Descarta a CiU, C's y PP

Colau buscará pactar con ERC, PSC y la CUP

La vencedora en las municipales en Barcelona no descarta ni un gobierno de coalición ni un acuerdo estable para gobernar en solitario.

3 min
La líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, en rueda de prensa este lunes
Redacción
Lunes, 25.05.2015 18:58

La vencedora en las elecciones municipales de este domingo en Barcelona, Ada Colau, ya ha dejado más que claras cuales son sus intenciones a la hora de buscar pactos para garantizar la gobernabilidad de la ciudad: va a "priorizar" un acuerdo estable con ERC, PSC y la CUP, y descarta cualquier pacto que vaya más allá de acuerdos concretos con el resto de fuerzas representadas en el Consistorio, CiU, C's y el PP.

Así lo ha afirmado Colau este lunes, en rueda de prensa para valorar los resultados electorales y avanzar sus próximos pasos en cuestión de pactos. "Para buscar acuerdos, priorizaremos encontrarnos con ERC, el PSC y la CUP", ha afirmado Colau, que ya ha anunciado que tiene intención de reunirse de forma inminente con los cabezas de lista de los tres partidos, Alfred Bosch, Jaume Collboni y María José Lecha.

La suma de Barcelona en Comú (11 concejales), ERC (5), PSC (4) y la CUP (3) supera la mayoría absoluta del Consistorio Barcelonés, fijada en 22 asientos. Pero las cifras también señala que Colau necesita a estos tres aliados potenciales para garntizar la gobernabilidad, y que no puede prescindir de ninguno de ellos. Por otra parte, no obstante, la diversidad de fuerzas presentes en el nuevo Consistorio hacen también difícil que surjan ententes contra sus políticas, por lo que también podría jugar la baza de recurrir a la aritmética variable, aun sin asegurarse la mayoría absoluta.

Diferencias de modelo con CiU, C's y PP

Colau ha descartado de entrada cualquier pacto estable con CiU, C's o el PP, alegando las diferencias de modelo de ciudad de su formación, Barcelona en Comú, con estas tres fuerzas. Colau, no obstante, no ha descartado pactos puntuales con convergentes, populares o el partido naranja.

El resultado de las elecciones en Barcelona, en que Colau se ha impuesto, pero con solo 11 de los 41 concejales en liza, obliga a Colau ya sea a cerrar un pacto estable de gobernabilidad o a gobernar en una precaria minoría, en la que debería pactar votación a votación en un pleno municipal con siete fuerzas representadas.

En este sentido, y ante las conversaciones que se iniciarán en los próximos días, Colau ha explicado que está abierta tanto a integrar a independentistas, socialistas y cupaires en el Gobierno municipal como a buscar un pacto estable con sus aliados fuera del gobierno de la ciudad.

A Trias: que no cierre contratos estando en funciones

Colau también ha dado un toque de atención al alcalde saliente, Xavier Trias, a quien ha pedido que no cierre contratos que comprometan al futuro equipo de Gobierno mientras dure el traspaso de poderes, como, según ha explicado, han advertido trabajadores municipales que está sucediendo.

"Le insto amablemente pero con firmeza a que deje de firmar estos largos contratos, porque nos parece grave. Pedimos un respeto real a la ciudadanía", ha señalado Colau.

Comentar