Mas premia a Carles Vilarrubí con la Cruz de Sant Jordi de la Generalidad

El presidente autonómico y líder de CDC galardona con la máxima distinción de la Generalidad a uno de los principales y más antiguos colaboradores de su partido, con una meteórica carrera empresarial gracias a su amistad con la familia Pujol.

4 min
Carles Vilarrubí
Redacción
Miércoles, 15.04.2015 13:18

El Gobierno autonómico de Cataluña ha galardonado este martes con la Cruz de Sant Jordi a Carles Vilarrubí Carrió, vicepresidente institucional del F.C. Barcelona, vicepresidente de la banca Rothschild España y presidente de CVC Grupo Consejeros y de Willis S&C.

La Cruz de Sant Jordi es uno de los mayores reconocimientos que otorga la Generalidad a aquellas personalidades o entidades que "se han destacado por los servicios prestados a Cataluña en la defensa de su identidad o, más generalmente, en el plano cívico y cultural".

Uno de los empresarios más influyentes de CDC

En el caso de Vilarrubí, la Generalidad destaca "su presencia significativa en la vida económica y social catalana y a través de diferentes empresas e instituciones", pero lo cierto es que se trata de uno de los más fieles colaboradores de CDC y de su 'sector negocios' prácticamente desde su fundación a mediados de los años 70.

Vilarrubí (Barcelona, 1954) es amigo personal del ex presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, y de sus hijos. De hecho, empezó a trabajar para Pujol desde muy joven, incluso llegó a hacerle de chófer personal con su Seat 127 en la campaña electoral que le llevó a la Presidencia autonómica en 1980, y en sus viajes por los rincones más recónditos de toda Cataluña durante los años previos.

Meteórica carrera empresarial

Tras la victoria de Pujol, accedió a la dirección de la Corporación Catalana de Radio y Televisión -matriz de TV3-, de la que llegó a ser secretario general (1985-86). También dirigió Catalunya Ràdio. En 1986, Pujol le encargó la puesta en marcha de la Entidad Autónoma de Juegos y Apuestas. En 1992, fue consejero delegado de Tibigardens (Port Aventura), donde tuvo relación con el polémico empresario Javier de la Rosa. Y posteriormente participó en múltiples proyectos empresariales, como Raurich Condal, Inbesós, WillisS&C, Restarurants de Cerdanya, Parking Vip Barcelona, Doxa Consulting y la Seda de Barcelona, donde coincidió con Artur Mas.

Su gran salto profesional se produjo en 1996 cuando, tras pactar con Aznar, Pujol le colocó de consejero en Telefónica y en Antena 3 TV, lo que también le permitió acceder al consejo de Rothschild España (una de las consultorías más importantes del mundo). Desde entonces, ha sido consejero de Bassat Ogilvy Comunicación, presidente del grupo hotelero Stein Mangement Company, presidente y fundador de CVC Grupo Consejeros (importante empresa dedicada a la comunicación, publicidad y promoción de actividades deportivas) y consejero del Grupo Godó.

Casado con Daurella y amigo de Piqué y Birulés

Su esposa, Sol Daurella, pertenece a la multimillonaria familia que controla la distribución de Coca Cola en España y en una docena de países norteafricanos, así como la comercialización de Nespresso en nuestro país, además de ser accionista del Banco de Sabadell y cónsul honoraria de Islandia en Barcelona. Es una de las personas más ricas de Cataluña y de toda España. En 2011, Mas la nombró presidenta del Teatro Nacional de Cataluña.

Vilarrubí mantiene una larga amistad con Josep Piqué (ex ministro de varias carteras con Aznar, vicepresidente de OHL, ex presidente de Vueling y ex presidente del Círculo de Economía) y con Anna Birulés (ex ministra de Ciencia y Tecnología, también con Aznar, ex secretaria general del Banco de Sabadell, y ex directora general de Retevisión).

Colaborador de Madí y mentor de Urdangarin

También ha tenido una relación muy próxima con el ex presidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell, puesto que su padre fue uno de los fundadores de CDC a mediados de los 70. Y con el ex secretario de Comunicación y Estrategia de CDC entre 2003 y 2010, David Madí, a quien facilitó su acceso a la Presidencia del Consejo Asesor de Endesa en Cataluña.

Pero la mano de Vilarrubí es aún más alargada, hasta el punto de que fue el introductor de Iñaki Urdangarin -esposo de la Infanta Cristina e implicado en el 'caso Noos'- en el mundo de los negocios deportivos. En este sentido, Vilarrubí no solo apadrinó los primeros proyectos empresariales de Urdangarin, sino que compartió con el duque de Palma accionariado y consejos de administración en varias empresas durante la mayor parte de la pasada década.

Comentar