Rechaza dar más explicaciones

Bartomeu Muñoz niega haber cobrado comisiones o sobornos, y rechaza dar más explicaciones

El ex alcalde de Santa Coloma de Gramenet pone en duda que se hayan pagado comisiones ilegales en ningún ayuntamiento catalán.

2 min
El ex alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet Bartomeu Muñoz, en su comparecencia en el Parlamento autonómico
Redacción
Martes, 2.06.2015 20:28

Bartomeu Muñoz, el cuarto de los principales imputados por el caso Pretoria, de presunta corrupción urbanística con epicentro en el Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), ha negado este martes en el Parlamento autonómico haber recibido comisiones o sobornos a cambio de favores políticos. Y es prácticamente lo único que ha declarado, puesto que ha rechazado dar más explicaciones sobre el caso.

En su comparecencia este martes en la 'Comisión de investigación sobre el fraude y la evasión fiscales y las prácticas de corrupción' del Parlamento autonómico -más conocida popularmente como comisión Pujol o comisión del fraude-, el que fuera alcalde socialista de Santa Coloma hasta que estalló el caso ha negado tanto haber cobrado comisiones como sobornos a cambio de favorecer las operaciones urbanísticas de la presunta trama, como cree el fiscal que sí hizo.

Muñoz, preguntado más en detalle por si recibió una comisión ilegal de un millón de euros de la trama, ha respondido con un claro "en absoluto". Y también ha negado estar detrás de recalificaciones de proyectos urbanísticos para favorecer a empresas de la supuesta trama. El predecesor de Nuria Parlon en la alcaldía de Santa Coloma incluso ha puesto en duda que se hayan pagado comisiones ilegales en ningún consitorio de Cataluña.

Amistad personal con 'Luigi'

Múñoz sí ha admitido una amistad personal con el principal imputado por el caso, el ex diputado autonómico socialista Luis García Luigi -que también ha comparecido hoy ante la Cámara. Y ha defendido a otra de las imputadas, la ex teniente de alcalde de Urbanismo de Santa Coloma Carmen Moraira, ha quien ha calificado de "magnífica política".

Más allá de estas palabras, poco más. "Para preservar mi derecho de defensa no haré declaración alguna ni contestaré en lo que hace referencia a la causa", ha explicado Muñoz, recordando que está imputado por el caso. "Daremos las explicaciones suficientemente convincentes a la justicia", ha añadido, imitando a otros dos de los comparecientes de hoy, los ex altos cargos de la Generalidad en tiempos de Jordi Pujol y máximos exponentes de la llamada "CDC de los negocios" Lluís Prenafeta y Macià Alavedra.