La Abogacía del Estado permanece "atenta y vigilante" a los pasos de Mas

Los servicios jurídicos del Estado actuarán en el caso de que la Generalidad promueva acciones inconstitucionales como las que prevé la "hoja de ruta" independentista acordada por CDC y ERC.

2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Redacción / Agencias
Miércoles, 1.04.2015 22:12

La Abogacía del Estado permanece "atenta y vigilante" tras el acuerdo de "hoja de ruta" para la independencia de Cataluña firmado este lunes por CDC y ERC por si su aplicación pudiera constituir alguna ilegalidad.

Según fuentes del Ministerio de Justicia, la dirección de los servicios jurídicos del Estado no tiene la intención de promover, de momento, ninguna acción contra el acuerdo, puesto que el texto como tal no viola la ley.

Sin embargo, la Abogacía del Estado sí que actuaría en el momento en que la Generalidad promoviese acciones claramente inconstitucionales, como las que recoge el documento de intenciones firmado el lunes, tal y como ya hicieron frente al referéndum independentista de pasado 9 de noviembre.

Proclamación de la independencia a principios de 2017

Esta "hoja de ruta" insta a plantear las elecciones autonómicas del 27S como si fuera una consulta sobre la secesión de Cataluña. Tras ellas, prevé que el Parlamento autonómico apruebe una declaración que anuncie el "inicio del proceso hacia la proclamación del nuevo Estado o República catalana".

Según el documento, esta proclamación se llevaría a cabo en un máximo de 18 meses, esto es, a principios de 2017. Mientras tanto, la Generalidad debería ir desarrollando las "estructuras de Estado" necesarias.

Rajoy advierte de que no permitirá "la ruptura de la soberanía nacional"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió este martes de que ni él ni "ningún gobierno de España va a autorizar la ruptura de la soberanía nacional".

También aseguró que el 27S no será ningún plebiscito sobre la independencia y alertó de que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, pretende "engañar" a los ciudadanos haciendo "política de ficción".

Comentar