Revista de prensa

Los caciques locales jurarán el cargo por Mas y el "prusés"

El Mundo alerta ante la astucia de la Asociación de Municipios por la Independencia. Quieren convertir las municipales en una primera vuelta de la independencia. El consejero Boi Ruiz y el tráfico de datos sanitarios

6 min
Pablo Planas
Jueves, 2.04.2015 09:56

Tramitar el pasaporte de Somalilandia es fácil. El jabalí portavoz, Francesc Homs, conoce a unos colegas de "Independent Diplomat" que te nacionalizan somalilandés en un plis plas y por un módico estipendio. Fue el profesor Francesc Granell quien descubrió a los catalanes la existencia de Somalilandia, capital Hargeisa. Estado no reconocido en forma de república islámica cuya representación exterior corre a cargo de los mismos payos que se ocupan de internacionalizar el "prusés". Preside el país Ahmed Mohamed Mahamud Silanyo y a pesar del ostracismo diplomático es un oasis de prosperidad en el Cuerno de África. Pues decía Granell que si Cataluña se separaba de España quedaría más o menos como Somalilandia. Ya quisiéramos disponer de los niveles de estabilidad, cordura y lealtad entre facciones que presenta el insólito territorio.

Aquí la deriva es hacia la conversión de Cataluña en un Estado erigido sobre una plataforma petrolífera abandonada en el Atlántico norte, un delirito que incita a salir nadando con el Documento Nacional de Identidad en la boca. La última payasada es la conjura de los necios con bastón de mando en plaza. Una asonada municipal, los alcaldes de la Asociación de Municipios por la independencia dispuestos a prometer o jurar el cargo por Mas y por la república catalana. No hay camisas de fuerza para tanto chalado, para tanto pelota y botarate. Abre El Mundo con ello: "700 alcaldes promoverán el Estado catalán el 24-M". La crónica es de Daniel G. Sastre, quien explica la fórmula: "La AMI anunció ayer que sus afiliados jurarán lealtad al presidente de la Generalidad y se pondrán 'a su disposición para ejercer la autodeterminación y proclamar, junto con todas las instituciones, el Estado catalán libre y soberano' tras ls elecciones municipales del 44 de mayo".

Así pues y por orden del señor alcalde se hace saber que la campaña electoral ha comenzado, que el proceso está de vuelta, como la octava entrega de "Fast and Furious", las alergias y la mosca del vinagre. Normal. ¿De qué va a hablar Trias, que sólo presenta la ampliación de unas aceras como gran obra de gobierno? Y Vila d'Abadal, el de Vich, ¿qué? ¿Se va a poner a explicar los gastos en la visa a cuenta de las merendolas con Forcadell y Casals, Forcades y Caram?

Un ejemplo de que algunos alcaldes catalanes pasan de todo y de la ley lo primero lo muestra sin empacho el otrora no independentista ni antisistema Xavier Trias, quien se ha puesto el mundo por barretina y sigue con sus inauguraciones y presentaciones. Ayer fue el turno de las patrullas cívicas. Lo cuenta en La Vanguardia Lluís Sierra: "El color naranja distingue a los veinticinco nuevos agentes cívicos de Barcelona, un nuevo cuerpo que entró en servicio ayer en el entorno de la Sagrada Família, las plazas del casco antiguo de Gràcia y la Barceloneta. Entre sus funciones están las de fomentar la convivencia, preservar el civismo y avisar a la Guardia Urbana cuando alguien no les haga caso y persista en algún comportamiento que contravenga las ordenanzas. Como auxiliares de la Guardia Urbana, no son agentes de la autoridad, no tienen competencia para denunciar ni imponer multas. Un agente cívico, además de repartir folletos sobre normas y prohibiciones de las ordenanzas municipales, puede dirigirse a un grupo de gente que practique botellón ” y advertirles de que está prohibido y pueden ser sancionados; o hacer lo propio con quien provoque ruidos y molestias nocturnos, o quien orine en la calle"...

Así que Trias se ha sacado del magín el cuerpo de vigilantes de parques y jardines. El inventor de la Diagonal entre su casa y su pastelería preferida, nuestro ínclito todavía gran munícipe por antonomasia descubre el día menos pensado la figura del sereno. O la policía moral del Irán. Y aparte de eso, más proceso.

Como saben los que desperdician su memoria en estas paridas, Trias fue consejero de Sanidad de Jordi Pujol I. No hizo nada, por lo que las urgencias siempre estaban colapsadas, pero se cambiaban las sábanas de los pacientes ingresados cuando era necesario y no una vez al mes como ahora. En cambio, Boi Ruiz, el actual consejero del ramo, es todo lo contrario que Trias y despliega una actividad incesante a fin de arrasar el sistema sanitario previa "pelotización" entre colegas de todos sus recursos privatizables a coste cero.

En El País se hace cargo de la noticia Stefania Gozzer, que escribe: "La Generalitat dio este miércoles un paso clave en su proyecto VISC+, que prevé la venta de datos de su sistema sanitario, con el encargo a la Agencia de Calidad y Evaluaciones Sanitarias de Cataluña (Aquas) de anonimizar la información de carácter personal para evitar que los pacientes puedan ser identificados. El Departamento de Salud publicó en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) la medida a pesar de que el Parlamento catalán exigió en octubre a su consejero, Boi Ruiz, que paralizara el proyecto".

Continúa el texto: "Los planes del Gobierno catalán de poner a disposición de cualquier centro de investigación en el mundo la ingente cantidad de datos que genera la sanidad pública salieron a la luz hace cinco meses y y causaron una gran polémica entre la oposición y entidades sanitarias y sociales. Salud quería adjudicar la gestión de esta información a una empresa privada, que debía adoptar medidas que garantizaran la confidencialidad de los pacientes. Un proceso que, según admitió el director de Aquas, Josep Maria Argimon, “no tiene un riesgo cero, pero beneficiaría a los ciudadanos porque reduciría investigaciones de siete años a pocas semanas”".

¿Anonimizar? ¿Pero qué tiene que pasar para que alguien frene la osadía de esta gente? Son insaciables, son los ilegales en acción, una panda de desahogados incapaces de cumplir sus propias normas. No tienen límite.

2 de abril, Jueves Santo, San Francisco de Paula, San Abundio y Santa María Egipciaca.

Comentar