Sierra: "El dinero, para el bienestar de los barceloneses y no para delirios separatistas"

Sonia Sierra (Tarrasa, 1973) forma tándem con Carina Mejías en la lista electoral de Ciudadanos para el Ayuntamiento de Barcelona. Esta profesora de lengua española -y colaboradora de CRÓNICA GLOBAL- está especialmente preocupada por la educación y garantiza que "trabajarán" por la igualdad de oportunidades de los alumnos en la ciudad. Denuncia que las multas a comerciantes por no rotular en catalán "son un ataque contra la libertad". Y asegura que se debe potenciar no solo el bilingüismo, por encima de la inmersión lingüística, sino que la apuesta "ha de ser el trilingüismo", porque es "fundamental" para una ciudad con tantas visitas de personas del extranjero.

13 min
Sonia Sierra, 'número dos' en la lista de C's para las municipales por Barcelona
Sergio Fidalgo
Miércoles, 6.05.2015 15:27

¿Cree que los usos lingüísticos del Ayuntamiento de Barcelona son correctos?

Por supuesto que no. El simple hecho de que se haya multado a comerciantes por no haber rotulado en catalán me parece inaceptable en una democracia, un auténtico ataque contra la libertad. Por otra parte, he escuchado la queja de muchos barceloneses que dicen que solo se dirigen a ellos en español para pedirles el voto. El resto del tiempo, el español, la lengua mayoritaria en Barcelona, no existe para este Ayuntamiento, pero tampoco para los anteriores.

¿Y en el resto de instituciones?

Esto mismo se puede hacer extensible al resto de las instituciones. Como anécdota, yo he visto cerca de mi casa, en las luces de Navidad, felicitar las fiestas en varios idiomas pero olvidar el español. Creo que el hecho de que no usen la lengua de más de la mitad de la población hace que los castellanohablantes se alejen de las instituciones y no las consideren como algo suyo, que es lo que debería de ser.

¿Qué le diría a los que defienden retirar la bandera de España del edificio consistorial?

Que todos los ciudadanos tienen derecho a sus símbolos. Por supuesto, puede haber personas que no sientan nada especial ante esta bandera o hacia ninguna y también me parece estupendo porque forma parte de su libertad individual, pero no se les puede negar este derecho a los que sí se sienten representados por ella.

¿Cuál es la mejor solución para el conflicto de Can Vies?

Sobre Can Vies hay una resolución judicial que ha acordado el desalojo y nosotros somos siempre partidarios de que se cumpla la ley y las sentencias. En este caso, además, tenían a gran parte de los vecinos en contra y sus reivindicaciones fueron muy violentas. Para mí, cuando alguien recurre a la violencia, pierde toda su legitimidad.

¿Cuál es la relación que debería tener el Ayuntamiento con el colectivo okupa?

Actualmente estamos en una situación de emergencia social y hay muchas personas sin hogar que okupan viviendas por necesidad. Es necesario atender a esas personas y la solución sería un parque de viviendas sociales. Nuestro programa tiene como modelo la ciudad de Ámsterdam, donde el cincuenta por ciento de las viviendas son sociales. Otra cosa son los antisistema que generan problemas de convivencia, algo que resulta inaceptable para el resto de los vecinos.

La mayoría absoluta está totalmente descartada para todas las formaciones según todos los sondeos, de hecho se augura una notable fragmentación en el consistorio barcelonés. ¿Con quién podrían llegar a acuerdos para gobernar la ciudad?

No se trata de con quién sino para qué. Nosotros no vamos a hacer pactos a cambio de sillitas. Tenemos, evidentemente, unas líneas rojas: no vamos a pactar con aquellos que quieren romper con España y expulsarnos de la Unión Europea.

¿En todos los casos?

Esta claridad en nuestra postura no quita que si hay que apoyarlos en una propuesta que repercuta en el bienestar de la ciudadanía, no se haga. Creo que, en general, Ciudadanos es una formación que se caracteriza por buscar más lo que nos une que lo que nos separa. Es por eso que dentro del partido conviven personas con puntos de vistas diferentes en algunos aspectos pero que somos capaces de buscar el consenso y trabajar juntos de la mejor manera posible.

Con Ciudadanos en el gobierno municipal, ¿se permitiría la instalación de relojes que hicieran la cuenta atrás para la independencia en la plaza de Sant Jaume?

Por supuesto que no. Los separatistas nos tienen acostumbrados a su mal gusto. La mayoría de sus performances son auténticas aberraciones estéticas y suelen ser muy invasivos y poco respetuosos con el espacio público. Y no hablemos ya del atentado ecológico que supuso ensuciar la ciudad con enormes cantidades de plástico amarillo. No hay nada más ecológico que intentar no generar residuos, especialmente cuando no son biodegradables como es el caso del plástico. Todavía estoy esperando escuchar las críticas de ICV, el partido del que forma parte Ada Colau, que se supone que son 'verdes'.

