Revista de prensa

La lista "Amigos de Mas" dinamita lo que queda de CiU

El Rey retira a su hermana Cristina el título de duquesa. Relevo en el convento de Forcades. Jaleo andaluz con Ciudadanos, de "marca blanca" de PP a "marca rosa" del PSOE, según Jiménez Losantos.

13 min
Pablo Planas
Viernes, 12.06.2015 10:24

A CiU le quedan dos telediarios. Mas ha lanzado una opa hostil sobre Unió y respecto a su propio partido, dejará de llamarse Caja Madrid para convertirse en Bankia, o más o menos. Las siglas de la tabla de surf de Pujol ya no valen ni un peine. Ciu, ciu, ciu. Suena a aquellas máquinas de matar marcianitos de los recreativos de los ochenta. De lo bueno, lo mejor es lo que escribe en estas mismas páginas Alfons Quintà, cuyo texto sondea las profundidades sépticas y abisales de un pecio carcomido.

Todo pasa y algo cambia. CiU es un trasto, un "pongo" del todo a cien, pura basura. Cambiar el nombre de la cosa, de CDC a MAS, puede no servir de nada o facilitar al enterrador una quinta, sexta o novena oportunidad. Cataluña no se va a librar tan fácil del lastre de la jauría extractiva nacionalista. Cambian los nombres y la "nueva" hornada vendrá empaquetada bajo el amparo del constructor de referéndums. Mas con De Gispert, Rigol, Rahola, Sala Martín, Pilarín Bayes, Álvaro y el jurista Viver Pi-Sunyer se pretenden imbatibles. Están "preparats" según dice La Vanguardia. Esa exclusiva corresponde en realidad al exdirector del rotativo, José Antich, que hasta que no haya montado su digital, se mantiene en la brecha como un francotirador de la información. Eso de la candidatura personalista lo avanzó en la emisora de Godó y en el inevitable twitter, cosa, twitter, que es una ruina y no sólo para sus aficionados.

Al lío, en el dicho diario decano de la prensa condal, David González y Josep Gisbert ponen hilo a la aguja y avanzan lo inevitable: "No habrá una única lista del president sino cuatro, una por cada demarcación catalana. Es decir: la novedosa fórmula con que Artur Mas quiere concurrir a los comicios del 27 de septiembre no se reducirá a una candidatura por Barcelona, la que encabezará el president de la Generalitat, sino que tendrá el mismo formato en todas la circunscripciones catalanas. Se tratará de candidaturas transversales, integradas por políticos y personalidades de la sociedad civil de amplio espectro ideológico dentro del mundo soberanista, y bajo una nueva marca electoral que sustituirá las siglas de CiU, "con o sin representantes de Unió", aseguran fuentes conocedoras del proceso de elaboración".

Continúan al alimón: "En las cuatro candidaturas habrá políticos de CDC, empezando por el president y destacados alcaldes y alcaldesas de la nueva hornada convergente; y puede haberlos de Unió ­si así lo desean­, al igual que de la independentista Rcat (el Reagrupamentdel exconseller de ERC Joan Carretero) o de Avancem, escisión del PSC. O de plataformas soberanistas de izquierda como Volem, articulada en torno al conseller de Cultura, Ferran Mascarell. Pero el grueso de las listas lo integrarán personalidades independientes de todos los ámbitos de la sociedad civil, desde la cultura a la empresa, así como algunos de los expertos del Consell Assessor per a la Transición Nacional, el organismo presidido por el jurista Carles Viver Pi Sunyer que elaboró el "libro blanco" para el Estado propio. El mismo planteamiento se aplicará en cada provincia, lo que implica complejas negociaciones con los eventuales candidatos para multiplicar territorialmente la apuesta. La decisión de Mas de no concurrir con las siglas de CiU a las elecciones del 27-S, por primera vez desde 1980 en unas elecciones al Parlament, no tiene vuelta atrás".

Semejante churro ha sido inspirado por Ada Colau, a quien Mas demoniza pero copia. Sigue el texto: "Su partido le ha dejado "manos libres" para llevarla a cabo. Pero, además, la evolución del escenario político, en especial el éxito de las fórmulas de confluencia de la izquierda en las recientes elecciones municipales, y, en concreto, de la candidatura de BComú liderada por la futura alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que podría tener también una versión a escala catalana el 27-S, han dado aún más empuje a una idea que desde hace ya tiempo está sobre la mesa del president y de CDC. Mas no sólo aspira a revalidar el liderazgo del proceso soberanista, sino también a disputar el mercado de la "nueva política", vinculando las demandas de regeneración democrática a la filosofía del "nuevo país"".

