Se deja oír solo por Twitter

Duran Lleida justifica la ruptura por la falta de "diálogo" con CDC

Explica que ha votado a favor de que UDC abandone el Gobierno autonómico, entre otras razones, por el "ultimátum" de CDC y la exigencia de responder "sí o sí".

2 min
Josep Antoni Duran Lleida, Artur Mas y Joana Ortega, en el acto de inicio de campaña de CiU de las últimas elecciones autonómicas, el 8 de noviembre de 2012
Redacción
Miércoles, 17.06.2015 20:15

El líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, ha dejado claro -aunque no era necesario que lo explicitara- que ha sido uno de los 16 miembros del Comité de Gobierno del partido que este miércoles ha votado a favor de la decisión de abandonar el Gobierno autonómico, en plena crisis entre CDC y UDC por la negativa de estos últimos -avalada en una disputada votación por la militancia- de no adherirse textualmente a la "hoja de ruta" secesionista del presidente de la Generalidad, Artur Mas. Y lo ha hecho justificando su decisión básicamente por las formas.

Duran, que se ha mantenido no ya en un segundo plano, sino totalmente lejos de las cámaras y los micrófonos ya desde antes de que UDC celebrara su consulta interna este domingo, y durante toda la crisis con CDC y con los críticos independentistas de UDC, se ha expresado solo por Twitter.

El tuit

"He apoyado la propuesta SG [salir del Gobierno autonómico] en el CdG [Comité de Gobierno de UDC] por muchas razones. Una, el ultimátum de CDC a dar apoyo sí o sí en tres días. No hay ningún diálogo", ha publicado Duran en esta red social, en un mensaje firmado personalmente por él, para destacar que no lo ha redactado su equipo de colaboradores.

La queja de Duran coincide -incluso en expresiones formales- con las palabras anteriores del secretario general de UDC, que es quien ha dado la cara en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Gobierno de UDC que ha decidido dar el portazo a Mas en el Gobierno autonómico. Espadaler también ha lamentado en repetidas ocasiones el "ultimátum" de CDC, que se les exigía responder "sí o sí" y que debían hacerlo en "tres días".