Ya que habla de Colau, esta alcaldable se presenta como lo 'nuevo'. Pero cuenta con el apoyo de Iniciativa, que gobernó la ciudad durante treinta y dos años. ¿Qué le sugiere?

No creo que yo sea nadie para sugerirle nada a Ada Colau pero es evidente que ella no es lo 'nuevo'. Muchos de los miembros de sus candidatura vienen, efectivamente, de ICV, ese partido que gobernaba en un tripartito que se entregó a la especulación y que no procuró en ningún momento un parque de viviendas públicas; un partido que tiene una deuda con La Caixa, que es quien le paga las campañas y después, en un alarde de incoherencia, organizan actos como 'encerclem La Caixa'.

Vamos, que de 'nuevo', poco.

No, no son para nada lo nuevo y menos si lo comparamos con Ciudadanos: excepto Carina Mejías, nuestra alcaldable, el resto de la candidatura no tenemos ningún tipo de experiencia política y nos hemos ganado siempre la vida al margen del partido.

¿Debe una institución tan importante como el Ayuntamiento de Barcelona cumplir la legislación vigente española y respetar la Constitución?

¡Sin ninguna duda! ¿Qué legitimidad puede tener una institución para que se respete lo que dicte si no cumple con el ordenamiento jurídico?

¿Desde el Ayuntamiento se debería potenciar el bilingüismo en las escuelas?

Claro, es una de nuestras lenguas oficiales y, además, la lengua materna de la mayoría de los barceloneses. Pero nuestra propuesta va todavía más allá: hay que potenciar el trilingüismo. España, en general, tiene un déficit con respecto a los idiomas, especialmente si nos comparamos con los países de nuestro entorno y hay que trabajar desde todos los frentes para solucionarlo. En el caso de Barcelona, que recibe constantemente la visita de personas extranjeras que vienen a nuestra ciudad a estudiar, a hacer negocios o turismo, es absolutamente fundamental.

¿Cuáles son las propuestas en educación de Ciudadanos para la ciudad de Barcelona, dado el papel importante que posee el Ayuntamiento en esta materia?

Este es un tema especialmente importante para mí puesto que llevo veinte años dedicada en cuerpo y alma a la educación, y uno de los temas que más me preocupa desde hace tiempo son los terribles datos de fracaso escolar y abandono escolar temprano.

¿Por dónde comenzaría?

Lo primero sería realizar un estudio para detectar cuáles son los barrios en los que las cifras de fracaso escolar son más altas y crear centros abiertos para acoger, acompañar, orientar y ayudar a los alumnos con situaciones socioeconómicas desfavorecidas. Centros con profesionales para ayudarlos en sus tareas fuera del horario escolar y con acceso a ordenadores e internet para paliar la brecha digital.

Primarán la igualdad...

Exacto, trabajaremos firmemente para paliar las diferencias de resultados en el rendimiento académico para garantizar una igualdad de oportunidades real. Hace un par de años, ningún alumno matriculado en un instituto público de El Raval logró acceder a la universidad. No podemos consentir que sucedan este tipo de cosas.

¿Qué más?

También garantizaremos el mantenimiento de las instalaciones escolares y realizaremos las reformas necesarias para garantizar la calidad y la comodidad. Aunque parezca mentira, hay escuelas e institutos en los que, por ejemplo, se pasa frío en invierno y eso es una auténtica vergüenza.

¿Y para los profesores?

Apoyaremos la implantación del 'Aula Digital del siglo XXI', pero con un plan real de formación del profesorado porque hasta ahora, todas las iniciativas que se han hecho han ido en la línea de financiar netbooks a los alumnos para que tuvieran allí un libro transformado en PDF. Eso, más allá de que no significa ningún tipo de cambio en el sistema de enseñanza-aprendizaje, entorpece más que otra cosa: un libro de papel es más cómodo y práctico que un libro en PDF; para este viaje no hacía falta estas alforjas.

¿Qué le parece la reforma que el alcalde Trias ha impulsado en la Diagonal?

Es curioso que esas personas que tienen todo el día las palabras 'democracia', 'consulta' y 'referéndum' en la boca ignoren después la decisión de los ciudadanos en un referéndum. En primer lugar, creo que ha sido una reforma pensando en las grandes empresas y no en los ciudadanos; en segundo lugar, había zonas que necesitaban con más urgencia reformas y se han ignorado y, en tercer lugar, las baldosas son realmente incómodas y es desagradable caminar por ellas.

El documental Ciutat Morta ha puesto bajo sospecha la actuación de la Guardia Urbana. ¿Cree usted que ha cometido excesos?

