¡No se me solivianten!

5 min
Domingo, 10.05.2015 11:35

Así que dentro de lo políticamente correcto, a pesar que no es mi estilo ya que lo que algunos llaman “políticamente correcto” no es más que una cortapisa al derecho de expresión. Así al menos lo entiendo yo, vamos a intentar llamar las cosas por su nombre.

Que se diga a bombo y platillo que el paro ha bajado en este mes en 118.923 personas es una broma de mal gusto

Hoy ha salido los datos sobre el empleo, o mejor dicho sobre el desempleo, pues bien una vez más, el Gobierno hace un juego de malabarismo convirtiendo algo totalmente negativo en positivo.

Parece que ahora algunos, que este país tuviera 20.000.000 millones de afiliados a la seguridad social y que en la actualidad, con más población, esté en los 17.000.0000 es algo positivo. La verdad que se lo haga mirar. Mis cuentas me dicen que hay 3.000.000 menos de empleos, pero puedo estar equivocado.

Que se diga a bombo y platillo que el paro ha bajado en este mes en 118.923 personas es una broma de mal gusto. En primer lugar porque este dato obedece a que la gente se ha dado de baja de las listas del paro, por hastío de estar en un listado que no les sirve para nada, sobre todo a los mayores de 50 años, que posiblemente ya no encuentren un trabajo en su vida. En segundo lugar porque hay mucha gente que se ha marchado de este país y no solo extranjeros sino ciudadanos españoles y lo que es más alarmante y denigrante, han dejado de estar en estas listas todos aquellos que han dejado de percibir subsidio de desempleo. Este actualmente no cubre ni al 50% de los desempleados, por lo cual tenemos a más de 2.500.000 personas sin percepción económica de ningún tipo, es decir en riesgo de exclusión social.

La cínica utilización de las estadísticas llega a plantear que se han afiliado a la seguridad social más de 175.000 personas. Y es verdad, seguramente, pero lo que se oculta es que a continuación se debería decir que son por empleos precarios y que algunos de estos contratos son por una hora de trabajo. Si elimináramos de esta estadística el empleo, que aunque sea a precario no llegue a un mínimo de tres meses de contratación y jornada de ocho horas, el resultado sería catastrófico.

La cuestión es que este gobierno, en lugar de generar los tres millones de empleos prometidos por el Partido Popular en su campaña a través de la palabra del Sr. Pons, lo que ha generado es todo lo contrario, su acción de gobierno ha destruido trabajo en 3.000.000 de puestos de trabajo.
Sería casi hasta bueno que no se publicaran estas estadísticas y mucho menos dejarlas interpretar al Gobierno, ya que su interpretación es un agravio a la denostada clase trabajadora. A su vez me repugna oír a los dirigentes de los sindicatos, que parecen los portavoces del Gobierno, decir: “Los datos sobre el empleo son positivos” no sé si cabe mayor grado de cinismo o de estupidez política.

A la España, de la desafección política, de la corrupción, del insulto constante a Montesquieu, la de la pérdida de calidad democrática, ahora hay que añadir la gobernada por un partido corrupto, que lejos de regenerarse ha escrito la página más negra de la historia de la Democracia, contaminado la vida política y social de este país.

El Gobierno de España y el partido que lo sustenta, el Partido Popular, ha hecho de la mayoría absoluta, el mayor ejercicio de tiranía, que no es otra cosa que poder absoluto que supone un uso abusivo del aparato del estado y que gobierna sin justicia.

Estos especímenes políticos son los que mienten y nos dicen que no hay rescate, cuando hay rescate a la Banca, son los que mienten cuando dicen que este rescate que no es rescate, no les va a suponer a los ciudadanos ni un solo euro de coste. Esto es tan mentira, que ha supuesto la pérdida del Estado del Bienestar.

Tenemos a más de 2.500.000 personas sin percepción económica de ningún tipo, es decir en riesgo de exclusión social

A lo que hay que añadir nuestra preocupación por las últimas informaciones del Banco de España, como ente regulador que manifiesta, que el Rescate a la Banca o al sector financiero como se prefiera, que en aportaciones directas ha supuesto más de 61.591.000.000 de euros, solo se ha recuperado un 4,3% es decir 2.666 millones. Dicho de otro modo que hemos contribuido con nuestros impuestos, a este no rescate con 58.929.000.000 de Euros.

A ver si les suena estos datos facilitados por la Agencia EFE: “En los tres primeros meses del año, los mayores protagonistas del sector financiero nacional habrían elevado sus beneficios un 31% frente al mismo periodo del año anterior, según las previsiones del consenso de analistas recogido por Factset. Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Popular y Bankia habrían ganado entre enero y marzo 3.246 millones de euros”.

Viendo estos datos o beneficios de las entidades bancarias, algunos obtenidos gracias a la financiación pública y observando los datos arriba mencionados sobre el paro, es fácil llegar a la conclusión de que el Gobierno no es que no sepa o pueda reducir el paro inyectando dinero al sector público para la creación de empleo, es que el Gobierno ha decidido salvar a las entidades bancarias a costa de los ciudadanos, regalándoles el dinero de los impuestos y limitando al máximo el gasto en políticas sociales.

Así que lo que llamamos corrupción no es un hecho aislado, sino que está en las propias estructuras del Estado y e

Artículos anteriores
¿Quién es... Isidro Carpio?
Isidro Carpio

Secretario general del Partido Socialista y ex teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Mollet del Vallès (Barcelona) con el PSC.