Mas responde al TC arremetiendo contra el Estado por no facilitarle su plan secesionista

El presidente de la Generalidad critica la sentencia del TC que anula el 9N. Considera que la consulta alternativa "figura con letras de oro en la historia" de Cataluña. Acusa al Estado y a sus instituciones de ser poco democráticas. Y asegura que la decisión del TC "refuerza" el carácter de plebiscito sobre la independencia de Cataluña que pretende otorgar a las elecciones autonómicas anunciadas para el 27S.

5 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas
Redacción
Jueves, 11.06.2015 18:34

Al presidente de la Generalidad, Artur Mas, no le ha gustado la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que ha declarado ilegales las actuaciones del Ejecutivo autonómico dirigidas a preparar la consulta alternativa independentista del 9N.

En una rueda de prensa convocada de urgencia tras conocerse la decisión del Alto tribunal -que se ha adoptado por unanimidad-, Mas ha acusado al Estado y a sus instituciones de ser poco democráticas, y ha asegurado que la sentencia "refuerza" el carácter de plebiscito sobre la independencia de Cataluña que pretende otorgar a las elecciones autonómicas anunciadas para el 27S.

"Para nosotros, el Gobierno español no deja de ser un adversario"

"Si ni tan solo podemos preguntar una cuestión de esta categoría y significación, ¿no será que tenemos entonces una democracia de baja intensidad? No podemos hablar de una democracia de alta calidad en el Estado", ha señalado.

Y ha defendido que "Cataluña ha de tener un derecho natural a poder expresarse como país".

Apela a las manifestaciones y al "pueblo de Cataluña"

Mas ha apelado a que hay una mayoría de diputados autonómicos y de ayuntamientos a favor de una consulta secesionista, y ha recordado las manifestaciones independentistas de las últimas diadas.

"Lo que ahora el TC declara fuera de las competencias de la Generalidad no es un capricho del Gobierno [de la Generalidad], del presidente [autonómico] ni de algunos grupos del Parlamento [autonómico], es un mandato democrático recibido del pueblo de Cataluña en las urnas, ampliamente expresado en las calles de Barcelona y Cataluña, ampliamente expresado por los ayuntamientos", ha subrayado.

Acusa al Estado y al Gobierno de "adversario" y "perdonavidas"

Mas no ha ahorrado calificativos contra el Estado y contra el Gobierno:

"Para nosotros, el Gobierno español no deja de ser un adversario. [...] El Estado de forma absolutamente foribunda ha intentado hundir cualquier camino para que el pueblo de Cataluña pudiese ser consultado sobre su futuro. [...] Ante el 9N, el Estado jugó con aquella superioridad, con aquel mirar por encima del hombro, un poco perdonavidas en algunos casos, con que se expresaban los represaban los representantes del Gobierno en aquellos momentos, aparte de algunos tonos de amenaza".

El 9N "no se puede borrar, figura con letras de oro en la historia" de Cataluña

Mas ha sacado pecho por hacer organizado el 9N: "Pese a la sentencia, el 9N salió adelante, se hizo. No se puede anular ni borrar. El 9N está, existió, figura con letras mayúsculas, con letras de oro, en la historia democrática de este país [por Cataluña]. Más de 2.340.000 personas fueron a votar. Eso no se anula ni se cancela ni se borra".

También ha criticado al Gobierno por actuar contra el 9N cuando no tenía "vinculación jurídica", aunque acto seguido ha entrado en contradicción, reconociendo que su intención ha sido en todo momento, y sigue siéndolo, que Cataluña pueda "ejercer su derecho a decidir", lo que va mucho más allá de una mera consulta.

La Constitución, "un callejón sin salida" para los independentistas

Mas ha llegado a la conclusión de que esta sentencia del TC supone que "la Constitución española se ha convertido 37 años después de ser aprobada -más de una generación- en un callejón sin salida para las aspiraciones de una parte muy importante del pueblo de Cataluña", también para "los que están a favor de que el pueblo de Cataluña pueda decidir su futuro, estén a favor o en contra de la independencia".

"Para muchos, la Constitución era aquella avenida amplia que se empezaba a construir y que se podía ir ensanchando a medida que avanzaba el tiempo para ir cubriendo las aspiraciones de autogobierno se ha convertido en un callejón sin salida", ha añadido.

"Queda reforzado el carácter plebiscitario" del 27S

Por todo ello, ha considerado que esta sentencia "cierra todas las puertas" y con ella "queda reforzado el carácter plebiscitario de las próximas elecciones catalanas" porque "no se nos deja ninguna otra vía".

"A los que son contrarios a los que se está haciendo pero favorables a la esencia democrática, les pregunto: ¿Hay algún otro camino para resolver esta cuestión? ¿Véis como no hay ningún otro camino?", ha planteado, dirigiéndose de forma especial "a los escépticos" y a los que dudan de su hoja de ruta rupturista.

Llamamiento a los partidos soberanistas para que apoyen su plan rupturista

En ese sentido, ha hecho un "llamamiento a los partidos favorables al derecho a decidir y de la soberanía de Cataluña para reforzar el carácter plebiscitario de las elecciones" del 27S, y a no "desnaturalizarlas" presentándolas como unas autonómicas "como las de siempre". "Yo no las puedo transformar directamente en plebiscitarias, pero los partidos sí que lo pueden hacer", ha insistido.

"La alternativa es no hacer nada, pero eso es lo peor que podríamos hacer, porque sería dejar pudrir la situación", ha zanjado.

Comentar