¿Nuevo? Eso tiene el contador más manipulado que el himen de Leticia Sabater; la dirección está desequilibrada, los bajos podridos por el óxido y el airbag no funciona. Parece un pininfarina del desguace de Jordi Puol Junior, un 124 con alerones, pegatinas y un parasol que pone "born to run". Ideal para una nueva reposición de Mad Mas, que ha acogido la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el 9N como otra señal celeste en el largo camino a Ítaca. Así que a partir de ahora y como en los partidos de fútbol "benéficos", el equipo A es el de los Amigos de Mas y el B, el resto del mundo.

A dos días de la implosión de Unió, Duran da la nota en La Vanguardia en una carta suplicante: "Planteada la consulta y aprobada la pregunta, defiendo la claridad. Se ha dicho que es compleja, pero compleja es la situación en Catalunya como para despacharla con simplificación. Votar sí, como haré, es garantizar la continuidad del proceso enmarcado en unos criterios que clarifican muchas cuestiones que hace falta que se debatan en torno a él. Y clarificar no es entorpecer. No es poner palos en las ruedas. No lo es reivindicar, como se reivindica, la plena soberanía. ¡Todo lo contrario! Es una razón para el sí. Como lo es que lo que se tenga que hacer se haga con democracia y dejando claro que todas las decisiones se deben tomar por la mayoría de votos de la ciudadanía y no de escaños".

Y sigue en plan que es más triste de pedir que de robar, que a jaquetón no le gana nadie y que el no es de desertar.

En el resto del solar patrio prosiguen los movimientos de pacto y bloqueo. Joaquim Coll centra su análisis de El Periódico en el juego de la silla con Ciudadanos: "El complicado puzle de pactos que va a dirimirse mañana en todos los ayuntamientos de España está estrechamente ligado en algunos casos a lo que vaya a ocurrir poco después a nivel autonómico. En Valencia, los socialistas de Ximo Puig exigen un acuerdo global a Compromís y Podemos para gobernar la Generalitat y los ayuntamientos. A mitad de semana se bloqueó por la desmedida exigencia de Mónica Oltra de querer, sin ser la lista más votada de la izquierda, la presidencia valenciana atribuyéndose una superioridad moral en el discurso del cambio. Ahora parece que el pacto se recompone. En Murcia, Ciudadanos exige al PP limpiar de imputados las institucionales regionales y el partido para dejar gobernar a la lista más votada en todas partes. En Madrid, el partido naranja apoyará la investidura de Cristina Cifuentes tras firmar un exigente decálogo de regeneración democrática, pero puede dejar a los populares sin ayuntamientos como los de Las Rozas y Alcobendas, porque algunos ediles imputados no quieren dimitir. Hay que reconocer que Albert Rivera está sabiendo apretar las clavijas al PP. La exigencia de celebrar primarias y limitar los mandatos completa una negociación que Ciudadanos ha sabido plantear muy bien".

Y añade: "El acierto se completa con el apoyo a Susana Díaz en Andalucía, aunque tres meses de negociaciones estériles han hecho mella en los actores y todo apunta a que la legislatura va a ser dura. En cualquier caso, Ciudadanos no quiere compromisos de gobierno con nadie antes de las elecciones generales".

Federico Jiménez Losantos, en El Mundo, lo ve diferente y atiza con la regla a Ciudadanos: "Pero es tan del PP Rivera, o sea, tan maricomplejines que, para que no digan que es la marca blanca del PP, se ha convertido en la marca rosa del PSOE. Y lo ha hecho en Andalucía, el régimen más corrupto de Europa, que ayer recibió un cheque en blanco para otros cuatro años -39 ya en el Poder-, renunciando a todas sus condiciones dizque regeneradoras que, al final, sólo han regenerado el Imperio de los ERE. Ni siquiera ha entrado en el Gobierno y como antes entregó al PSOE el control de la Mesa del Parlamento, seguirá sin haber comisiones de investigación. El segundo de Díaz y el segundo de Marín, o sea, el penúltimo, no han firmado nada sobre Canal Sur, los 35.000 contratados de la administración paralela del PSOE, ni Sucesiones y Donaciones, ni, en su trola más clamorosa, el entierro de Chaves, que tenía que irse para empezar a hablar y se ha quedado para ver la firmita. Más regeneración: C's acepta mantener 40 embajadas autonómicas y crear un banco público andaluz, que, en manos de la banda de Alí Babá se llamará, supongo, Alibabank".

