Como gerente del Ayuntamiento

Colau ficha al ex socialista Jordi Martí

La posible nueva alcaldesa de Barcelona asegura que la oferta a Martí "no entra en ningún tacticismo ni en pactos con otras siglas".

3 min
Jordi Martí, votando en las primarias socialistas para las municipales en Barcelona, en marzo de 2014
Redacción
Martes, 9.06.2015 20:15

Sorprendente -de entrada- el movimiento que ha dado este martes la más que probable nueva alcaldesa de Barcelona, la líder de Barcelona en Comú (BeC), Ada Colau, que ha fichado -aun antes de ser investida- al ex líder del PSC en el consistorio Jordi Martí, ahora destacado dirigente de MES, como gerente -máximo cargo técnico- del Ayuntamiento barcelonés.

Así lo ha explicado este martes la propia Colau, quien, en declaraciones a la prensa, ha explicado que Martí ha aceptado su oferta personal -pero avalada por los órganos de dirección de BeC-, y que ha optado por él por su conocimiento del Consistoio barcelonés, y porque tiene un "perfil muy bueno" para el cargo. "No queremos gobernar de forma partidista o sectaria; queremos juntar al máximo de gente posible más allá de las siglas", ha proclamado Colau.

Su trayectoria

Martí fue el líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona durante casi todo el anterior mandato, tras la renuncia del ex alcalde Jordi Hereu después de ser derrotado por el alcalde en funciones, el 'convergente' Xavier Trias, en los comicios de 2011. Anteriormente, y durante casi 20 años, ha estado ligado a las áreas culturales del Ayuntamiento, destacando su labor como delegado en el Instituto de Cultura de Barcelona (Icub) en la época de Hereu.

Ya como jefe de la oposición en el Ayuntamiento, Martí empezó a distanciarse de la cúpula del partido, entonces comandado por Pere Navarro, por discrepancias en torno al proyecto secesionista. Finalmente, el año pasado -y no antes de ser derrotado en las primarias del PSC para elegir alcaldable-, abandonó el partido y fue uno de los fundadores de MES, junto con otros ex socialistas críticos del sector soberanista o secesionista.

Ya en enero de este año, Martí no escuchó los cantos de sirena del candidato de ERC al Ayuntamiento, Alfred Bosch, que le había ofrecido ser el número 2 de su lista. En las municipales, MES ha pactado con ERC en numerosos municipios -incluyendo Barcelona, cuya lista cerró el ex consejero socialista Ernest Maragall-, pero también ha llegado a alianzas con ICV en algunos otros.

Colau: no hay "tacticismo"

Colau ha asegurado que la oferta a Martí "no entra en ningún tacticismo ni en pactos con otras siglas". Lo cierto, no obstante, es que su anuncio de este martes llega cuando aun está en plenas negociaciones con otros grupos de la izquierda para que le den su apoyo para ser proclamada alcaldesa.

La presencia de Martí en el Ayuntamiento junto a Colau también podría tener algún efecto en el complicado equilibrio que está manteniendo la probable nueva alcaldesa en cuanto al proyecto secesionista, en el que alterna gestos como negarse a rubricar -como le reclamó ERC- la "hoja de ruta" independentista de CiU, la propia ERC y las entidades separatistas, a la vez que anuncia que estará presente en la manifestación del 11S o que se plantea someter a consulta ciudadana un hipotético ingreso del Ayutamiento en la Associació de Municipis per la Independència. Todo ello, sin olvidar su ambigua postura personal frente al independentismo: repite en cuanto tiene ocasión que ella no es independentista, pero también recuerda que votó 'sí-sí' en la pseudoconsulta del 9N.

Colau, de hecho, navega entre varias aguas con diferentes posiciones en cuanto al reto secesionista tanto en relación a sus posibles aliados externos -ERC y quizás la CUP, por una parte, y el PSC, por otra- como dentro de su misma formación, en la que conviven declarados independentistas con dirigentes que rechazan la separación de Cataluña del resto de España.

Comentar