Revista de prensa

Caos en Shangri-La y maniobras conjuntas de PSOE y Podemos

Más de 150 españoles, en paradero desconocido. Iglesias y Junqueras se intercambian los teléfonos en los camerinos de La Sexta. Los chascarrillos de Obama en La Vanguardia y el desconcierto del PP en Abc

12 min
Pablo Planas
Lunes, 27.04.2015 09:31

"Durante la guerra rusojaponesa yo era redactor de un periódico donde se nos pagaba con bastante dificultad. ¿Qué hacer? La huelga era imposible y decidimos recurrir al sabotaje. En todos los telegramas de la guerra que nos mandaban las agencias nosotros le quitábamos un cero a las cifras de los muertos, y así, mientras los demás diarios, a la hora del desayuno, les servían cuatrocientos o quinientos cadáveres a sus lectores, el diario saboteado sólo les servía a los suyos cuarenta o cincuenta. La diferencia era enorme. Toda la prensa nos ganaba en interés y emoción. (...) Muchos suscriptores se borraron, diciendo que carecíamos de amenidad y que éramos unos malos periodistas. 'Habrá que hacer un gran esfuerzo', nos observó un día el propietario. Y entonces nosotros le planteamos nuestras condiciones: pago puntual y moneda de plata o billetes de Banco. El propietario aceptó y, durante varias semanas, en vez de suprimir le añadíamos un cero a toda cifra de muertos. Fue un éxito formidable".

Este párrafo de Julio Camba pertenece al libro recopilatorio de artículos titulado "Sobre casi todo", de 1946.

Nepal. En La Razón afirman que más de 150 españoles están en paradero desconocido. En La Vanguardia apuntan que ya hay 2.500 muertos. A estas horas y según El Mundo digital, el recuento es de más de 3.200 victimas. Se suceden las réplicas, los aludes y los derrumbes. El fin de una nación. Un país increible, según Federico Jiménez Losantos en El Mundo de papel, que visitó Juan Carlos I en lo que el autor define como "buenos viejos tiempos": "Fue aquel un viaje muy largo, a Tailandia y Nepal, lioso y algo sórdido en el primero, de cuya capital Bangkok salimos resacosos y molidos, pero que en Katmandú se convirtió en lo más parecido a una alucinación benéfica. En el aeropuerto de juguete, con dos avionetas y una guardia que parecía diseñada por Kipling, sentimos -supongo que se siente aún- una especie de bienestar oxigenado. Todo era intemporal y literario, coloreado e infantil. Era aún monarca absoluto Birendra, que con su esposa Rana reinaban en aquella mezcla de la Europa del 68 y la India británica, con la clase de la arquitectura china. A los pocos meses fue obligado a convertirse en rey más o menos constitucional -en realidad, presión del factor hindú que rompía el equilibrio con el factor chino- y varios años después un sobrino suyo se subió a una mesa con una ametralladora y se cargó a todos los Birendras y Ranas de la familia, docena y media, acabando luego con su estúpida vida".

Continúa: "Pero entonces aún parecía Shangri-La. Desde el aeropuerto hasta Katmandú doscientos mil nepalíes, con los más variopintos y asombrosos atuendos, nos saludaban. Por la noche, -creo haberlo contado- había una cena de honor a la que sólo se podía entrar con traje de gala. Yo me había hecho por 1.500 pesetas un traje negro en Bangkok y con el lazo de un zapato de Catalina Luca de Tena me fingí de 'smoking' y me colé. A la luz de mil antorchas, con una orquesta que parecía celestial, nunca he visto una fiesta y una gente más delicada, hermosa e inverosímil. Y a la vuelta, el Rey cogió el avión y nos dio una vuelta al Everest. Milagros del Nepal".

La fotografía del terremoto acompaña titulares variopintos sobre las particularidades de la política. En El País, por ejemplo, aventuran el alumbramieto del PSOEMOS, una coalición socialdemista. Firman el texto Anabel Díez y Francesco Manetto: "Los candidatos autonómicos y municipales socialistas se preparan para recibir el apoyo de Podemos que les permita gobernar. En el seno del PSOE recalcan, no obstante, que solo para garantizar la investidura, nunca con idea de formar Gobiernos y ponen como ejemplo el caso de Andalucía. Su estrategia pasa por acudir a la negociación con mayor número de votos que la formación de Iglesias, para que tenga que ser ese partido el que se vea en la tesitura de decidir “si permite que gobierne el PP o que lo haga un socialista”, señala un barón del PSOE. El resultado electoral es vital para los socialistas a fin de determinar quién apoya a quién".