Conmoción en Zarzuela. Gritos por los pasillos. Escenas ante el servicio. Miquel Alberola cuenta en El País los sucesos de la Corte. Felipe VI no es un pasmao: "El Rey revocó ayer el título de duquesa de Palma de Mallorca a su hermana, la infanta doña Cristina, que será juzgada por el caso Nóos, tras la negativa de esta a renunciar a sus derechos de sucesión. Lo hizo mediante un real decreto que hoy se publica en el Boletín Oficial del Estado. El ducado le había sido concedido a Cristina de Borbón en 1997 por su padre, don Juan Carlos. Fuentes de la Casa del Rey dijeron anoche a este periódico que “la decisión de renunciar a los derechos de sucesión dinástica sigue en manos de doña Cristina”, sexta en la línea de herederos a la Corona".

Sigue Alberola: "Con esta decisión, el Monarca culmina un alejamiento de su hermana, que comenzó a fraguarse con la imputación de esta el año pasado en el caso Nóos por los negocios de su marido, Iñaki Urdangarin, cuyas consecuencias han erosionado la imagen de la Corona en la opinión de los españoles.

La Casa del Rey ya comunicó tras la abdicación de don Juan Carlos, hace un año, que la familia real quedaría limitada a los nuevos monarcas, don Felipe y doña Letizia; sus hijas Leonor y Sofía, y los padres del nuevo rey, don Juan Carlos y doña Sofía. De esta forma, las infantas Elena y Cristina dejaron de ser miembros de la familia real".

En el Abc dicen que el Rey ha estado "patriota" y celebran su enérgica decisión. En cambio Urdangarín debe musitar para sus adentros que el cuñado es Caín.

Vida monástica. Frente a Forcades y Caram, otras monjas son posibles. Ahí va la pieza de Josep Playà Maset en La Vanguardia: "Un escueto comunicado anunciaba ayer el relevo al frente del monasterio de Sant Benet de Montserrat. Tras 20 años como abadesa, la madre Montserrat Viñas i Santos dejaba su responsabilidad al frente de la comunidad y era elegida como sucesora la madre Maria del Mar Albajar i Viñas. La votación se hizo ayer por la mañana en el monasterio, bajo al presidencia de Agustí Cortés, obispo de Sant Feliu de Llobregat, diócesis a la que pertenece el monasterio".

Ojo al currículo de Albajar: "Maria del Mar Albajar es una monja benedictina de Sant Benet, de 44 años, que hasta ahora era maestra de novicias y responsable del canto de la comunidad. Nacida en Barcelona (1970), vivió en Caldes de Montbui antes de entrar en la orden. Tiene estudios musicales, es diplomada en Ciencias Empresariales y licenciada en Económicas por la Universitat de Barcelona, además de diplomada en Ciencias Religiosas en el Institut Superior de Ciències Religioses y licenciada en Teología en Berkeley. Es también Trainer de Focusing por el Instituto de Focusing de Nueva York y pertenece a la Asociación Europea de Mujeres en Investigación Teológica". Lo mismo que Forcades...

Vida extramuros. Mario Vargas Llosa confirma su separación. Vía libre pues para la pareja del verano. Un Nobel de literatura y la reina del ¡Hola! ya no tienen que esconderse. ¿Y si sólo fue una cita? Isabel es una mujer fatal.

Novedades en torno a los Simpson. Extraido de La Vanguardia: "Los creadores de la serie lanzaron un tuit, con Bart escribiendo en la pizarra: "Home y Marge no se separan" para intentar frenar el rumor". Nos dice Lisa que, pese al mentis, lo de sus padres ya no funciona y se pone a tocar el saxofón blues.

Noticia para leer con los pantalones bajados. Con el verano llegan las sandías y los melones, que son pepinos dulces. El melón del día sería para Luis María Linde, gobernador del Banco de España, que se suma gustoso a las tesis del FMI para España: bajar sueldos, abaratar el despido y subir los impuestos. Linde, al parecer, es partidario de allanar el camino a Podemos. En La Razón destacan que el rigor, la austeridad y la contención no cuadran, sin embargo, con el personaje, que se ha subido el sueldo un 5,8% hasta llegar a los 176.060 euros. Y más que podría cobrar. Téngase en cuenta que su segundo, Fernando Restoy, se lleva 203.410. Claro que en su caso, el alza salarial sólo ha sido de un 3,9%. Luego nos hacemos cruces con el populismo.

12 de junio. Santos Aleyois, Anfión de Nicomedia, Basílides mártir, Esquilo, Gaspar Bertoni, Juan de Sahagún, León III papa y Onofre.