Por un acto en Lérida

La Junta Electoral desestima la denuncia del PP contra Ros y Sánchez

El alcalde de la ciudad invitó a participar en la inauguración de una feria organizada por el Ayuntamiento al líder del PSOE.

2 min
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el alcalde de Lérida y preseidente del PSC, Àngel Ros, en un acto este jueves en Lérida.
Sábado, 25.04.2015 10:49

La Junta Electoral de zona de Lérida ha desestimado la denuncia del PP contra los socialistas por acto de la semana pasada, en que el alcalde de Lérida y alcaldable por el PSC -además de presidente del partido-, Àngel Ros, asistió a la inauguración de la Feria de Formación Profesional y Trabajo de la ciudad, que organizan conjuntamente la Generalidad, Fira de Lleida y el Ayuntamiento, acompañado por el líder del PSOE, Pedro Sánchez.

La responsable del comité de la campaña electoral del PSC en Lérida, Sara Mestres, se ha congratulado por la decisión. "En ningún momento el secretario general del PSOE intervino en ningún acto institucional", ha afirmado, añadiendo que la Junta Electoral no considera que la participación de Sánchez en los actos formales de inauguración de la feria contravenga la ley electoral.

La Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) prohíbe organizar actos públicos de inauguraciones o similares desde la convocatoria de las elecciones, con la excepción -como sería el caso de la feria de Lérida- de eventos "tales como congresos, ferias de muestras, festivales o fiestas populares, que se celebren de forma regular y periódica en fechas coincidentes con un periodo electoral".

Las palabras de Sánchez

En el acto denunciado por los populares, el primero de una mini gira que llevó a cabo Sánchez el pasado fin de semana, el líder socialista afirmó que el PSOE "es el partido de la igualdad, no es el partido de la identidad", y deslizó críticas a a las dos formaciones conservadoras que gobiernan en España y en la Generalidad, el PP y CiU, respectivamente, a las que ha acusó de haber "dejado en la cuneta" a muchos ciudadanos "con sus políticas antisociales y con sus ajustes fiscales".

El PP de la ciudad había criticado a los socialistas argumentando que, si bien consideraban correcto que Ros participe como alcalde feria organizada por el Ayuntamiento, no veían bien que lo hiciera junto a "dirigentes socialistas que vinieron exclusivamente a Lérida a hacer campaña electoral".