Siguen: "Ambos partidos asumen que deben conocerse para saber cómo jugar sus cartas, aunque por el momento no ha habido encuentros formales. Podemos es consciente de que parte de su futuro político descansa en cómo interactúe con los socialistas. En la cúpula de la dirección se insiste en que su proyecto pasa por estar en posición de formar Gobiernos o condicionarlos tras las elecciones autonómicas y municipales. En este sentido, tanto Pablo Iglesias como el número dos de Podemos, Íñigo Errejón, han dejado claro que no van a “facilitar Gobiernos del PP”. El PSOE y Podemos afrontan las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo con un planteamiento estratégico que, a pesar del choque frontal que buscan trasladar a los electores, les aboca al diálogo e incluso al pacto explícito o tácito para decidir quien gobierna".

De nuevo el cordón sanitario. Iglesias y Junqueras se intercambian los teléfonos en los camerinos de La Sexta, cuenta Àlex Tort en La Vanguardia. Escribe también que Marta Rovira felicita a Junqueras por utilizar camisa blanca en televisión. Sin salir del diario de Godó, Francesc-Marc Álvaro alecciona al presidente de la Generalidad y anuncia el tal vez de una lista única para las generales. La historia interminable: "Mas se equivocó cuando introdujo dudas sobre la convocatoria del 27-S, a pesar de tener razón al denunciar la actitud del socio republicano. Porque la fecha de los comicios no es un asunto únicamente entre CiU y ERC sino un compromiso con toda la ciudadanía y, sobre todo, con la gente que se ha movilizado para poder votar sobre el futuro del país. Especular tácticamente con la fecha de unas plebiscitarias sólo alimenta la confusión y no es congruente con la determinación demostrada por el mismo president. Además, es clarísimo que un aplazamiento electoral pasaría factura a Mas. El patinazo del líder de CiU es equivalente al de Junqueras cuando, el mes pasado, dejó caer que dudaba de que el president sacara adelante el 27-S. Ahora bien, a pesar de las desconfianzas, hay dirigentes de ERC que no descartan que, llegado el momento, pueda hacerse una lista unitaria soberanista para las elecciones generales españolas. Se ve que entonces ya no valdrá el gran argumento según el cual “por separado, el soberanismo llega a más gente”".

En el Ara descubren al sustituto de Carme Forcadell. Se trata de Jordi Sànchez, adjunto al Síndico de Agravios, un histórico de la Crida de Colom, el paleoindependentismo de los ochenta que amenazaba a los comercios rotulados en castellano, los mismos que vetaron a Tip y Coll, que ya no pudieron volver a actuar en Barcelona. Hay que ser carcamal carcamal y ahí estaban Colom y Sànchez. Pues que de la regalía de adjunto a Ribó le mandan a hacer puñetas a la Meridiana, a no ser que mantenga el chollo dels greuges.

Raúl del Pozo dispone de información de primera superior y de un contacto en Miami que se lo sopla todo: "Carme Chacón tiene un hijo -Miguel, Miquel-, que va al colegio en Miami y en una fiesta de niños su madre descubrió que cuando sonó el himno americano Miquel puso la mano en el corazón y se quedó firme. Es el niño que desfiló nonato delante de las tropas españolas cuando Carme era ministra de Defensa. Unos años después se cuadró ante la bandera de las estrellas. Ese suceso y otros desgarramientos le han hecho a Carme llegar a la conclusión de que en España los mecanismos de unión y hermandad no se han activado. Compran camisetas del Barça o del Real Madrid, no del árbitro (PSC). Ciudadanos es un hijo del PSC, de sus intelectuales Azúa, Arcadi, Carreras, Tubau... Piensan los leales que ahora se ha transformado en el partido del Ibex, por la deserción del PSC. Carme no irá en una lista que incluya eso del derecho a decidir, traducción tramposa de la independencia; sus "federales" detestan al presidente del PSC, alcalde de Lérida, que ha dicho: "Tranquilos, el proceso no está muerto". A Carme le quedan tres opciones: irse con su hijo y dar clase, presentarse a las primarias para la presidencia de la Generalitat o ir de número uno por Barcelona al Congreso de Madrid en el año de la hecatombe".

