Cisma en la CUP de Arenys de Munt

Los partidarios de Ximenis niegan que haya sido expulsado de la CUP

La asamblea de la CUP en Arenys de Munt muestra su división con un cruce de comunicados. El sector afín al alcalde niega representatividad a sus rivales.

3 min
El ex alcalde de Arenys de Munt Josep Manel Ximenis
Redacción
Martes, 30.06.2015 15:04

Se recrudece el cisma en la CUP de Arenys de Munt (Barcelona). Un dia después de que la asamblea local del partido anunciara -de acuerdo con una resolución previa de la asamblea comarcal- la expulsión del ex alcalde y cabeza de lista de la formación en las recientes elecciones municipales, Josep Manel Ximenis, los partidarios de este han contraatacado negando cualquier validez a la expulsión. Su argumento, que ni la asamblea local ni la comarcal tienen potestad para expulsar a militantes.

Así lo ha comunicado este martes la asamblea de la CUP en Arenys de Munt -sector Ximenis-, explicando que "la asamblea Territorial del Maresme-Barcelonès Nord no puede emitir resoluciones de expulsión", y que "según los estatutos internos de la CUP esta potestad sólo la tienen la Comisión de Garantías y la Asamblea Nacional".

El día anterior, la propia asamblea local del partido -sector contrario a Ximenis- había anunciado que, de acuerdo con una resolución previa de la asamblea comarcal, se había acordado "considerar que Josep Manel Ximenis no es representante ni militante de la CUP de Arenys de Munt ni en el Ayuntamiento ni en ninguna otra institución". Asimismo, pidieron a Ximenis "la renuncia a su nueva acta de concejal" en el Consistorio "en coherencia al código ético de la CUP".

En el conflicto interno de la CUP en Arenys subyace también una cuestión de legitimidad. Los partidarios de Ximenis proclaman ser mayoría, y afirman que han denunciado las "irregularidades" de sus adversarios, que aseguran que forman "un sector minoritario de la asamblea", con "siete miembros de 43". El día anterior, la asamblea local de la CUP -sector contrario a Ximenis- exhibió una resolución de la asamblea comarcal en la que esta les "reconoce como Asamblea de la CUP de Arenys de Munt, formada por seis militantes nacionales".

Apelan a la Comisión de Garantías

Los partidarios de Ximenis atribuyen el comunicado del día anterior al "nerviosismo" de sus rivales debido al hecho de que "son una minoría dentro de la asamblea local". También recuerdan que han denunciado los hechos ante la Comisión de Garantías del partido, y expresan su "total confianza" en que este órgano "realizará el proceso objetivo, justo y necesario para clarificar toda esta cuestión".

El conflicto en torno a Ximenis se explica por disensiones que vienen de lejos, y probablemente tampoco es ajeno al reroceso de la CUP en Arenys de Munt en los pasados comicios, cuando perdió un concejal y pasó de ser la fuerza más votada a la tercera. El principal motivo esgrimido, no obstante, fueron unos "desafortunados comentarios" recientes de Ximenis, que para sus rivales en la asamblea local "rozan la xenofobia y el racismo".

Los "desafortunados comentarios" a los que alude la CUP de Arenys de Munt las pronunció Ximenis en mayo, antes de las elecciones, cuando afirmó en una entrevista que "la mentalidad castellana lleva la aceptación natural en sus genes; es decir, ser un mandado". Las polémicas declaraciones de Ximenis le valieron la desautorización inmediata de dos de los dirigentes más significativos de la CUP, los diputados autonómicos David Fernández y Quim Arrufat.

Comentar