Revista de prensa

Operación Maná: Los contratos del cuñado de Mas

El Mundo revela una investigación del Banco de España sobre los contratos de la Generalidad con una empresa en la que está Juan Antonio Rakosnik. Sondeo en La Vanguardia: Barcelona ingobernable.

12 min
Pablo Planas
Lunes, 4.05.2015 10:56

El cuñado es tal vez el tipo de "familiar" más incómodo de llevar. Causa de conflictos, discusiones y odiosas comparaciones, el cuñado es un elemento letal, una especie parasitaria, un problema a plazo fijo, el colega de la chaqueta a cuadros que se ha comprado un mercedes benz, un plasta. El último cuñado, el gran cuñado se llama Juan Antonio Rakosnik y le ha tocado en suerte a Mas, que lejos de despotricar de él lo ha forrado a contratos, según El Mundo, como si entre las obligaciones conyugales figurara dar de comer a la familia de doña Helena.

Esteban Urreiztieta da cuenta de una investigación llevada a cabo por el "qué coño es el Sepblac": "El Servicio Especial de Blanqueo de Capitales del Banco de España (Sepblac) considera "particularmente anómalo" el incremento de la facturación con la Generalitat de Cataluña de las empresas que tienen contratadas al cuñado y a la sobrina de Artur Mas. Este organismo ha elaborado un informe, al que ha tenido acceso EL MUNDO, en el marco de la investigación policial en marcha bautizada como Operación Maná".

Continúa: "Según el Sepblac, el grupo informático Seidor, que contrató a Juan Antonio Rakosnik un año antes de que su pariente accediera a la Presidencia, registró "un crecimiento superior al 40% en sólo tres años -2011, 2012 y 2013-, pasando de 125 a 176 millones de euros". "Este crecimiento resulta particularmente anómalo al haberse producido en un contexto de crisis económica y contrastar significativamente con la evolución del grupo en los ejercicios anteriores". El Sepblac ha confeccionado un exhaustivo informe, al que ha tenido acceso EL MUNDO, sobre la evolución de la facturación de la empresa del cuñado de Artur Mas con la Generalitat catalana".

Más: "Este documento forma parte de la investigación policial en marcha que pilota la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción del Cuerpo Nacional de Policía y constata que el «grupo de empresas dedicados a la prestación de servicios informáticos Seidor, radicado en Vic, Barcelona, ha experimentado en los últimos años un crecimiento particularmente anómalo en su volumen de actividad». «El inicio de este crecimiento», explica este organismo dependiente del Banco de España, «coincide en el tiempo con la incorporación a dicho grupo, como empleado o cargo social, de una persona vinculadas familiarmente con el presidente de la Generalidad de Cataluña», en referencia a Juan Antonio Rakosnik, hermano de la mujer del presidente catalán y «empleado de una de las empresas de Seidor»".

Operación Maná y servicios informáticos. Compruebe que el ordenador esté enchufado, la intranet y el antivirus. Da para otra comisión parlamentaria Pujol style. Cuñados y fantasmas, como el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus. En La Vanguardia, Salvador Enguix relata el hachazo de Fabra: "En un proceso electoral en el que el PP valenciano se juega la hegemonía política que ha disfrutado durante 20 años, el caso Alfonso Rus se había convertido en un grave problema político y mediático. Tanto, que amenazaba con reventar la campaña electoral y echar por tierra todos los esfuerzos del presidente Alberto Fabra por demostrar la determinación de su lucha contra la corrupción en el partido. En este contexto debe interpretarse la contundente decisión del presidente de la Generalitat de expulsar del PP, previa consulta con Génova, al presidente de la Diputación Provincial y presidente de esta formación en esta provincia. En esta ocasión, Fabra ha variado el criterio de su propia “línea roja”, según la cual había que esperar a que un político estuviera imputado para pedir que dejara la institución y, en ocasiones, el partido. Fabra ha actuado con contundencia una vez se han divulgado las conversaciones en las que se escucha a Rus contando dinero con Marcos Benavent, exgerente de la empresa de la Diputación Provincial Imelsa".

