Mas pretende convertir a los catalanes residentes en el extranjero en 'diplomáticos' de su proyecto independentista

La Generalidad aprueba el Proyecto de Ley de la Comunidad Catalana en el Exterior con el objetivo de transformar las casas regionales en el extranjero en "embajadores" de "la construcción nacional" de Cataluña por todo el mundo.

4 min
Mas atiende a los medios en la Delegación de la Generalidad en Nueva York
Redacción
Martes, 21.04.2015 20:51

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, continúa con su estrategia para internacionalizar su proyecto independentista y, para ello, ahora también quiere echar mano de los catalanes residentes en el extranjero, a los que quiere convertir en "diplomáticos" para "la construcción nacional" de Cataluña y su "proyección internacional".

Así lo recoge el Proyecto de Ley de la Comunidad Catalana en el Exterior que ha aprobado este martes el Consejo Ejecutivo de la Generalidad. El portavoz de la Generalidad y consejero de la Presidencia, Francesc Homs, ha explicado que la ley pretende reconocer a la "diáspora" de catalanes residentes en el extranjero que son "embajadores" y "representantes de los intereses de Cataluña".

"Fortalecer la proyección exterior de Cataluña"

Con la nueva normativa, que actualizará la que está vigente desde 1996, se pretende "regular e institucionalizar las relaciones entre la Generalidad y los catalanes residentes en el exterior", a los que les atribuye la condición de "sujetos de derecho de la acción del Gobierno" autonómico.

También tiene como objetivo "impulsar el apoyo a las iniciativas de la sociedad civil" en el extranjero y "fortalecer la proyección exterior de Cataluña".

"Agentes destacados de la diplomacia pública catalana"

La ley considera que "los cambios sociales, políticos y tecnológicos han convertido" a las "comunidades catalanas en el exterior" en "agentes destacados de la diplomacia pública catalana con un papel activo en la construcción nacional" de Cataluña y en "su proyección internacional".

Además, "reconoce a los ciudadanos catalanes residentes en el exterior como destinatarios de la obra de gobierno y las políticas públicas de la Administración de la Generalidad y, en consecuencia, como sujerots de derechos y deberes en los ámbitos en que la Generalidad tiene competencias".

Pretende regular los "derechos políticos" de los catalanes en el extranjero

La norma apela al artículo 13 del Estatuto de Autonomía de Cataluña, que señala que la Generalidad "debe fomentar los vínculos sociales, económicos y culturales con las comunidades catalanas en el exterior y debe prestarles la asistencia necesaria".

Y también al artículo 7, que indica que "gozan de la condición política de catalanes o ciudadanos de Cataluña los ciudadanos españoles que tienen vecindad administrativa en Cataluña", y que "gozan, como catalanes, de los derechos políticos definidos por el presente Estatuto los españoles residentes en el extranjero que han tenido en Cataluña la última vecindad administrativa, así como sus descendientes que mantienen esta ciudadanía, si así lo solicitan, en la forma que determine la ley".

Activistas independentistas en el extranjero

Las 'comunidades catalanas del exterior' son casas regionales, casales, agrupaciones académicas o, simplemente, grupos de catalanes que se encuentran en el extranjero o en el resto de España y que la Generalidad reconoce oficialmente como tales.

Esta calificación les permite recibir diversas ayudas -principalmente económicas- por parte del Gobierno autonómico a cambio de fomentar la cultura y la lengua catalanas en esos países. Son entidades de carácter privado y, actualmente, la Generalidad reconoce a alrededor de 140. Están repartidas por todo el globo, desde China y Australia, hasta Canadá y Estados Unidos, pasando por Japón, Islandia y Marruecos. Sin embargo, las más numerosas se encuentran en los países iberoamericanos.

En los últimos años, buena parte de estas comunidades catalanas en el exterior han mostrado públicamente su apoyo inequívoco al proyecto rupturista promovido por Mas, presentando y difundiendo manifiestos independentistas. Ahora Mas trata de agradecerles los favores prestados y de otorgarles un papel más relevante en su estrategia de internacionalización de su plan secesionista.

Comentar