En Badalona

Mas pide en Badalona ayuntamientos del área metropolitana favorables al proyecto independentista

Las encuestas pronostican que el secesionismo seguirá siendo irrelevante

3 min
El presidente de la Generalidad y de CiU, Artur Mas, con el alcaldable de la federación naciuonalista en Badalona, Ferran Falcó
Redacción
Lunes, 18.05.2015 18:49

El presidente de la Generalidad y de CiU, Artur Mas, ha pedido este jueves el voto para el alcaldable de su partido en Badalona, Ferran Falcó, con el argumento de que el proyecto secesionista necesita que los ayuntamientos del área metropolitana no estén "en contra" de este mismo proyecto. Aunque la realidad y los vaticinios de las encuestas indican que el secesionismo es poco menos que irrelevante en estos municipios.

En un mitin en Badalona, junto a Falcó, Mas ha expresado su deseo que que, tras las elecciones del próximo domingo, las fuerzas soberanistas gobiernen en los ayuntamientos del área metropolitana de Barcelona, porque el proyecto secesionista requiere, según ha explicado, que estos consistorios "no se puedan poner en contra de que el pueblo catalán decida su futuro".

Así, y pretendiendo presentar las municipales como prácticamente una primera vuelta de las elecciones autonómicas anunciadas para el 27S -y que los partidos secesionistas plantean como un plebiscito sobre la independencia-, Mas ha interpretado que, para el proytecto separatista, es importante que haya el máximo número posible de municipios a favor del denominado "derecho a decidir": "Está en juego que este país [por Cataluña] dé fortaleza a sus instituciones para cuando deba enfrentarse a los temas de mayor envergadura", ha afirmado.

La encuestas, malas para el secesionismo

Los deseos de Mas en el área metropolitana chocan con una realidad nada halagüeña para sus intereses y los del proyecto secesionista. En la propia Badalona, en la que gobierna el PP con Xavier García Albiol al frente, el independentismo solo está representado por cuatro concejales de CiU -en un consistorio de 27-, y una encuesta de El Periódico vaticina que serguirá siendo irrelevante en la ciudad tras el 24M, con tres concejales para CiU y 2 para ERC.

En Hospitalet, la segunda ciudad de Cataluña, más de lo mismo. Gobierna cómodamente el PSC de Nuria Marín, con un pacto con ICV-EUiA, y el independentismo solo tiene los cuatro concejales de CiU -también de un total de 27-. El Periódico no augura ningún aumento al secesionismo en la ciudad, que seguirá siendo residual: dos concejales para CiU, dos para ERC.

Aun peor es para el separatismo la situación en Santa Coloma de Gramenet, feudo de la socialista Núria Parlon, donde ni CiU ni ERC tienen reprsentación, y donde el periódico tampoco les concede presencia tras el 24N. La encuesta solo otorga 4 o 5 diputados a Som Gramenet, la candidatura en la que participan Podemos y la marca local de la CUP, Som Gramenet.

En la propia Barcelona, donde gobierna CiU en minoría, el panorama tampoco es demasiado halagüeño para el independentismo, que no suma la mayoría absoluta en ninguna de las encuestas, ni incluso sumando a CiU y ERC los posibles concejales de la CUP.

Comentar