Por ICV-EUiA y Podemos

La CUP da calabazas a Forcades

La formación independetista de la izquierda alternativa rechaza pactar con quienes "quieren ganar unas elecciones para gestionar una autonomía intervenida"

2 min
El diputado de la CUP en el Parlamento autonómico Quim Arrufat, en rueda de prensa este martes en la Cámara
Redacción
Martes, 16.06.2015 20:05

La propuesta de la monja benedictina y líder de Procès Constituent, Teresa Forcades, de crear una lista de "confluencia" de la izquierda alternativa catalana para el 27S que incluya a la CUP, ICV, EUiA y Podemos ya ha recibido una clara negativa -aunque tampoco absoluta- de uno de los interlocutores aludidos, la CUP. Que rechaza esta alianza no tanto por Forcades, sino porque no quiere formar parte de la misma candidatura que dos formaciones que no apuestan claramente por la independencia como son ICV-EUiA y Podemos.

Así lo ha expresado este martes el diputado autonómico de la CUP, Quim Arrufat, que en rueda de prensa en el Parlamento autonómico ha rechazado el pacto propuesto por Forcades porque "ICV-EUiA y Podemos quieren ganar unas elecciones para gestionar una autonomía intervenida", según ha afirmado, mientras que, en su partido consideran los comicios anunciados para el 27S como claramente plebiscitarios, y "queremos un marco soberanía para gobernarnos".

Exigen independentismo inequívoco en sus aliados

"Nosotros tenemos que provocar una ruptura", ha añadido Arrufat. No obstante, el diputado cupaire tampoco ha cerrado la puerta a llegar a un acuerdo con algunas de estas formaciones. Más difícilmente en el caso de ICV-EUiA y Podemos, a quienes la CUP reclama que apuesten inequívocamente por la secesión. Y quizás algo menos con Procès Constituent, formación con la que mantendrá contactos las próximas semanas.

No obstante ser dos formaciones independentistas, hay una diferencia de matiz entre el independentismo de Procès Constituent y el de la CUP. Mientras los primeros -o al menos, el sector de Forcades- están dispuestos a algunas renuncias en este sentido para formar una alianza amplia de la izquierda con la que intentar asaltar el poder -a la manera de Barcelona en Comú, también participada por el partido de Forcades-, la CUP es muy reticente a pactos que la aparten de su vía inequívocamente secesionista.

Comentar