Los guardias urbanos son funcionarios. En inglés, funcionario se dice 'civil servant'. Me gusta mucho porque eso es lo que creo que somos los funcionarios -yo también lo soy-: servidores públicos. A partir de esto, no puede haber ni la más mínima sospecha de la ciudadanía sobre nosotros. En este caso veo mucho dolor por parte de los familiares y amigos del guardia urbano que resultó herido, de la fallecida Patricia Heras, de los jóvenes encarcelados... Por el bien de todos ellos, creo el caso debería esclarecerse para que no quedara ni la más mínima duda al respecto.

¿Qué se debería hacer con la deuda que la Generalidad tiene con el Ayuntamiento?

Si llegamos a la Alcaldía, una de las primeras cosas que haríamos sería, precisamente, reclamar el pago de esa deuda a la Generalidad para que el dinero fuera al bienestar de los barceloneses y no para sufragar delirios separatistas.

Trias ha convertido Barcelona en punta de lanza del proyecto independentista. ¿Ha de ser esta la función del Ayuntamiento?

De ninguna de las maneras. Las instituciones han de mantenerse absolutamente neutrales porque son de todos. Al margen de eso, Barcelona nunca ha sido una ciudad secesionista por mucho que las personas que están actualmente en el poder quieran hacernos creer lo contrario.

¿Cumplen BTV y la radio municipal con su teórico papel de servicio público?

Hay una parte de servicio público, claro. El problema es que tienen un sesgo que no deberían tener porque deberían estar al servicio de la ciudadanía y no de los intereses partidistas de nadie.

¿Entonces, hacen otra cosa?

En muchos casos, hacen publicidad de determinados partidos y no son justos ni equitativos en el tiempo dedicado a cada partido.

¿Qué opina de la política de Trias en materia de turismo?

Ha sido absolutamente nefasta y ha acabado ocasionando muchos problemas. ¿Cuál es nuestra la línea de actuación? Desde C’s proponemos cambiar este modelo de turismo obsoleto y desfasado, un modelo que ha apostado por un turista masivo de personas que pasan muy pocos días en la ciudad -una media de dos noches de pernoctación- y que se concentra en barrios muy concretos.

Siga...

En Ciudadanos apostamos por un plan global de la ciudad de forma que todos los distritos puedan obtener beneficios del turismo y no haya barrios que se vean saturados. La clave pasa porque haya menos turistas pero que pasen más días en la ciudad, un turismo interesado en nuestra historia, nuestra cultura, que se integre en la vida de la ciudad en lugar de estar en guetos para turistas, como sucede actualmente.

Si Ciudadanos estuviera en el Gobierno municipal, ¿qué área querría usted coordinar?

Creo que en las áreas que más podría aportar serían, por mi trayectoria profesional, las de Educación y Cultura.

¿Y si fuera miembro del Gobierno municipal, iría a la ofrenda floral al monumento a Casanova el 11 de septiembre?

No.

¿Por qué?

No tiene sentido alimentar los falsos mitos del nacionalismo.

Trias fue el candidato de la 'manzana'. Usted es 'naranjita'. ¿Quién es el 'limón'?

Me encantan los limones, así que me cuesta verlos como algo malo. Al margen de eso, no veo a ninguno de los otros candidatos como algo 'malo', estoy convencida que ellos defienden sus propuestas porque consideran que son las mejores para la ciudad, como hacemos nosotros con las nuestras.

¿Qué le diría a los que quieren convertir las elecciones municipales en unas primarias de las supuestas 'plebiscitarias'?

Que respeten el municipalismo. La política municipal es aquella que incide más directamente sobre la vida de los ciudadanos y por eso debemos concentrar toda nuestra energía y todos nuestros esfuerzos en realizar las mejores propuestas y buscar los recursos para llevarlas a la práctica. Todo lo demás sobra.

Por cierto, ¿cree que habrá elecciones autonómicas el 27 de septiembre?

En general, he ido acertando bastante todo lo que iba a ir pasando en el procés pero esta vez tengo mis dudas, no veo claro si se van a realizar o no. El caso es que los poderes fácticos no quieren que se adelanten y Duran, tampoco. Y, en general, hasta ahora, Duran, pese a las campañas de acoso que sufre por parte del separatismo, suele salirse con la suya.

Defíname en una frase a los siguientes políticos:

Xavier Trias: El peor alcalde que ha tenido Barcelona desde la instauración de la democracia.

Jaume Collboni: Necesita urgentemente saber qué quiere ser de mayor, como su partido.

Alberto Fernández Díaz: El candidato del partido que permitió el 9N.

Carina Mejías: La alcaldesa que se merece Barcelona.

Alfred Bosch: El candidato con más capacidad para meter la pata.

Ada Colau: La representante de la vieja política tuneada.

Comentar