Revista de prensa

Redada de Hacienda y 'El Mundo' en el garaje de Pujol Jr.

Entre las encuestas y el Papa con el Castro que anda sobresale el garaje del primogénito de Pujol. Y entre los superbugas, el delirante Porsche 911 S con pegatinas de un modelo superior y la señera en el capó.

7 min
Pablo Planas
Lunes, 11.05.2015 10:28

Empezar el día con una encuesta es como zamparse unos huevos fritos con chorizo en Casa Paca para desayunar. Si son dos, las encuestas, el condumio viene con una frasca de vino tinto. El remate es un carajillo de Pujol, un palillo y una faria. Una vez consumido el energético batiburrillo, los sondeos tienen una doble y hasta triple lectura. En el Abc y en El Periódico le enmiendan la plana al CIS con pronósticos dispares sobre la alcaldía de Barcelona.

Por partes. Según el Abc, la cosa sería así: CiU 11-12 (14); Barcelona en Comú/Colau, 8-9 (ICV, 5); Ciudadanos 6-7 (0); ERC, 5-6 (2); PSC, 5-6 (11) y PP, 4-5 (9). El diario atribuye el sondeo a una empresa llamada "GAD3" y la ficha técnica afirma que se han realizado 508 entrevistas entre el 20 de abril y el 4 de mayo.

En El Periódico, el tema es este: CiU, 10-11; BeC, 8-9; PSC, 6-7; PP, 5-6; Ciudadanos, 5-6; ERC, 4-5 y las CUP 0-2. La empresa encuestadora es "Gesop" y el "universo", 800 entrevistas.

La del CIS inquiría a dos mil personas. Todas llevan cocina y ninguna deja a nadie satisfecho. Demasiadas especias, sabores ocultos, corrientes de fondo y mar arbolada. Después del estrépito demoscópico del Reino Unido, la cotización de la ciencia del sondeo tiene más que ver con los tubos sanitarios que con la estadística.

En la campaña barcelonesa propiamente, a un militante de Convergència le han partido los morros por repartir octavillas cerca del mitin de Pablo Iglesias y Ada Colau, quienes tras una sobredosis de "Juego de Tronos" expulsaban fuego por la boca como los tragantorchas de las ferias. No lo intenten casa, pero con un lingotazo de vodka y un mechero es un truco al alcance de cualquiera si bien poco recomendable para hipsterbarbudos.

Los ecos del incendio oral de Iglesias y Colau en Nou Barris han llegado hasta Madrid. En El Mundo, Federico Jiménez Losantos aborda el viraje en llamas de Pablemos: "La estridencia es un recurso electoral de todos los políticos. Pero Iglesias -que presumía de no ser "casta"- ha hecho este fin de semana en Barcelona algo más que subir el tono: renunciar a un discurso nacional. Podemos debía presentarse allí como un partido comunista bolivariano a la española, que ataca la falta de "patriotismo" de los ricos, o como un viejo partido ultraizquierdista más, que asume un discurso separatista, carca hasta la náusea, que exige privilegios fiscales y persigue el derecho a usar la lengua común, el español".

Sigue: "E Iglesias ha dicho que Cataluña debe tener un tratamiento fiscal distinto y que la única lengua que necesita protección es el catalán, "que se habla en Cataluña, Valencia y Baleares". Como Jon Nieve, Pablo no sabe nada; es el típico analfaprogre de Madrid que se gusta cantando 'L'estaca'. Pero en esas tres comunidades hay una mayoría castellanohablante discriminada por CiU, la Esquerra o el PP, privada de unos derechos que agravan su desigualdad social. ¿Y le da igual? Iglesias ha inventado el igualitarismo asimétrico... de Maragall".

En la proyección nacional del momentum, Rivera ocupa la primera página de El País. La entrevista corre a cargo de Anabel Díaz y Javier Ayuso. El líder de C's no descarta nada: "El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, un partido al que las encuestas dan en claro ascenso ante las elecciones municipales y autonómicas de la semana próxima, hasta el punto de ser fuerza decisiva para que se puedan formar Gobiernos, dice en una entrevista que puede “pactar con el PSOE y con el PP, incluso con Podemos”, pero para acuerdos puntuales, pues “los Gobiernos de coalición no dan estabilidad”. Rivera añade que “debe tratar de gobernar quien gane las elecciones, y después, que haya pactos concretos”".

