Los partidos nacionalistas y el PSC se unen para defender la exclusión del castellano como lengua vehicular escolar

CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP celebran una rueda de prensa conjunta para cargar contra el recurso del Ministerio que pretende garantizar el bilingüismo en las escuelas de Cataluña. Tildan al Gobierno de "cafre", "ignorante", de actuar contra la "cohesión civil" y la "convivencia", y de intentar cometer "un golpe de Estado".

4 min
La diputada autonómica del PSC, Rocío Martínez-Sampere
Redacción
Miércoles, 6.05.2015 22:53

CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP han salido unidos y en tromba este miércoles a defender el modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán que desde hace años aplica la Generalidad, en contra de la ley y de las sentencias judiciales, y que supone la exclusión del castellano como lengua vehicular escolar.

Representantes de los partidos nacionalistas y del PSC han realizado una rueda de prensa conjunta desde el Parlamento autonómico de Cataluña, tras reunirse con la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, para cargar duramente contra el recurso del Gobierno que exige a la Generalidad que cumpla la ley y las sentencias y garantice la enseñanza bilingüe a los escolares catalanes.

PSC: el bilingüismo es "una barbaridad en términos de cohesión civil y social"

La diputada autonómica del PSC Rocío Martínez-Sampere ha considerado que el recurso del Gobierno en defensa del bilingüismo escolar es "un error político garrafal y una barbaridad en términos de cohesión civil y social".

Martínez-Sampere ha cargado contra el "ataque" del Gobierno a "un modelo que funciona", en referencia a la inmersió obligatoria y exclusiva en catalán, y ha asegurado que la propuesta del Gobierno -que haya una "proporción razonable" de clases en español- es técnicamente inaplicable.

CUP: "Son unos cafres y unos ignorantes; es un golpe de Estado"

David Fernández (CUP) ha señalado que los miembros del Gobierno de "son unos cafres y unos ignorantes" por exigir el bilingüismo escolar, y ha recomendado "un programa urgente y radical de inmersión democrática y educativa" al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

Según Fernández, la propuesta del Gobierno es un "nuevo episodio de persecución anticatalanista", "un pucherazo temerario y arriesgado", "un acto de imposición españolista con ribete electoral", "una provocación en toda regla" y un "borte virulento" de nacionalismo español. "Es un golpe de Estado, y los golpes de Estado se desobedecen y se les planta cara", ha añadido.

ICV-EUiA: el recurso para exigir bilingüismo escolar es "temerario"

El diputado autonómico de ICV-EUiA Joan Mena ha tildado que la propuesta del Gobierno para reclamar la escolarización bilingüe son unas "medidas temerarias" porque politizan las aulas, y ha acusado al Gobierno de tratar de "imponer medidas judiciales donde las parlamentarias no alcanzan".

"Seremos el rayo que no cesa contra el Gobierno del PP", ha anunciado.

ERC: exigir el bilingüismo "es un atentado irresponsable a la convivencia"

Anna Simó (ERC) ha tildado el recurso del Gobierno para exigir una enseñanza bilingüe de "desproporción jurídica sin precedentes que solo cabe en la cabeza de mentes que no concen el país [por Cataluña] y que tienen una visión totalitaria de la educación y de la gobernanza".

"Es un atentado irresponsable a la convivencia y un intento irresponsable de crear conflictos donde no los hay, y es indignante que el Gobierno del Estado politice y judicialice la eduación de Cataluña", ha añadido.

CiU: la exclusión del castellano genera "cohesión social"

La diputada autonómica de CiU Ramona Barrufet ha rechazado el recurso del Gobierno por considerar que la inmersión obligatoria y exclusiva en catalán "aglutina a toda la comunidad educativa y provoca una cohesión social".

"Nosotros no queremos el modelo de Valencia, de Baleares o del País Vasco, donde hay una separación de aulas [en función de la lengua]", ha subrayado, pese a que ni la LOMCE ni las sentencias judiciales hablan de separar por aulas sino de ofrecer las clases de forma razonablemente proporcioal en catalán y castellano.

Comentar