Trias se apresura a pagar cursos de élite a cargos de confianza antes de acabar su mandato

El edil nacionalista gasta "alrededor de 300.000 euros" de dinero público en cursos restringidos y no publicitados para que los funcionarios no tengan acceso; solo sus cargos de confianza elegidos a dedo.

4 min
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias
Redacción
Miércoles, 20.05.2015 09:52

Ante las previsiones electorales de fragmentación política en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias no tiene asegurado poder repetir como máximo mandatario de la capital catalana y, por lo que parece, ha decidido aprovechar lo que podrían ser sus últimos días pagando cursos al extranjero a sus cargos de confianza.

Según informa el diario El Mundo, el edil nacionalista pagó a varios cargos de confianza cursos en universidades internacionales de élite coincidiendo con el final del mandato. Miembros de las concejalías de Urbanismo y Economía participaron en cursos en la británica London School of Economics (LSE) y la estadounidense Harvard, con un coste que superó los 300.000 euros para las cuentas municipales.

Los cursos no fueron publicitados

El dispendio se efectuó cuando apenas quedaban entre cuatro y cinco meses para las elecciones municipales del 24 de mayo. Ninguno de los cursos fue publicitado de forma interna entre los funcionarios y, por lo tanto, fueron adjudicados a voluntad.

El equipo de confianza del concejal de Urbanismo, Antoni Vives, fue el que disfrutó durante la última semana de febrero de la mayor partida a formación de lujo. Según han confirmado fuentes del Ayuntamiento consultadas por el rotativo, 15 personas participaron en el curso en la LSE. Entre ellas se encontraban tres cargos contratados a dedo y cuya permanencia en el Ayuntamiento dependerá de si CiU vence en las elecciones. Otros seis fueron cargos “laborales”, atraídos a Urbanismo después de ser contratados por empresas municipales. Seis funcionarios del Consistorio completaron la lista.

Cursos restringidos y elitistas

Bajo el título Global trends, local Impacts (Tendencias globales, impactos locales) fueron instruidos sobre "soluciones para el cambio climático" o "desafíos" para la vivienda en una gran urbe. El curso fue hecho a medida por la London School of Economics para la delegación barcelonesa.

Desde el Consistorio han intentado justificar la formación alegando que permite "dar mejor cumplimiento al objetivo del área". Asimismo, han intentado convencer de que el curso era restringido y que los funcionarios del Ayuntamiento no podían apuntarse porque se trataba de "una formación específica dirigida a responsables directivos". "No es el tipo de formación abierta que impulsa Recursos Humanos", han sentenciado.

Un curso de 300.000 euros

En el programa oficial de la LSE consta que el coste del curso acordado inicialmente para un grupo de diez personas es de 101.300 euros. Urbanismo, sin embargo, incorporó finalmente a otros cinco cargos del equipo de Vivies al grupo. En una comparecencia en la comisión de Presidencia celebrada el pasado 18 de febrero el propio responsable de Urbanismo justificó el curso como un "intercambio de experiencias" entre Barcelona y Londres. Ese mismo día elevó el coste total del viaje a una cifra "alrededor de los 300.000 euros".

Entre el 11 y el 16 de enero otro funcionario de la Generalidad adscrito temporalmente a la concejalía de Economía del Ayuntamiento, recibió otro curso de élite. El Director de la Oficina de Management i Pressupost Executiu, Jordi Baños Rovira, viajó hasta una de las facultades de la universidad de Harvard para recibir un curso sobre finanzas públicas. Según informa El Mundo, fuentes municipiales informaron que dicho curso costó 6.800 euros -a los que cabe añadir el coste del trayecto en avión, la estancia y las dietas-.

En el documento con el que la Gerencia de Economía justifica el curso en Harvard defiende que se trata de "una formación" con "importancia estratégic" para la elaboración de los presupuestos municipales. No obstante, obvian mencionar que el único beneficiado del curso es un funcionario en comisión de servicios en el Ayuntamiento y que, por tanto, su permanencia en el Consistorio es temporal. En el mismo documento se autoriza a que el Ayuntamiento de Barcelona asuma todo el coste del curso, "incluso si eso llegara a suponer superar alguno de los límites definidos en los criterios generales internos del Ayuntamiento".