"Decimos lo mismo que hace diez años"

Ciudadanos conmemora el décimo aniversario del manifiesto fundacional de Ciutadans de Catalunya, que posteriormente dio origen al partido. Albert Rivera reúne en un acto a algunos de los promotores iniciales de la plataforma: Francesc de Carreras, Félix Ovejero, Ferran Toutain, Xavier Pericay, Teresa Giménez Barbat y Ponç Puigdevall.

5 min
Francesc de Carreras, Teresa Giménez Barbat, Albert Rivera, Xavier Pericay, Ferran Toutain, Félix Ovejero y Ponç Puigdevall
Alejandro Tercero
Jueves, 25.06.2015 20:54

Ciudadanos (C's) ha conmemorado este jueves el décimo aniversario del manifiesto fundacional de Ciutadans de Catalunya, que se presentó en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) en junio de 2005 y que posteriormente dio origen al partido liderado por Albert Rivera.

Alrededor de 250 personas han acompañado a algunos de los 15 promotores iniciales de la plataforma (Francesc de Carreras, Félix Ovejero, Ferran Toutain, Xavier Pericay, Teresa Giménez Barbat y Ponç Puigdevall) y a buena parte de los dirigentes del partido, en un acto celebrado en el Hotel Barcelona Center.

"Pijos, fachas y anticatalanes"

Carreras ha abierto las intervenciones tildando irónicamente a los presentes de "pijos, fachas y anticatalanes", en recuerdo de las palabras usadas por el periodista Arcadi Espada durante el acto organizado en el Teatro Tívoli en marzo de 2006 para denunciar los insultos que recibían entonces.

El catedrático de derecho constitucional ha recordado las dificultades que tuvieron que superar para poner en marcha tanto la plataforma como el partido. Ha destacado especialmente el "boicot" que sufrieron por parte de la prensa catalana, ha denunciado que ese boicot sigue produciéndose y se ha mostrado convencido así seguirá en el futuro.

"Hay que desacomplejarse y decir las cosas sin miedo" 

Carreras ha explicado que ese boicot se debía a que "éramos extremadamente peligrosos y subversivos" para el establishment político, mediático y social catalán por "levantar el dedo" y decir que no estaban de acuerdo con lo que se estaba haciendo.

Pero ha concluido que la "lección" que hay que extraer tras diez años es que "hay que desacomplejarse y decir las cosas sin miedo". Además, se ha mostrado orgulloso porque Ciudadanos no se ha aburguesado: "Decimos exactamente lo mismo que hace diez años".

La creación de Ciutadans de Catalunya fue "una obligación ética y moral"

Pericay (que actualmente es diputado autonómico en Baleares) ha señalado que el manifiesto fundacional de Ciutadans de Catalunya "es un texto clásico, se puede seguir leyendo durante años y encuentras siempre algo contemporáneo". En ese sentido ha considerdo que "debería ser una lectura obligatoria en las escuelas" porque aborda tres cuestiones fundamentales de la actualidad política española: el nacionalismo, la corrupción y la regeneración.

El escritor ha criticado al nacionalismo por ser el culpable de "una sensación permanente de que vivimos con un caballo de troya que nos puede echar abajo todo lo que hemos construido". Y ha alertado del auge del nacionalismo en Baleares, lo que le ha llevado a dar el salto a la política "a mi edad".

En todo caso, se ha mostrado optimista: "Hemos avanzado mucho". Y ha asegurado que, hace diez años, decidieron dar un paso adelante por "obligación ética y moral". "Dijimos: hay que hacer algo y vamos a ver cómo sale. Y salió bien", ha concluido.

Hace diez años era "muy difícil" oponerse al nacionalismo

Rivera ha cerrado el acto recordando que, hace diez años, era "muy difícil" decir cosas opuestas al discurso del nacionalismo oficial en Cataluña. Pero ha subrayado que los promotores de Ciutadans de Catalunya lanzaron el manifiesto "a tiempo" de cambiar esa situación.

El líder de C's ha valorado la corta historia del partido, admitiendo "aciertos y errores", pero destacando que, después de cada tropiezo, siempre se han vuelto a levantar. Y ha instado a "mirar hacia arriba, no hacia abajo, para no tener vértigo".

Hoy hay "alternativa" al nacionalismo catalán

"Alguno decía que no era posible una alternativa al nacionalismo catalán; diez años después, la hay", ha señalado Rivera, que ha presentado a C's como "el antídoto a dos problemas: la unión de todos los españoles, y la falta de regeneración democrática".

También ha asegurado que "no sé cuándo gobernaremos en España y en Cataluña, pero estoy convencido de que lo vamos a hacer". En ese sentido, ha animado a "salir a ganar el partido" en Cataluña el 27S. Y, aunque ha rechazado que sean unas elecciones plebiscitarias, pero ha retado al presidente de la Generalidad, Artur Mas, a "contar votos" para ver cuántos independendentistas hay.

"Si Colau puede ser alcaldesa e Iglesias presidente, yo también puedo"

Por otra parte, Rivera ha reivindicado que su partido está consiguiendo que, gracias a sus pactos en muchos gobiernos autonómicos y municipales, reivindicaciones de regeneración democrática que hasta ahora solo eran pancartas o manifiestos pasen a ser obligaciones para esos gobierno.

"C's está cambiando cosas de la política de los demás partidos, aunque los cambios de verdad llegan cuando gobiernas", ha añadido, y ha presentado su partido como "el aliado de la clase media y trabajadora".

Finalmente, ha señalado que "si Ada Colau puede ser alcaldesa de Barcelona y Pablo Iglesias puede ser presidente del Gobierno, yo también puedo".

Comentar