Esku Dago organizó una cadena humana para reclamar el derecho a decidir que unió las ciudades de Durango (Vizcaya) y Pamplona, una iniciativa idéntica a la vía catalana que promovió la ANC en septiembre de 2013 para defender la misma causa.

Colocación de urnas gigantes

El próximo 21 de junio, la plataforma de la izquierda abertzale colocará urnas gigantes en las calles de País Vasco y Navarra para que los ciudadanos expresen su voluntad de separarse del resto de España.

La idea tiene que ver con el denominado 'proceso de participación', promovido por CiU y ERC, que se celebró en Cataluña el pasado 9 de noviembre. La plataforma vasca, sin embargo, ha preferido ahorrarse la prohibición del Tribunal Constitucional y organizar directamente un acto de contenido solo simbólico.

Podemos se suma al acto

Las urnas de cartón se confeccionarán con trozos de tela aportados por ciudadanos. La entidad lleva varias semanas buscando adhesiones a la propuesta para tratar de convertirla en un acto mayoritario. De momento, ya ha logrado que formaciones como Podemos se sumen a esa dinámica.

Su hoja de ruta tiene el objetivo de exigir la convocatoria de un referéndum, y es precisamente en este punto donde todas las fuerzas soberanistas encuentran el punto común: el llamado 'derecho a decidir'.

ETA avala el 'derecho a decidir'

La banda terrorista ETA ha avalado la estrategia. En su último comunicado, publicado por Gara el pasado domingo, la organización terrorista ha declarado que no tiene ninguna opción de imponer la independencia por la vía de las armas y apuesta como solución más factible la fórmula del derecho a decidir. "Hay país, hay proyecto y hay una vía", han manifestado.

La vía a la que se refiere la organización terrorista la ha confeccionado Bildu, la coalición en la que se integra también Sortu.

La formación abertzale presentó el pasado mes de enero un documento titulado Euskal Bidea (Vía Vasca, en castellano) que recoge un proceso gradual que debe desencadenar en la "declaración de una Constitución de la República Vasca".

"Nuestra propuesta es realista y parte de un derecho básico como el derecho a decidir y su puesta en práctica. Por eso, nuestra propuesta no sólo está dirigida a quienes se consideran abertzale; queremos compartirla con todas aquellas personas que se consideran demócratas para acordar el camino", expuso Bildu.

Contemplan la secesión unilateral

Si España no escucha el supuesto clamor de la ciudadanía vasca, el objetivo último es la declaración unilateral de independencia. CiU y ERC ya vislumbran ese escenario con la convocatoria de unas elecciones autonómicas plebiscitarias que supuestamente deben finalizar en la autodeterminación de Cataluña en 2017.

La izquierda abertzale permanece ahora a la espera para poder copiar también ese tramo del trayecto.

Comentar