5.000 millones de inversión en el Corredor

El Corredor Mediterráneo funcionará desde Murcia a principios de 2016

El Gobierno asegura que el Corredor estará listo para 2016, pero el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, no se atreve a fijar una fecha y le reprocha al Ejecutivo el "retraso" sufrido.

3 min
Redacción
Miércoles, 27.05.2015 14:10

El secretario de Estado de Infraestructuras del Gobierno, Julio Gómez-Pomar, ha anunciado este miércoles que el Corredor Mediterráneo estará funcionando a principios de 2016, desde Murcia hasta la frontera francesa.

"Este 2015 concluirán en su práctica totalidad el grueso de los trabajos en un porcentaje muy elevado, y a principios de 2016 el Corredor Mediterráneo estará funcionando en el tramo desde Murcia, o principalmente desde Valencia, hasta arriba", ha afirmado ante los medios tras participar en el II Encuentro Corredor Ferroviario del Mediterráneo, organizado por el diario Expansión.

Diferencia de criterios entre Gobierno y Generalidad

Junto al consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad, Santi Vila, han inaugurado la jornada. La diferencia principal entre ambos cargos públicos es que Vila ha asegurado "no estar en condiciones de dar un calendario", rechazando de este modo fijar una fecha orientativa de inicio o final de obras. En cambio, el secretario de Estado ha aseverado que en el 2015 se habrán ejecutado el grueso de los trabajos y que 2016 será un año para consolidar tráficos.

El consejero ha persistido en su crítica al retraso que ha sufrido este Eje estratégico, debido, a su juicio, a haber priorizado obras en función de criterios políticos y no de retorno de inversión.

"Más allá del aprecio personal, cuando venís a Barcelona, venís a pasar examen", le ha espetado Vila a Gómez-Pomar.
No obstante, el consejero de Territorio y Sostenibilidad ha valorado positivamente que finalmente se hayan retomado las obras de desdoblamiento entre Vandellós y Tarragona.

Vila: "No es cuestión identitaria"

Vila ha recalcado que el Corredor Mediterráneo, que concentra el 50% de la población y el 60% de las exportaciones del conjunto de España, no es una cuestión identitaria, sino que es una cuestión urgente y estratégica para todo el país, puesto que supone ser la puerta de acceso al sur de Europa.

Pese a valorar positivamente que se hayan iniciado las obras de los accesos viarios del Puerto de Barcelona, ha reprochado que no se hayan licitado los trabajos para los accesos ferroviarios: "No sé por qué no han comenzado. Nos tendrán que dar una explicación y ésta deberá ser solvente. Nadie entiende que sea infinitamente más caro trasladar un contenedor a Madrid o Zaragoza que a Lyon".

Gómez-Pomar señala que hay que "hacer las cosas bien"

Ante las acusaciones de Vila, el secretario de Estado de Infraestructuras del Ejecutivo nacional le ha respondido que "el Corredor Mediterráneo es prioritario para el Gobierno, al que le preocupan los tiempos pero le preocupa más hacerlo bien".

A su juicio, para tener éxito y hacerlo bien no sólo se debe actuar sobre la infraestructura ferroviaria, sino en las conexiones ferroportuarias -el 70% del tráfico portuario se produce en la fachada mediterránea, pero el que sale por ferrocarril de los puertos sólo alcanza el 5,7%-, y en que el transporte de mercancías por ferrocarril predomine sobre el transporte por carretera.

Gómez-Pomar ha defendido que la adopción del tercer hilo, para compatibilizar el ancho ibérico con el internacional, en lugar de implantar directamente el internacional, ha supuesto un retraso de los trabajos, pero que ha sido necesario para adaptarse a los transportistas, que mueven el 99% de las mercancías en ancho ibérico.

"El retraso tiene que ver con hacer las cosas debidamente y no con haber corrido y habernos encontrado con un problema de circulación", ha sentenciado Gómez-Pomar, quien ha recordado que desde 2012 a 2015 se habrán invertido 5.000 millones de euros en el Corredor.

Comentar