No irá al Consejo Nacional de CiU

Duran dejará UDC si el partido pierde su "personalidad y especifidad"

"No militare en ningún otro partido que no sea Unió ni dejaré de tener el honor de formar parte de él mientras mi partido continúe defendiendo su personalidad y su especificidad", escribe en su epístola semanal.

2 min
Josep Antoni Duran Lleida, Artur Mas y Joana Ortega, en el acto de inicio de campaña de CiU de las últimas elecciones autonómicas, el 8 de noviembre de 2012
Redacción
Viernes, 17.04.2015 17:18

El líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, ha amenazado -muy sutilmente- este viernes con abandonar el partido si este pierde su "personalidad y especifidad". Una advertencia lanzada con palabras muy medidas, pero que adquiere todo su significado en el contexto de las disensiones en el seno de CiU en cuanto al proyecto secesionista, y de los intentos de CDC y su entorno de arrastrar a UDC hacia el independentismo. Sin olvidar que Duran tiene un proyecto político en la recámara, Construïm, que ya a empezado a dar sus primeros pasos.

En su carta semanal a la militancia de UDC, Duran advierte de que su papel en la inminente campaña electoral será más limitado que en otras ocasiones, porque aprovechará la "oportunidad" que presentan los comicios para "proyectar" a otros dirigentes del partido, de los cuales solo cita al secretario general del Comité de Gobierno de UDC, Ramon Espadaler.

Durán también anticipa que no asistirá al Consejo Nacional de CiU de mañana sábado. Fundamentalmente, porque tiene un "compromiso fuera de Cataluña asumido desde hace tiempo". Pero también porque Espadaler "ya es secretario general de la federación" de CiU,y "le corresponde un protagonismo especial". "Normalidad. ¡Que nadie pierda el tiempo buscándonos las cosquillas", proclama Duran.

Contra los "bienintencionados"

En este misma linea, el líder de UDC aclara que esta menor visibilidad suya durante la campaña "de ninguna manera implica que yo haya decidido dejar el partido, como dicen algunos 'bienintencionados'". Aclarado lo cual, y bajo la aparente forma de insistir en su permanencia en UDC, desliza las condiciones que podrían provocar su marcha.

"Este verano hará cuarenta años que milito en Unió, y no militare en ningún otro partido que no sea Unió ni dejaré de tener el honor de formar parte de él mientras mi partido continúe defendiendo su personalidad y su especificidad", escribe Duran. Precisando, además, que esta "especifidad" de UDC, que le permite "presentar credenciales propias con reconocimiento internacional", se expresa en dos "terrenos" concretos: el "nacional", y el de los "postulados socialcristianos" de UDC.