Tele-prusés se vuelca con las emotivas homilías de Oriol Junqueras

Si hay dos vehículos de Tele-prusés a la puerta, no hay duda, Mossèn Junqueras está dentro aleccionando a sus feligreses. En la homilía central en Hospitalet de Llobregat los cánticos kumbayás 'animaron' a una parroquia tan marchosa como una 'rave' al aire libre en la Antártida. El objetivo, arropar al alcaldable local, Antoni García.

4 min
Tele-prusés, a la puerta del templo de Junqueras
Sergio Fidalgo
Martes, 12.05.2015 22:43

De la misma manera que el cantante estadounidense Prince se convirtió en 'El Artista antes Conocido como Prince', Tele-Prusés es la 'Antigua TV3 que Pretendía ser un Servicio Público'. En la puerta del templo en el que Mossèn Junqueras iba a comparecer dos vehículos de la 'Televisión que traslada la palabra del Enviado al Pueblo Escogido' garantizaban que la buena nueva llegaría a todos los feligreses de los Països Catalans. Y del mundo entero.

Si no hay Casera, nos vamos. Si Tele-prusés no está, es que no es un acto de Esquerra. Como lo era, allí estaban dos vehículos brillando al sol, como si fueran las hoces de los segadores, esas hoces siempre dispuestas a romper cadenas. En su caso, a forjarlas. O mejor dicho, a difundirlas.

Un converso siempre 'mola'

El pastor fue precedido en la palabra por uno de esos conversos que quedan siempre tan bien en cualquier telefilm religioso. El 'Anteriormente Conocido como Prohombre Sociata' Toni Comín mostró su adhesión definitiva a la Fe Auténtica presentando a Mossèn con las siguientes palabras: "La independencia es un instrumento para un país más justo. Pero antes de independentistas somos demócratas. Y, ante todo, lo más importante es ser buenas personas".

Qué bonito. Michael Landon seguro que le habría dedicado un capítulo de Autopista hacia el Cielo. Por si ustedes son demasiado jóvenes, Landon hacía en esta teleserie ochentera de ángel que iba resolviendo entuertos. Una especie de Don Quijote, con alas no visibles y chupa de cuero. Si hubiera nacido en Barcelona, sería Toni Comín. Como no tuvo esa suerte, Landon se libró de ser el antecesor de Puigcorbé como fichaje mediático con veinticinco años de anticipación.

'Vull ser lliure'

Entre intervención e intervención volvía a sonar el cántico kumbayá. Es una pena que Mossèn Junqueras no imite a Ada Colau y se marque unas rumbitas para sustituir el estomagante 'Vull ser lliure'. De hecho, si Esquerra quiere ser la auténtica transversalidad en Cataluña y convertirse en el pal de paller pujolista, ha de fichar a Los Chunguitos. O convertir a un grupo de militantes en impersonators de este mítico grupo. Toni Albà tiene pinta de tener ganas.

Mossèn Junqueras pidió disculpas por la afonía. La campaña del 'Alcalde de Sant Vicenç dels Horts que está en todas partes menos en Sant Vicenç' ha sido intensa, y sus feligreses merecían una explicación. Y se la dio. Porque para eso está él, para explicarlo todo bien clarito.

'España nos roba', versión 2.0

Porque Junqueras habla claro. Con tono parroquial, pero se le entiende todo:"Si pagamos más impuestos que nadie y dedicamos más porcentaje del presupuesto de la Generalidad a sanidad y educación que otras CCAA, y luego nos toca menos dinero per cápita, es por algo".

"La mayoría de los impuestos que pagamos no están a disposición de nuestra sociedad", añadió. La versión 2.0 del 'España nos roba', que es el mismo discurso de siempre, solo que en vez de soltarlo a gritos, como los de la Barra Brava de Solidaritat per la Independència, lo difunden a media voz, susurrante, sacerdotal...

La claca se gana el sueldo

Tras la malvada España vampira, explicada de manera amable, tocó otro mega-hit del repertorio de Mossèn Junqueras. Elogio de la ciudad en cuestión, de su laboriosidad, su importancia para el proyecto colectivo, y la lucha contra la corrupción como garantía para mejorar la vida de los vecinos de la villa, y de Cataluña entera.

De repente parece que la afonía va a poder con nuestro héroe. ¿Cae? ¡No! La super-claca está al loro y provoca una mini-ovación que permite a Mossèn respirar. Vuelve a coger el tono y sigue con el raca-raca: "Cada vez que alguien nos priva de los recursos necesarios hace daño a quien más lo necesita". Ya no nos roba España. Nos roba 'alguien'. Puro eufemismo. Puro tono parroquial. Cuando Junqueras deje la política no volverá a la Universidad. Le espera un Monasterio. Que tiemble el Abad Soler.

Comentar