Colau ofrece a Mas defender "juntos" un referéndum para la secesión de Cataluña

La nueva alcaldesa de Barcelona aprovecha su discurso de investidura para advertir de que "Cataluña ha de poder decidir su futuro". Propone al presidente de la Generalidad presionar al Gobierno "para exigir más y mejor democracia, y el respeto por el derecho a decidir, porque la Barcelona democrática que queremos, capital de Cataluña, queremos que sea motor y que lidere un proceso constituyente catalán para conseguir la soberanía real".

5 min
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, durante su discurso de investidura; en primer plano, el concejal de la CUP Josep Garganté
Redacción
Sábado, 13.06.2015 19:42

La nueva alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha aprovechado su discurso de investidura de este sábado para proponer al presidente de la Generalidad, Artur Mas, ir de la mano para presionar y exigir al Gobierno la celebración de un referéndum para la secesión de Cataluña.

"Le proponemos al presidente Mas ir juntos a hablar con el Estado para exigir más y mejor democracia, y el respeto por el derecho a decidir, porque la Barcelona democrática que queremos, capital de Cataluña, queremos que sea motor y que lidere un proceso constituyente catalán para conseguir la soberanía real", ha señalado.

Y ha añadido: "Hay un amplísmo consenso social, desde muchas diferencias, desde muchos matices que, dentro de la propia candidatura de Barcelona en Comú (BeC), han estado siempre presente, pero desde las diferencias hay un amplísimo consenso social en que Cataluña ha de poder decidir su futuro, con respeto por las diferentes instituciones y territorios, pero desde la libertad incuestionable en una sociedad democrática".

"Es imprescindible una nueva forma de gobernar"

En su intervención, Colau ha apelado a la "responsabilidad" de su nuevo cargo. "Quiero ser la alcaldesa de todos los vecinos de esta ciudad, de los que nos han votado y de los que no nos han votado", ha indicado. Y ha defendido que "la pluralidad no nos ha de dar miedo" pero "ahora más que nunca es el momento de trabajar por objetivos comunes".

La líder de BeC ha señalado que "es imprescindible una nueva forma de gobernar que se caracterice porque la que la gente sea de verdad la protagonista", para lo que ha propuesto un modelo de "democracia plena" y de "participación real" para construir "un proyecto colectivo compartido lo más ampliamente posible". En ese sentido se ha comprometido a "abrir el Ayuntamiento a la gente".

"Echadnos si no hacemos lo que la ciudadanía nos ha mandado que hagamos"

"Echadnos si no hacemos lo que hemos dicho que haríamos y lo que la ciudadanía nos ha mandado que hagamos", ha proclamado, aunque ha advertido de que "no se podrá hacer todo el primer día".

En todo caso, ha asegurado que "necesitamos que, cuando hagamos un llamamiento a la ciudadanía para que se exprese con claridad, nos escuchéis y respondáis".

Promete "un Ayuntamiento con paredes de vidrio"

Colau ha alertado sobre los "poderes fuertemente constituidos fuera de las instituciones", por lo que ha insistido en que es necesaria una "activación ciudadana que acompañe a este gobierno siempre que haga falta".

También ha prometido "un Ayuntamiento con paredes de vidrio", que será transparente y que luchará "contra las puertas giratorias".

"Mas puede contar con la lealtad institucional de esta alcaldesa"

La nueva alcaldesa ha querido enviar "un mensaje de colaboración con el Gobierno de la Generalidad". "Mas puede contar con la lealtad institucional de esta alcaldesa", ha indicado, "pero exigimos una relación de igual respeto en la que Barcelona no puede ser menospreciada", ha añadido, en referencia a la falta de recurso del Ejecutivo autonómico para educación y sanidad en la ciudad.

Esas críticas las ha hecho extensivas al Gobierno, al que ha acusado de "estar haciendo dejadez de sus funciones", especialmente por los ajustes presupuestarios y "las inversiones pendientes que nunca llegan", fundamentalmente en el ámbito ferroviario.

Cruzada mundial contra el tratado de libre comercio

Colau ha propuesto "la creación de una red de ciudades" a nivel mundial "por el cambio democrático". Se ha comprometido a "hacer frente a amenazas como la intención antidemocrática de firmar el tratado de libre comercio entre EEUU y la UE", una lucha que "ha de encabezar Barcelona".

No han faltado los reconocimientos a los movimientos feministas, vecinales y sociales, así como a los nuevos alcaldes de Madrid, Valencia y La Coruña, e incluso al propio alcalde saliente de Barcelona, Xavier Trias.

Lucha contra la violencia de género, la precariedad laboral y los desahucios

Colau -que ha recordado que es "hija de emigrantes" y que sus abuelos eran de Huesca y de Soria- ha prometido luchar por los derechos de las mujeres y contra la violencia de género, la precariedad laboral, los desahucios, la pobreza energética y la contaminación.

También ha puesto su punto de mira en el área metropolitana, los nuevos sectores estratégicos, el liderazgo público de la economía, el comercio de proximidad, la economía social y cooperativa, las enrgías renovables y los derechos sociales.

Colau evita usar el castellano en su discurso

Ha insistido en que "hace falta un cambio cultural", "una economía justa y democrática" y se ha comprometido a "hacer lo que haga falta para que se cierre el centro de internamiento" de inmigrantes de Barcelona "para que nunca más hay ninguna persona ilegal en nuestra ciudad".

"Ha llegado la hora de pasar de las palabras a los hechos valientes; hará falta coraje", ha instado, y ha asegurado que también "necesitamos un cambio de estado de ánimo" por lo que ha prometido "ser el gobierno de la alegría".

A pesar de que ha asegurado que "quiere ser la alcaldesa de todos los vecinos", en los 48 minutos que ha durado su discurso, Colau solo ha pronunciado una frase en castellano, y lo ha hecho para citar a Goytisolo. El resto de su intervención la ha realizado exclusivamente en catalán.

Comentar