El 'descamisado' es Albiol

Alfonso Guerra popularizó que 'sus' socialistas eran los "descamisados". Pero viendo la Badalona que apoya a García Albiol se acaba concluyendo que el "descamisado" es el actual alcalde de la ciudad. El candidato a la reelección ganó a los que le montaron un escrache a escasos metros de su mitin central por 3.500 a 35. Al club de fans de la Colau en Badalona le queda mucho camino por andar.

4 min
Albiol, en el mitín central en Badalona
Sergio Fidalgo
Domingo, 17.05.2015 22:33

Cuando una ciudad obrera como Badalona, hasta hace poco un feudo socialista y ex-comunista-ecosocialista-ciclista, tiene un alcalde del PP, aspecto que en Cataluña roza la rareza, es que algo pasa. Y 'pasa' que Xavier García Albiol ha vendido un discurso transversal que le ha funcionado y le ha permitido gobernar cuatro años a pesar de no tener mayoría absoluta. Eso, y la incapacidad de la oposición para plantear un programa unitario.

Más de tres mil personas han llenado la Plaza Trafalgar. Aunque los teloneros son de los que en cualquier otra plaza serían las 'estrellas' (Alicia Sánchez-Camacho y Jorge Fernández Díaz), la concurrencia les escucha con mucha indiferencia. Allí están para lo que están, para dar apoyo al que ha prometido seguir "limpiando Badalona".

El algodón no engaña

El lema de Campaña de Albiol puede parecer provocador. Pero cuando una badalonesa, Esther (43 años), que no lleva por ninguna parte ningún símbolo que le identifique con este o aquel partido, lo hace suyo y defiende que "lo mejor que ha hecho el Alcalde ha sido la limpieza general que ha hecho en la ciudad", es que el lema ha calado.

¿Limpieza de qué tipo? ¿En todos los campos? "Sí, en todos". No hace falta decir nada más, y queda todo claro. Y cuando María Jesus, una badalonesa de 67 años, dice de su marido "pobre de él como no le vote; yo en cada elección llevo a ocho o nueve amigos para que voten a Albiol", se entiende por qué el PSC está en caída libre en el que fue uno de sus feudos.

Paz familiar

Por suerte para su marido, este también se declara fan de Albiol: "Lo conozco desde hace muchos años. Era cojonudo y lo es hoy en día. Es el mejor alcalde que hemos tenido, y lo seguirá siendo". Manolo (68 años) seguirá gozando de paz en su hogar.

Un señor que luce una pulsera con los colores de la rojigualda, Francisco (88 años), también lo tiene claro entre bocado y bocado de butifarra: "Le voto y le votaré porque es el que mejor ha llevado Badalona. Y defiende a España, y estoy orgulloso de ello. Con más gente como Albiol el tema de la independencia no estaría como está".

Butifarras 'podemistas'

El ambiente de los asistentes a la butifarrada-mitin central era de barriada, de miles de badaloneses de zonas populares. Pocas camisas de Ralph Lauren se veían. Por eso Albiol ha aparcado el traje y la corbata y se ha dirigido a los asistentes en mangas de camisa, pidiendo el voto a quienes no se lo han dado en el pasado:

"Sé que aquí hay personas que han apoyado en otras elecciones a nacionalistas y socialistas. No quiero cambiarles su ideología ni su forma de pensar, les pido que participen en un proyecto que nació en los barrios y que ha llegado al centro, a la Casa de la Vila, un proyecto transversal que busca que los vecinos de Badalona vivan en una Badalona mejor".

Vamos, un "vótenme a mí aunque no les convenza el PP" que cala a tenor de los resultados de una elección a otra. En el recinto se encuentran hasta futuros votantes de Podemos, como Pedro (45 años), que aunque tiene claro que en las municipales escogerá la papeleta de la coalición que apoya Pablo Iglesias, se ha dejado caer "para ver qué dice y qué propone".

La plaza está 'abarrotá'

Los menos jóvenes recordarán uno de esos insufribles latiguillos televisivos del afamado concurso 'Un, dos, tres'. El "la plaza está abarrotá" del supuestamente gracioso Dúo Sacapuntas. Así estaba la Plaza Trafalgar.

Solo los ciudadanos saben si los vaticinios de las encuestas, que pronostican una nueva subida de Albiol y el enésimo trompazo del PSC en Badalona, se cumplirán. Viendo la indiferencia ciudadana ante el 'mini-escrache' y los nulos pitos y los numerosos aplausos, la sensación que se respira es que Badalona repetirá equipo de Gobierno hasta el 2019.

Comentar