Tres alcaldables prometen proclamar la secesión tras las municipales y "tomar el control efectivo" de sus "territorios"

Tres concejales y candidatos de la CUP, Solidaritat y el UPDIC en otras tantas localidades de Barcelona (Gallifa, Arenys de Munt y Arenys de Mar) se comprometen a dar una suerte de golpe de Estado tras las municipales de mayo si el Parlamento autonómico no proclama la independencia de Cataluña. Dicen querer "convertir" el 24M en unas "elecciones constituyentes del Estado catalán".

3 min
Àlex Acero, Josep Manel Ximenis y Jordi Fornas
Redacción
Lunes, 13.04.2015 01:44

El proyecto secesionista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, no parece satisfacer a todos los sectores del independentismo, especialmente a los que tienen más prisa.

Un grupo de alcaldables de tres localidades cercanas a Barcelona ha decidido acelerar los planes y se han comprometido a "proclamar la independencia" tras las elecciones municipales del 24 de mayo "tomando el control efectivo político" de sus "territorios", en caso que el Parlamento autonómico de Cataluña no lleve a cabo esa proclamación. Además, pretenden recoger más adhesiones a este compromiso.

Fornas, Ximenis, Acero y Espot

Según publican este lunes Abc y Nació Digital, los firmantes y promotores de esta iniciativa son Jordi Fornas, concejal, ex alcalde de Gallifa y candidato por el UPDIC (Unitat per la Declaració d'Independència); Josep Manel Ximenis, concejal, ex alcalde de Arenys de Munt y candidato de la CUP; y Àlex Acero, concejal en Arenys de Mar y alcaldable por Solidaritat (SI).

Cabe recordar que Fornas saltó a la fama en enero de 2013, cuando -como alcalde de Gallifa- decidió colocar en la fachada del Ayuntamiento un minúsculo banderín en vez de la bandera de España para tratar de salir airoso de una denuncia de la Delegación del Gobierno por incumplir la Ley de Banderas.

Por su parte, Ximenis fue uno de los impulsores de la consulta independentista organizada en Arenys de Munt en septiembre de 2009. Mientras que Acero fue uno de los promotores de una campaña lanzada en marzo de 2013 para hacer un boicot comercial desde Cataluña al resto de España.

Todos ellos cuentan además con el apoyo del presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, un conocido e incalificable activista independentista.

"Convertir" el 24M en unas "elecciones constituyentes del Estado catalán"

El acuerdo adoptado -que se habría consignado en una notaría de Arenys de Mar- está recogido en un documento que señala que "los cargos electos, con la voluntad de convertir las elecciones del 24 de mayo en unas elecciones constituyentes del Estado catalán y en virtud de mandato popular surgido de las urnas el pasado 9 de noviembre, nos comprometemos a proclamar la independencia, tomando el control efectivo político de nuestro territorio, avalados por nuestros electores, en el caso que los representantes parlamentarios de Cataluña no hagan efectivo este mandato".

Y añade que "los firmantes de este compromiso incorporado en sus programas electorales, nos autoconvocamos el sábado 20 de junio a las 10:00 horas en la sala municipal de Arenys de Munt para determinar si los representantes parlamentarios del pueblo catalán están cumpliendo este mandato".

Se entiende que será entonces cuando los firmantes hagan efectivo esa suerte de golpe de Estado a la que se han comprometido.

El 'gobierno en la sombra' de la ANC como referente

De alguna forma, este acuerdo parece inspirado en el plan anunciado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en febrero pasado, según el cuál estarían preparando una "asamblea de cargos electos" que se encargaría de asumir la "gobernación de Cataluña" en caso de que el Estado suspenda la autonomía de la Generalidad tras las elecciones del 27S.

Esta asamblea se encargaría de "proclamar" la independencia e, inmediatamente después, formar un gobierno provisional de la hipotética nueva República catalana.

Comentar