Homs: "El Gobierno nos tiene una tirria absoluta a los catalanes"

El portavoz de la Generalidad carga contra los que han criticado la pitada contra el himno nacional de España durante la final de la Copa del Rey. Declina valorar la sonrisa de Mas.

2 min
El portavoz de la Generalidad y consejero de la Presidencia, Francesc Homs
Redacción
Martes, 2.06.2015 21:26

El portavoz de la Generalidad y consejero de la Presidencia, Francesc Homs, se muestra cada vez más desmelenado en sus críticas al Gobierno, elevando el tono de los calificativos en cada una de sus intervenciones.

Este martes, el dirigente nacionalista ha asegurado que las denuncias del Gobierno a la pitada que se produjo en la final de la Copa del Rey contra el himno nacional de España se deben a que "el Gobierno nos tiene una tirria absoluta a los catalanes".

"Lo que pasa en Cataluña no les gusta"

"Es desconcertante ver el ridículo que está haciendo el Gobierno español con el tema de la pitada", ha insistido Homs. Y se ha referido a la posición de la Audiencia Nacional tras una denuncia por una pitada similar en el año 2009, cuando el tribunal descartó que supusiesen ningún delito.

"¿Qué ha pasado entre 2009 y ahora, aparte de que el Gobierno español nos tiene una tirria absoluta a los catalanes?", se ha preguntado, y ha respondido que las críticas se han producido "porque lo que pasa en Cataluña no les gusta".

"A algunos esta Constitución les genera una molestia terrible"

Según Homs, "el problema que tienen algunos es que esta Constitución, sobre todo en el capítulo de los derechos fundamentales, les genera una molestia terrible". Y ha subrayado que "a nosotros también nos han pitado muchas veces y nos aguantamos".

El portavoz autonómico ha comparado la situación actual con el cierre del estadio de F.C. Barcelona por una pitada contra el himno nacional en 1925, durante la dictadura de Primo de Rivera.

Declina valorar la sonrisa de Mas durante la pitada

Por otra parte, Homs ha declinado valorar la sonrisa del presidente de la Generalidad, Artur Mas, durante la pitada al himno del sábado pasado: "No me dedicaré a analizar las expresiones de los rotros de nadie. si situásemos las cosas en este terreno, esto podría resultar infinito desde el punto de vista de la especulación".

Finalmente, ha asegurado que la pitada no supone en ningún caso de "odio" por motivo de nacionalidad, y ha considerado que en España hay "muy baja calidad democrática".

Comentar