Félix de Azúa, elegido académico de la RAE

"He dedicado toda mi vida a la lengua española y soy muy aficionado, soy un fanático y ahora tendré oportunidad de meterme dentro de las tripas del diccionario, que es una cosa muy apetecible".

2 min
El escritor Félix de Azúa
Redacción
Viernes, 19.06.2015 09:04

El escritor y poeta Félix de Azúa, ha resultado elegido este jueves académico de la Lengua para ocupar el sillón H de la Real Academia Española (RAE), plaza vacante desde el fallecimiento de Martín de Riquer en septiembre de 2013. A la sesión plenaria han asistido 34 académicos y De Azúa ha sido elegido por 19 votos, frente a los cuatro que obtuvo el otro candidato, el escritor canario Juancho Armas Marcelo. Hubo también once votos en blanco.

La candidatura de Félix de Azúa había sido propuesta por Javier Marías, Carmen Iglesias y Santiago Muñoz Machado. Marías ha valorado al escritor catalán como "un intelectual completo" cuando le tocó hacer el elogio del candidato ante los demás académicos. Pos su parte, el secretario de la RAE, Muñoz Machado, ha señalado que “se incorpora una personalidad importante a la Academia” y que era un autor que había "destacado" en todos los géneros literarios. "Nos va a traer mucho beneficio intelectual a la casa", ha concluido.

"¡Es lo que más me apetece!"

Azúa se ha mostrado preparado para este reto: "He dedicado toda mi vida a la lengua española y soy muy aficionado, soy un fanático y ahora tendré oportunidad de meterme dentro de las tripas del diccionario, que es una cosa muy apetecible. ¡Es lo que más me apetece!".

El escritor también ha agradecido a los otros escritores "amigos" por haber propuesto su candidatura diciendo que se siente "muy alegre" y, en tono irónico, ha añadido que “esto ha sido una conspiración de amigos.

El reción elegido académico fue también uno de los 15 promotores de la plataforma Ciudadanos de Cataluña, que dio origen a C’s. Azúa se ha caracterizado siempre por ser una persona comprometida con los asuntos políticos y de actualidad, y es colaborador habitual del diario El País.

Comentar