Lanzan vivas a Terra Lliure desde el escenario en el acto de la ANC, Òmnium Cultural y la AMI en el Palau Sant Jordi

Pese a los discursos del independentismo catalán asegurando que su proyecto es absolutamente democrático, cada vez hay más indicios que apuntan todo lo contrario. Los gritos, insultos y abucheos hacia los discrepantes, y los vítores a la desaparecida banda terrorista son habituales en los 'aquelarres' independentistas.

4 min
Alejandro Tercero
Sábado, 25.04.2015 00:44

A pesar de que los principales líderes del independentismo catalán repiten una y otra vez que su proyecto es absolutamente democrático, lo cierto es que cada vez son más los indicios que apuntan todo lo contrario.

Un ejemplo de ello se ha vivido este viernes, durante el acto que ha organizado la plataforma Ara és l'hora -formada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Associación de Municipis per la Independència (AMI)- en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Al final de la interpretación por parte del grupo Pepet i Marieta de la canción 'La via' -dedicada a la 'Via catalana per la independència', la manifestación organizada en la Diada de 2013 por la ANC-, el vocalista de la formación, Josep Bordes, ha lanzado desde el escenario un grito de "Visca, visca, visca; visca Terra Lliure!" ("'Viva, viva, viva; viva Terra Lliure"!), en referencia a la ya desaparecida organización terrorista independentista.

Instantes después, el conductor de la ceremonia, el actor y activista Quim Masferrer, ha agradecido la actuación. "¡Sois muy buenos, muy buenos!", ha insistido.

Llamamientos a la desobediencia, pitadas, abucheos e insultos

En el mismo acto -que ha supuesto un fracaso de los organizadores, al no conseguir llenar el pabellón y sus alrededores como pretendían para exhibir la supuesta fuerza del independentismo-, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha hecho un llamamiento a la insumisión, asegurando que están "preparados para desobedecer las leyes injustas del Estado español".

Este tipo de acciones y discursos son recurrentes en las últimas semanas. El pasado 8 de marzo los representantes del PSC y de ICV fueron abroncados e insultados por el público asistente a un acto de homenaje al juez Santiago Vidal en Gerona.

Y hace dos semanas el alcalde de Lérida y presidente del PSC, Àngel Ros, recibió una descomunal pitada e insultos como "botifler" ("traidor") durante su intervención para dar la bienvenida a los asistentes a la asamblea general de la ANC que se celebró en esa localidad.

Los vivas a la banda terrorista, habituales en los actos independentistas

En todo caso, los vítores a la banda terrorista Terra Lliure no son una novedad en los actos independentistas. Este tipo de cánticos son habituales en las tradicionales celebraciones en el Fossar de les Moreres que se realizan la víspera de cada Diada, acompañando a las marchas de antorchas. Así como en otras manifestaciones.

También suelen oírse los vivas a Terra Lliure en los homenajes que las juventudes de ERC dedican cada 26 de enero a uno de los miembros de la organización terrorista que fue abatido cuando intentaba huir de la policía en 1979.

Hace unos meses un grupo de independentistas recibió a la lider de UPyD, Rosa Díez, al grito de "¡viva Terra Lliure!" a las puertas de los juzgados de Sabadell cuando acudió a declarar en el juicio por las agresiones sufridas en marzo de 2010 por parte de un grupo de secesionistas radicales cuando se disponía a pronunciar una conferencia en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB).

Honores a terroristas y "amigos" de ETA

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló dedicó una calle a Jaume Martínez Vendrell, fundador de la banda terrorista Exèrcit Popular Català (EPOCA) y condenado por el asesinato del industrial José María Bultó en 1977. La placa -a cuya retirada se han opuesto CiU, PSC, ERC, ICV-EUiA y la CUP- le tilda de "patriota catalán".

De igual forma, la Ponencia del Nomenclátor del Ayuntamiento de Barcelona aprobó en diciembre de 2013 honrar con el nombre de un espacio público de la ciudad al ex sacerdote y activista independentista Lluís Maria Xirinacs, quien fue condenado por un discurso pronunciado en Barcelona en 2002 en el que se declaraba "enemigo del Estado español y amigo de ETA y de Batasuna". La petición está pendiente de recibir el visto bueno definitivo del pleno municipal.

Comentar