Fragmento de la entrevista:

"Pregunta. Han pasado seis meses desde que Ciudadanos decidiese ser un partido nacional y no para de realizar actos con colectivos de toda índole. ¿Le piden más claridad en sus proyectos, le hacen reproches o cree que sigue en estado de gracia?

Respuesta. Veo más ilusión de cambio; no hay reproches. La gente ha entendido que hay que bajar a la arena y ayudar a la estabilidad, que a todos nos obliga. La gente nos ve no solo como una opción para influir, sino para gobernar, aunque haya quien no se crea las encuestas.

P. De momento, las encuestas le sitúan como un partido con la llave que abre o cierra. En Andalucía, de momento, cierran.

R. No es así; seguimos en la negociación con el PSOE de Andalucía y estamos cerca en el pacto anticorrupción, el tramo autonómico del IRPF, la financiación pública de las pymes... Pero encallados en la concreción del pacto anticorrupción.

P. ¿Encallados porque ustedes quieren por escrito el compromiso de que los imputados se van a marchar de la vida política, pese a que ya lo han anunciado?

R. Tenemos que ser exigentes en el cumplimiento de los pactos. La experiencia dice que PP y PSOE no siempre cumplen.

P. ¿No se fía de Susana Díaz?

R. Yo creo que Susana Díaz quiere llegar a acuerdos, romper con el PSOE de los ERE y pasar página, pero si los acuerdos están encallados es más por el PSOE que por nosotros".

La mayoría de los diarios llevan al Papa Bergoglio con el tiranosaurio Raúl Castro, quien declara que si el jesuita sigue así está por volver a rezar. Ya nada es lo que era. Hay dos papas y el mundo nos hace viejos en segundos, pero los Castro siguen jodiendo. Y en el Vaticano, que una cosa es que Benedicto XVI fuera a Cuba y muy otra que un dictador ateo sea agasajado en la Santa Sede por el sucesor de Pedro. En general, la prensa es pródiga en parabienes, en modo automático fin de semana.

Pero una portada sobresale en el quiosco con luz propia y es la de El Mundo que presenta la sublime horterada del Porsche 911 S de Jordi Pujol Ferrusola. Cuenta Esteban Urreiztieta que los tasadores de Hacienda se han pasado por el garaje de Pujol Jr. y lo han flipao con la colección de superbugas, que han valorado en 1,6 millones de euros. Ya presumía el ínclito primogénito de coches en el Parlamento autonómico. Y con razón. Pero es que el Porsche en cuestión es amarillo y lleva pintadas las cuatro barras en el capó. Vale, sí, una más que Adidas. Detalle patriótico y tal. En el pie de foto del particular vehículo dícese: "Hacienda revela que no tiene la ITV en regla y que sus pegatinas fingen que pertenece a un modelo superior". O sea que estamos ante el típico nen de Castefa que tiene un julai coupé y le planta un adhesivo de Pininfarina en tol lateral, tope tuneao. Ni los hijos de Sadam tenían coches más horteras. Deberían de exponerlo en el Museo de Historia de Cataluña junto a la inoxcrom de Mas. En una subasta el porsche lo peta, aunque vete a saber. El Azor de Franco acabó en un páramo y no funcionaba ni como fonda.

El resumen del régimen: un escarabajo con la señera y pegatinas de quiero y no puedo.

Ojo al apunte de Bolaño en La Razón sobre las visitas de Mas a Rato hace unos meses. Sí, sí. Mas en Madrid y en casa de Rato. Testimonios vecinales.

11 de mayo, San Mayolo, Antimo, Evelio, Francisco de Jerónimo, Gangulfo, Gualterio e Iluminado de San Severino, Eliseo, Berta y Susana.