Ignacio Camacho, en el Abc, escribe de otra hecatombe: "La falta de coordinación interministerial puede ser inofensiva a la hora de decidir la ubicación de una tabla famosa, pero resulta letal en decisiones de alto riesgo político. El caos de la detención de Rodrigo Rato, que ha reventado las expectativas electorales del PP, pone de manifiesto una alarmante ausencia de cohesión en el entorno directo del presidente, envuelto estos días en una mezcla de perplejidad y de cabreo. Ni el partido dispone de interlocución con el Gobierno ni los ministros mantienen entre sí la mínima conexión exigible en circunstancias de extrema delicadeza. La localización de un topo socialista en Hacienda no basta para justificar el desbarajuste departamental que colocó al marianismo en una situación entre esquizofrénica y paranoica, agitada por fantasmas de conspiraciones internas. Al menos cuatro ministerios se movieron en esos días críticos como un deslavazado ejército de Pancho Villa, sorprendido por la velocidad de los acontecimientos. El escándalo y su torpe manejo han devuelto a los dirigentes populares la sensación de desconfianza de los aciagos días del 11-M, cuando se sentían a merced de una mezcla de infiltraciones y deslealtad, zarandeados por el pánico y la sospecha. Sin capacidad para tomar la iniciativa ni el control, desarbolados por dinámicas imprevisibles que los llevaban del ronzal al abismo".

A lo que hay que añadir el inaudito dato que aportaba el sábado el Abc sobre el inspector de Aduanas que dirigió la operación Rato, el número 28 de la lista del PSOE para la alcaldía de Madrid, jefe de área de la Subdirección de Operaciones de Vigilancia Aduanera, Jesús Asenjo Salcedo.

Todo esto en España y Barbeta, Jordi Barbeta, perdiendo el tiempo en la gala de Obama con la prensa. "Comediante en jefe" se titula la pieza: "“La crisis se ha ensañado especialmente con algunas personas.

Tengo una amiga que hasta hace poco ganaba millones de dólares y ahora vive en una furgoneta en Iowa”, dijo Obama arrancando una carcajada general. Todo el mundo entendió que se refería a Hillary Clinton quien, pese a haber acumulado una fortuna, se ha puesto a hacer campaña para las elecciones recorriendo algunos estados a bordo de una furgoneta para dar imagen de humildad".

Más chistes: "“Se me ve tan viejo –dijo Obama– que John Boehner [el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes] ya ha invitado a Netanyahu a mi funeral”. Boehner había invitado al primer ministro israelí al Congreso sin consultar al presidente precisamente para que Netanyahu atacara el acuerdo nuclear con Irán que patrocina el presidente de Estados Unidos. A Obama, algunos republicanos radicales le acusan de practicar en secreto la religión musulmana, un asunto que él siempre se ha tomado a broma: “Antes de terminar el mandato tengo que resolver el problema de la inmigración, tengo que vetar varias leyes de los republicanos, sacar adelante algunos decretos cerrar el acuerdo nuclear con Irán y aún me ha de quedar tiempo para rezar cinco veces al día”".

Y el colofón: "Luego le hizo la competencia una profesional del monólogo satírico, Cecily Strong, que dijo algunos chistes que sonrojaron a la audiencia. “Que bien se está en el Hilton. –empezó– es lo que suelen decirles las prostitutas a los congresistas”".

Pues no se lo debe estar pasando nada mal el cronista. Aquí, Rajoy, Mas y los demás también hacen reir, pero no cuentan chistes. Casi mejor.

27 de abril, Nuestra Señora de Montserrat, Zita, Franca, Pedro Armengol, Macaldo, Polión, Rafael Arnáiz, Simeón y Teodoro de Tabennesi.

Comentar