El Roure, una oportunidad perdida

El Roure es un bar de toda la vida que no está pasando por su mejor etapa, pero sigue siendo una referencia indiscutible por la zona de Gala Placidia por el carisma de los anteriores propietarios.

1 min
Un bocata aceptable, pero poco más
Sergio Fidalgo
Martes, 23.06.2015 18:52

Este local (Luis Antúnez, 7. FGC Gala Placidia) es madera pura. Es un bar de la ganadería Moritz, de esos que sirven para que esta empresa cervecera se haga perdonar su apuesta por el soberanismo gestionando bares ‘con sabor’.

Pues la verdad, mejor que vendan cervezas reivindicando el 1714, porque el bar no es nada especial. Ver en la barra unas empanadillas congeladas de esas que se pueden comprar en cualquier gran superficie hace que se te caiga la moral por los suelos.

El bocadillo de jamón, nada del otro jueves, aceptable y sanseacabó. Para estar hablando del mítico Roure, poca cosa. Las cerveceras, a vender cervezas. Y los taberneros, noble oficio donde los hay, a gestionar los bares.

Recomendable para entrar, tomar un cortado y tirar un par de fotos a un local muy chulo por lo clásico, que fue mucho más de lo que es ahora…