En Yosemite (EE.UU.)

Dean Potter, conocido saltador BASE, muere al no abrírsele el paracaídas

Su compañero de escala, Graham Hunt, también muere.

1 min
Redacción
Lunes, 18.05.2015 13:50
 
 
El atleta de deportes extremos Dean Potter, 43 años, ha muerto en Yosemite (EE.UU.) el pasado fin de semana al intentar hacer un salto BASE y no abrirse su paracaídas. También murió su compañero de escalada Graham Hunt, 29 años, cuando intentaban un vuelo con traje de alas, según anunció un representante del Parque Nacional de Yosemite.
 
Ambos aventureros desaparecieron tras lanzarse desde el promontorio Taft Point a 2.300 metros de altura. Al no tener noticias suyas, los guardabosques del parque comenzaron su búsqueda el pasado sábado pero no fue hasta el domingo cuando encontraron sus cuerpos sin vida. Sus paracaídas no se habían desplegado.

Este tipo de saltos extremos, que se hacen desde un punto fijo y no un avión, están prohibidos en todos los parques nacionales de EE.UU. y los ‘rangers’ especulan que los dos atletas saltaron al anochecer para no ser descubiertos.

Potter saltó en 2009 desde cerca de la cima del Eiger, en Suiza, y protagonizó el salto BASE más largo con poco más de dos minutos de duración y 6,5 kilómetros de recorrido, recogidos por la revista 'National Geographic'.

También le dio una gran fama el pasearse por una cuerda floja suspendida entre dos grandes formaciones rocosas para acabar saltando con un paracaídas.

No obstante, sus aventuras extremas eran también criticadas por la comunidad de escaladores por sus excesivos riegos y poner en peligro el acceso a lugares salvajes.