Por tardar en responder

El Síndic de Greuges riñe a Ros

El Ayuntamiento de Lérida ha aumentado el tiempo en responder a sus quejas, que ha pasado de 77 a 228 días.

1 min
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, en Lérida
Redacción
Miércoles, 6.05.2015 17:46

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha reñido -de forma "cariñosa"- este miércoles al Ayuntamiento de Lérida, que encabeza el alcalde Àngel Ros, también presidente del PSC, por su retraso en responder a las reclamaciones trasmitidas desde la Sindicatura.

En la presentación en Lérida de las quejas tramitadas por el Síndic en la provincia durante 2014, Ribó ha dado un "cariñoso tirón de orejas" al Ayuntamiento de la ciudad, recriminándole que, si bien en 2013 el tiempo medio de respuesta del Consistorio a las reclamaciones enviadas por el Síndic fue de 77 días, en 2014 ascendió a 228 días.

El perjudicado, el ciudadano

"Este cariñoso tirón de orejas es para que en 2015 consiga otra vez reducir el tiempo de respuesta a las demandas del Síndic", ha expresado Ribó, que ha señalado que "quien queda lesionado" por la demora no es "ni el Ayuntamiento ni el Síndic, sino la persona que ha planteado la queja".

En 2014, el Síndic de Greuges ha tramitado 718 quejas procedentes de la provincia de Lérida, el 7,4% de las reclamaciones del total de Cataluña.

El ámbito que ha ercogido más quejas ha sido el del consumo (229), seguido del de políticas sociales (171) y el de administración pública (169). De estas 169 quejas sobre las administraciones leridanas -la Diputación, los consejos comarcales y todos los ayuntamientos de la provincia-, la cifra más alta corresponde al Ayuntamiento de Lérida, con 24.