A 150m de equipamientos

Trias aprueba limitar los clubes de cannabis

Los locales deberán estar ubicados a una distancia mínima de cualquier equipamiento. La normativa, sin embargo, deberá confirmarla el pleno que salga de las próximas municipales.

2 min
Plantación de cannabis
Redacción
Miércoles, 6.05.2015 19:34

Los clubes de consumidores de cannabis, que en los últimos años han proliferado en Barcelona, lo podrían tener mucho más difícil a partir de ahora, después de que el Ayuntamiento haya aprobado una normativa específica que prohíbe que estén instalados a menos de 150 metros de cualquier equipamiento. Una normativa, además, que tiene efectos retroactivos. Pero que, y este es un matiz importante, deberán confirmar los concejales elegidos en las elecciones del día 24.

La Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles un "plan especial urbanístico para la ordenación territorial de los clubes y asociaciones de consumidores de cannabis en la ciudad", que determina los "parámetros de ubicación de la actividad" de este tipo de asociaciones.

Con la nueva normativa, y según informa el propio Ayuntamiento, los clubes de consumidores de cannabis no se podrán ubicar a menos de 150 metros de "cualquier establecimiento o suelo calificado de equipamiento para cualquier uso", así como tampoco de "centros docentes de educación obligatoria, bibliotecas y centros deportivos públicos".

Una vez entre en vigor la normativa, los clubes de usuarios de cannabis que no estén ubicados en los lugares permitidos deberán cesar su actividad en un plazo máximo de 18 meses. Además, entrará en vigor una moratoria "para evitar nuevas implantaciones".

Sólo quedarían once

Según el Ayuntamiento, de los 123 clubes de usuarios de cannabis de la ciudad, sólo once podrán continuar con su actividad. Los que tengan que cerrar tendrán derecho a una indemnización.

La aprobación definitiva de la normativa, no obstante, no depende sólo del Gobierno municipal, que encabeza el 'convergente' Xavier Trias. De hecho, dependerá del Consistorio que salga de las urnas en las elecciones del próximo día 24. Esto es así porque la normativa aprobada hoy entra ahora en un período de dos meses de exposición pública, en el que los afectados pueden efectuar alegaciones, y se deberá votar posteriormente en el pleno del Consejo Municipal.

En este sentido, la Federación de Asociaciones de Usuarios de Cannabis de Cataluña (CatFAC) ha denunciado electoralismo en la medida aprobada hoy, y ha dicho a Trias, en un comunicado de este mismo miércoles, que "las personas usuarias de cannabis no son una carta en el juego electoral".