Vargas Llosa augura la derrota del nacionalismo catalán

El escritor alerta contra los nacionalismos de todo tipo, también contra aquellos aparentemente "pacíficos" que entrañan una violencia potencial: "Es verdad que no todos los que nos rodean son lo mismo. Hay algunos muy pacíficos que aparentemente respetan la diversidad, pero no hay que engañarse, estos nacionalismos benignos y civilizados defienden una doctrina que a la corta o larga produce violencia".

4 min
El escritor Mario Vargas Llosa durante el acto de la plataforma 'Libres e Iguales'
Laura Fàbregas
Jueves, 21.05.2015 09:56

Advertir sobre los peligros que entraña el populismo para la democracia, identificar el nacionalismo como el peor de los populismos y alentar contra la desmoralización política. Estos fueron los tres ejes de los ponentes de la cena-coloquio que el movimiento cívico Libres e Iguales ha organizado este miércoles en el Círculo Ecuestre de Barcelona.

El coloquio, titulado 'Democracia ante populismo', ha tenido como gran protagonista al premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, quien ha augurado el fracaso del nacionalismo catalán: "El nacionalismo catalán no prosperará porque España y también Cataluña ya han avanzado demasiado como para retroceder a un sistema de coexistencias que traería desgracias a España, Cataluña y Europa".

El escritor ha alertado contra los nacionalismos de todo tipo, también contra aquellos aparentemente "pacíficos" que, sin embargo, entrañan una violencia potencial: "Es verdad que no todos los que nos rodean son lo mismo. Hay algunos muy pacíficos que aparentemente respetan la diversidad, pero no hay que engañarse, estos nacionalismos benignos y civilizados defienden una doctrina que a la corta o larga produce violencia".

Vargas Llosa, quien residió durante cinco años en Barcelona, ha argumentado que "lo que el nacionalismo representa en el fondo es un esfuerzo para regresar a la tribu", para sacar a los ciudadanos de la situación en que puede elegir ser diferentes a los demás y ser respetados. "Esto es un regreso a la barbarie, al rechazo a la civilización, donde todavía el individuo no existia, era una parte de la comunidad", ha sentenciado el escritor.

El nacionalismo es "un acto de fe"

El premio Nobel ha definido el nacionalismo como "un acto de fe" que constituye "una religión que no quiere decir su nombre” y ha insistido en la idea de que no tiene más alternativa que el fracaso como prueba el hecho de que "no ha sido capaz de producir una obra intelectual o filosófica con vigencia e intelectualmente respetable en todo el mundo".

Finalmente, el escritor ha señalado que la equivocación fundamental en Barcelona fue creer que el nacionalismo es una fuerza progresista, y ha considerado que los "abusos" que se hayan podido cometer contra Cataluña a lo largo de la historia son corregibles dentro del Estado democrático surgido de la Transición, cuyo valor defiende lejos de la banalización o descrédito tan en boga en los últimos tiempos.

Álvarez de Toledo: "Barcelona ha pasado a ser la zona cero del populismo"

En el acto también ha intervenido la portavoz de la plataforma Libres e Iguales, Cayetana Álvarez de Toledo, quien ha hecho un llamamiento a que España defienda su democracia, recupere la autoestima y combata los populismos nacionalistas y de izquierdas.

La diputada del PP también ha lamentado que Barcelona "haya dejado de ser el centro de la libertad en España y se haya convertido en la zona cero del populismo en España". Como prueba de ello ha esgrimido que a partir del domingo -una vez celebradas las elecciones municipales- la ciudad estará gobernada o por Ada Colau (BComú) o por Xavier Trias (CiU), a los que acusó de representar este populismo de izquierda y nacionalista respectivamente, cuyas "similitudes son evidentes".

Álvarez de Toledo también ha recordado el acoso que sufrió una familia de Mataró por reclamar educación bilingüe instando al Estado y sus instituciones a llevar a cabo una “política de calidad” y estar presentes para que el ciudadano no tenga que ser un "héroe": "Una democracia que funciona correctamente no necesita que los ciudadanos sean héroes, porque ya están los políticos". En esta línea, la portavoz de la entidad alertó de que en estos momentos "la identidad lo justifica todo, incluso el atropello de la igualdad de la ciudadanos".

Arcadi Espada: "Para el populismo la política solo es justicia"

El periodista Arcadi Espada ha sido el encargado de presentar al premio Nobel de Literatura reivindicando que España necesita hoy más que nunca a personas inteligentes e intelectuales que estén en política de algun modo u otro.

Espada ha criticado que el populismo entienda "que la política y los intelectuales son algo así como el agua y el aceite", y ha recordado cuando el populismo nacionalista recibió la aparición de Ciudadanos en 2005 al grito de "fuera intelectuales".

El periodista se ha sumado a la idea expuesta por la portavoz de la entidad de recuperar una política de calidad y contra la "política tecnoemocional que se practica en las televisiones". De este modo, ha concluido que "para el populismo la política sólo es justicia. Su justicia. La de los tribunales mediáticos".

Comentar