La política son los números, el dinero de Rus y la pasta del "cuñata" Rakosnik. Y las encuestas. En el diario de Godó calientan las vísperas municipales con un sondeo que pone Barcelona patas arriba y en una situación ingobernable. O sea, como ahora, que el alcalde es honorífico. Ramon Suñé se encarga de presentar y analizar los números: "Las elecciones del 24 de mayo en Barcelona no serán unos comicios locales al uso. A falta de muy pocos días para el inicio de la campaña, todo parece indicar que las razones ideológicas y la coyuntura política general tendrán una fuerte influencia en el resultado de una cita en la que, históricamente, las cuestiones de ciudad habían tenido la mayor importancia. El sondeo realizado por Feedback para La Vanguardia entre los días 24 y 28 de abril apunta esta circunstancia y dibuja un panorama de gran igualdad entre las fuerzas –hasta siete– con opciones de obtener representación en el Consistorio. A falta de menos de un mes para las que se presumen las elecciones más reñidas de la historia de la ciudad, CiU, la formación del actual alcalde, Xavier Trias, se mantiene como primera fuerza política por delante de Barcelona en Comú, la candidatura de izquierdas que lidera Ada Colau. Sin embargo, ambas formaciones pierden gas respecto al anterior sondeo de La Vanguardia, publicado el mes de febrero, e irrumpe con fuerza un tercero en discordia, la lista de Ciutadans que encabeza la exconcejal del PP Carina Mejías, subida a la ola sobre la que cabalga el líder del partido, Albert Rivera. El PSC y ERC mejoran ligeramente las expectativas que tenían hace dos meses; el PP de Barcelona sigue padeciendo las consecuencias de la erosión del Gobierno de Mariano Rajoy, y aparece un nuevo invitado, la CUP, que consolida sus opciones de entrar por primera vez en el Ayuntamiento".

Los sondeos son como las predicciones meteorológicas y las nieblas de mayo, un fenómeno paranormal. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos y Raúl del Pozo las ponen de vuelta y media y aprovechan para deslizar jabs de izquierda y ganchos de derecha. Escribe el primero: "Según una encuesta reciente, España es el país europeo más hostil a la economía de mercado y que más confía en el Estado como creador o redistribuidor de la riqueza, una especie de nodriza de ubérrimas nóminas. Claro que si la encuesta hubiera preguntado sobre la propiedad de la casa del encuestado, es probable que se mostrara a favor de lo privado y contra el exprópiese. Pero, encuestas aparte, es indudable ¡que en pocos países como la España de hoy la propiedad privada es menos defendida como valor moral y no sólo material, como prueba de esfuerzo, talento y ahorro, digna de pasar de padres a hijos y no de padres al Estado, como proponen en sus programas todos los grandes partidos (menos la parte antioficial del PP) resucitando o vigorizando impuestos como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, que obligan a pagar por lo ya pagado. Si Rivera creyera, como dice, que Ciudadanos busca justicia y Podemos quiere venganza, no trataría también de vengarse del ahorrador castigando a sus herederos. Y si hasta el discurso nenuco cultiva el rencor social, no extrañará que Podemos haya alumbrado una fórmula que, en cuatro líneas, se carga la Constitución, creando una Checa Fiscal que vale por cincuenta".

Del Pozo por su parte les dedica el epíteto "mamoncetes" a Iglesias y Rivera y reparte contra las encuestas: "Algunos sociólogos han llegado a pensar que no es que se equivoquen las encuestas, sino que no existe la opinión pública. Claro que existe: es lo que piensan ciudadanos atolondrados; cuanto más informados, más manipulados; que apoyan la corrupción y el despilfarro de los jefes de su secta. Se vio en Andalucía, se verá en Madrid: una urna no es un confesionario para el arrepentimiento. En algunas ciudades ganará la derecha, pero funcionará eso que Esperanza Aguirre llama «el pacto de perdedores». Hay temor a un frente popular municipal y espeso con asambleísmo permanente. Pero no se volverá a la España cantonalista y libertaria, porque los dos nuevos mamoncetes son hijos del bipartidismo: uno se parece a papá; el otro, a mamá. Al final, todo quedará en familia".

Y para acabar la faena y redondear el desayuno. Agua de limón y la portada de El País con Carme Forcadell. Miquel Noguer y Maiol Roger firman la entrevista: "Carme Forcadell finaliza esta semana su mandato al frente de la Asamblea Nacional Catalana, la organización civil que lidera el proceso soberanista, y lo hace con un balance positivo: “Hemos movilizado el país, hemos arrastrado a las clases políticas al proceso”. En una entrevista con EL PAÍS se muestra esperanzada de que en las elecciones catalanas previstas para el 27 de septiembre se impondrá la opción secesionista. “Estamos seguros de que CiU, ERC y CUP sumarán 68 diputados. Siempre ha sido así”, asegura".

Siguen: "Forcadell no confía en que Podemos pueda ganar las generales con mayoría absoluta, pero reconoce que “una victoria” de la formación de Pablo Iglesias “seguramente facilitaría la negociación para la independencia”. Respecto a los escándalos de corrupción en el seno de CiU, Forcadell es tajante: “Hacía tiempo que el Estado español sabía del caso Pujol y no hizo nada. La independencia ha sacado muchos casos porque creyeron que eso frenaría el proceso”. Para ella, “si un partido tiene problemas de corrupción, otro liderará el proceso”. Carme Forcadell (Xerta, Tarragona, 1973) acaba esta semana su mandato al frente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC). La líder de la entidad que ha logrado impulsar el proceso independentista lo deja porque los estatutos le impiden repetir. De momento, se tomará unas vacaciones. Luego, se planteará si participa en alguna candidatura del 27-S, lo que por el momento ha descartado.

Pregunta. ¿Qué balance hace de los tres años que ha estado al frente de la ANC?

Respuesta. Estamos muy satisfechos; se ha avanzado muchísimo. En abril de 2012, nuestro horizonte nacional no estaba nada claro y ahora está clarísimo. Hemos movilizado el país y hemos arrastrado a las clases políticas al proceso.

P. Según las encuestas, los partidarios de la independencia se sitúan en el nivel más bajo desde que se inició el proceso.

R. Después de los desacuerdos que ha habido tras el 9-N, no está mal. Hemos pasado una época de desconfianza, pero esto está cambiando y, por número de escaños, CiU, ERC y la CUP siguen sumando mayoría".

Escalofriante lectura que sitúa el Mayweather vs Pacquiao a la altura de la sección de Cultura, Tendencias y Frivolidades. Se conoce que el combate consistió en un intercambio de guantazos resuelto a los puntos a favor del primero. Enorme decepción. No hubo kaos ni lesiones sangrientas y mientras dos gladiadores se majaban en el ring, las miradas y las cámaras se dirigían al vertiginoso escote de Beyoncé. El aire acondicionado del recinto emitía testosterona.

En El Periódico se quejan en portada de los clubes canábicos, que ningún alcaldable dice estar dispuesto a tolerar. Ramón de España, por su parte, se queja de la cartelera: "Cuando solo existían Superman y Batman, la cosa era tolerable. Cada uno vivía en su mundo y en su propia realidad (eso también se ha acabado, pronto los veremos en la gran pantalla intercambiando sopapos). Luego empezaron a salir superhéroes de debajo de las piedras, hasta el punto de que no quedaba en Nueva York una azotea en la que no estuviera alguno de esos mamarrachos oteando el horizonte. Evidentemente, tanta imbecilidad no podía ser desatendida por un Hollywood que le dejaba la vida inteligente a la televisión y se lanzaba a adaptar un tebeo tras otro".

Ciberprotón contra Mister B.

Éxito de José Tomás en Aguascalientes, donde regó el albero con su sangre casi hasta la muerte.

4 de mayo. Santoral de La Vanguardia: Silvano, Antonio, Peregrino Laziosi, Paulino, Antonia, José M.ª Rubio, Florián.
Y el del Abc: Santos Florián de Lorch, Gotardo de Hildesheim y Ricardo Reynolds.

Comentar